Aleteia

Cuba pedirá declarar “zona de paz” a América Latina

© Felipe Fredes
Comparte

La retórica belicista que durante muchos años caracterizó la política exterior cubana empieza a dar un vuelco

En definitiva, la retórica belicista que durante muchos años caracterizó la política exterior cubana empieza a dar un vuelco.  Los cambios económicos –leves pero constantes—que está propiciando La Habana, vienen ahora aparejados al golpe de timón en su política exterior.
 
Alianza hemisférica
 
Lo anterior se refleja en la reciente declaración a la prensa del “número dos” de la política exterior cubana, el viceministro de Exteriores, Abelardo Moreno, quien dijo que La Habana propondrá –durante la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se celebrará entre el 28 y el 29 de enero en La Habana—que se declare "zona de paz" toda el subcontinente americano y El Caribe.
 
Moreno dijo a la televisión cubana que si bien es cierto que desde hace años la región es una zona libre de armas nucleares, sobre todo después de los Tratados de Tlatelolco celebrados en México, para el gobierno que encabeza Raúl Castro esto no es suficiente.
 
"Creemos que es preciso que los jefes de Estado y de Gobierno de la región lleguen al acuerdo de que cualquier conflicto se resuelva por la vía del diálogo, que nunca se llegue al uso de la fuerza", dijo Moreno a la televisión pública de su país.
 
Los 33 países que forman el bloque latinoamericano y del Caribe ya están discutiendo el proyecto de declaración política y el plan de acción para 2014 que deben surgir de la cumbre de La Habana.
 
A lo largo de estos dos días en la Habana, la CELAC abordará 26 comunicados especiales sobre temas como el rechazo al bloqueo económico que Estados Unidos mantiene desde hace más de medio siglo sobre Cuba y la reivindicación soberanista de Argentina sobre las islas Malvinas.
 
Será la tercera cumbre de la CELAC, tras la celebrada en 2013 en Santiago y en 2011 en Caracas, un año después de que la organización regional se creara, en parte, gracias al impulso del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.
 
Signo positivo
 
Los especialistas en política exterior cubana y en política latinoamericana han visto como una señal alentadora el que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, haya anunciado su presencia en la Cumbre del CELAC.
 
Con su presencia en La Habana, Insulza rompe con medio siglo sin visitas oficiales a Cuba por parte de la OEA.  "Insulza respondió afirmativamente a la invitación que fue formulada por el Gobierno de Cuba en su calidad de Secretario 'Pro Témpore' de la CELAC", dijo la OEA en un comunicado.
 
Esta visita se producirá cerca de cinco años después de que la OEA revocara de forma oficial la sanción sobre Cuba que le apartaba desde enero de 1962 del Sistema Interamericano de Derechos Humanos constitucionales.
 
La Habana, sin embargo, se ha negado en varias ocasiones a integrarse en la OEA, cuyo secretario general promovió el levantamiento de la sanción en la 39º Asamblea General de la OEA que tuvo lugar en junio de 2009 en la ciudad hondureña de San Pedro Sula.
 
De todo el Continente americano, solamente Estados Unidos y Canadá no pertenecen a la CELAC, un organismo que nació en 2011 auspiciado por Chávez y sus aliados Evo Morales y Rafael Correa.
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.