Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 14 abril |
Beato Pedro González (san Telmo)
home iconEspiritualidad
line break icon

Comulgar en la mano no es un sacrilegio

© DR

Julio de la Vega-Hazas - publicado el 22/01/14

A vueltas con un texto de San Juan Crisóstomo sobre la comunión en la mano

A pesar de que grupos o personas bien intencionadas no son partidarias de la recepción de la Sagrada Comunión en la mano, la consideración de este gesto como una herejía o un sacrilegio es falso, como ya aclaraba el padre Julio en un artículo publicado el año pasado, y que invitamos a leer a nuestros lectores. 

Sin embargo, la polémica continúa. Un lector de Aleteia nos mandaba la siguiente pregunta a través de Facebook: "Explíquenme eso teológicamente… yo no logro entender… san Juan Crisóstomo decía en el siglo IV: No tiene sentido que el sacerdote se purifique las manos que van a tocar al Señor, y el que comulga, o sea, el pueblo, con las manos sin lavar recibiéndola…". Por ello, ofrecemos esta segunda respuesta de nuestro experto

Me pregunta por el siguiente texto del Crisóstomo: No tiene sentido que el sacerdote se purifique las manos que van a tocar al Señor, y el que comulga, o sea el pueblo, con las manos sin lavar recibiéndola… . Supongo que lo que no logra entender es lo que con frecuencia pasa hoy en día, cuando se recibe al Señor en la mano, y que se permita a pesar de palabras tan autorizadas.

La verdad es que cuando vi la pregunta me pareció un poco extraño el texto: la redacción no es muy buena, y la aclaración “o sea el pueblo” sonaba a una glosa añadida al texto original. Pero también me resultaba algo extraño el texto mismo: no era una cuestión debatida en el tiempo y lugar de Juan Crisóstomo.

Y no es de extrañar, porque no es un texto literal de San Juan Crisóstomo. El texto original, que forma parte de una homilía, es el siguiente: No tiene sentido purificar con cuidado las manos que pueden tocar al Señor, dejando manchada el alma que recibirá totalmente el Cuerpo del Señor. El que comulga debe tener las manos lavadas y el corazón purificado.

Como puede verse, no se trata solamente de que haya algunas diferencias en el texto, ni siquiera de que el énfasis se ponga en las disposiciones interiores más que en las exteriores, sino de que Crisóstomo está dando por supuesto que se recibe al Señor en la mano. Así era, y así sigue siendo en el llamado rito melquita o griego (sea católico u ortodoxo), que se remonta precisamente a San Juan Crisóstomo. Hay que tener en cuenta que en él se consagra pan fermentado, no ácimo, por lo que lo empleado no son pequeñas formas que facilitan la administración de la comunión en la boca, sino unos pequeños bollitos de pan cuya administración en la boca resultaría difícil. En cualquier caso, dentro de ese rito no existe ningún debate al respecto. 

Recibir la comunión en la mano o en la boca no es propiamente un problema teológico: ninguna de las dos opciones afecta a la doctrina eucarística. Es una cuestión de conveniencia. Personalmente –y siempre en el ámbito del rito latino-, me parece mejor distribuirla en la boca. Pero no hay que convertir la cuestión en un problema teológico, porque no lo es, ni mezclar en ello a San Juan Crisóstomo. Lo que éste decía es que hay que recibir al Señor dignamente tanto en lo exterior como sobre todo en lo interior, y, dando por supuesto que se recibía la comunión en la mano, que lo digno para el sacramento es que esas manos estuvieran bien lavadas. Es difícil, por no decir imposible, estar en desacuerdo con él.  

Tags:
comunionsacramentossantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
3
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
4
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
5
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
6
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
7
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.