Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 30 noviembre |
San Andrés Apóstol
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: El diálogo es algo difícil, sólo los humildes pueden

Young man; girlfriend; video call

© insta_photos I Shutterstock

Radio Vaticano - publicado el 24/01/14

Y "para dialogar es necesario encontrar la mansedumbre, sin gritar", afirma en su homilía en la Casa Santa Marta

No es fácil construir el diálogo con los demás, especialmente si están divididos por el rencor. Pero el cristiano busca siempre este camino de escucha y de reconciliación, con humildad y mansedumbre porque esto es lo que nos ha enseñado Jesús. Es el pensamiento que resume la homilía de Papa Francisco del 24 de enero de 2014 en la casa Santa Marta.

Me rompo pero no me doblo, afirma una cierta sabiduría popular. Me doblo pero no me rompo, sugiere la sabiduría cristiana.

Dos modos de entender la vida: el primero, con su dureza, destinado fácilmente a alzar muros de incomunicación entre las personas, hasta la degeneración del odio.

El segundo, se inclina a establecer puentes de comprensión, incluso después de una pelea, de una discusión. Pero siempre, advierte el papa Francisco, buscando y practicando la “humildad”.

En el centro de la lectura litúrgica y de la reflexión del Papa, encontramos de nuevo el desencuentro entre el Rey Saúl y David.

El segundo, observa el Papa, elige “otro camino, el camino del acercamiento, de aclarar la situación, de explicarse. El camino del diálogo para encontrar la paz”.

“Para dialogar es necesario encontrar la mansedumbre, sin gritar. Y es necesario también pensar que la otra persona tiene algo más que yo».

«David lo pensaba: ‘Él es el elegido del Señor, es más importante que yo’. La humildad, la mansedumbre… Para dialogar, es necesario hacer lo que hoy hemos pedido en la oración, al principio de la Misa: hacerse todo para todos».

«La humildad, la mansedumbre, hacerse todo para todos y, también, aunque no está escrito en la Biblia, sabemos que para hacer estas cosas tienes que tragarte muchos sapos».

«Pero, debemos hacerlo, porque la paz se consigue así: con humildad, la humillación, buscando siempre ver en el otro la imagen de Dios”.

“Dialogar es difícil”, reconoce Francisco. Pero peor que intentar construir un puente hacia un adversario es dejar crecer el rencor hacia él en el corazón».

De este modo, afirma, nos quedamos “aislados en este caldo amargo de nuestro resentimiento”. Un cristiano, sin embargo, tiene a David por modelo, que vence el odio con un “acto de humildad”.

Humillarse es siempre construir puentes, siempre. Siempre. Y esto es ser cristiano. No es fácil. No es fácil. Jesús lo hizo: se humilló hasta el final, nos hizo ver el camino».

«Y es necesario que no pase mucho tiempo: cuando hay un problema, lo más pronto posible, en el momento en el que se pueda hacer, después de que pasó la tormenta, acercarse al diálogo».

«Porque el tiempo hace crecer los muros, como hace crecer la hierba mala que impide el crecimiento del grano. Y cuando los muros crecen es más difícil la reconciliación: ¡es más difícil!”

No es un problema “si vuelan algunos platos”, “en la familia, en la comunidad, en el barrio”, repite el Papa. Lo importante “es buscar la paz lo antes posible”, con una palabra, con un gesto.

Un puente antes que un muro, como el que hace tantos años dividió Berlín. Porque “también, en nuestro corazón, dice Francisco, está la posibilidad de convertirnos en Berlín con su Muro con respecto a los demás”.

“Yo tengo miedo de estos muros, de estos muros que crecen cada día y que favorecen los resentimientos. También el odio».

«Pensemos en este joven David, podría haberse vengado perfectamente, podría haberlo mandado por ahí y, sin embargo, eligió el camino del diálogo, con la humildad, la mansedumbre y la dulzura».

«Pidamos hoy a san Francisco de Sales, Doctor de la dulzura, que nos dé a todos la gracia de construir puentes hacia los demás, nunca muros”.




Te puede interesar:
El Papa: Cerrarse es una forma de resistirse al Espíritu Santo

Tags:
dialogohumildadpapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
OLD WOMAN, WRITING
Cerith Gardiner
Carta de una mujer de 107 años para luchar co...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.