Aleteia

República Dominicana da marcha atrás a las deportaciones de haitianos

© DR
Comparte

El gobierno dominicano, sin embargo, advirtió que la nueva medida irá acompañada de un mayo control en las fronteras

Los haitianos que ya residen o trabajan en el vecino país de República Dominicana, la mayor parte de ellos empleados en explotaciones agrícolas y con un país sumido en la más profunda miseria, ya pueden respirar un poco más tranquilos: este fin de semana, el ministro de la Presidencia de República Dominicana, Gustavo Montalvo, anunció la prohibición de las deportaciones de ciudadanos haitianos en situación irregular.
 
El decreto fue expedido por el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, y es fruto de la presión internacional antes la polémica sentencia del pasado 23 de septiembre, por parte del Tribunal Constitucional de República Dominicana quien denegó la nacionalidad a los descendientes de inmigrantes nacidos después de 1929, por lo que ahora serían "ilegales" o estarían "en tránsito". El gobierno dominicano, sin embargo, advirtió que la nueva medida irá acompañada de un refuerzo del control en las fronteras, según los lineamientos de un Plan de Regulación que preveía ambas cuestiones: fin de las deportaciones y rigidez en el paso fronterizo con Haití.
 
El gobierno dominicano ha visto cómo, desde la sentencia, ha habido una fuerte presión internacional, agravada por el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, organismo dependiente de la Organización de Estados Americanos, sobre violaciones a los derechos y a las garantías individuales de los haitianos residentes o hijos de inmigrantes en República Dominicana.
 
Presión y distensión
 
Este mes, un grupo de 25 organizaciones humanitarias envió una carta al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, para que impida la aplicación del fallo del Tribunal Constitucional de la República Dominicana.
 
Para el gobierno dominicano es prioritario impedir la entrada de haitianos de forma irregular.  El ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, dijo a la prensa dominicana que el principal problema para regularizar a los haitianos que penetran en territorio de República Dominicana es que carecen incluso de documentación en su propio país. "Haití tiene pocos registros de sus nacionales", dijo Fadul, algo que se vio agravado después del terremoto que azotó el país en enero de 2010.
 
La población de República Dominicana es de 10 millones de personas 458 mil de las cuales son de origen haitiano. De éstas, solamente 240 mil han nacido en territorio dominicano.  El anuncio del gobierno dominicano se produce un día después del anuncio de que Haití levantó la prohibición que mantenía a la importación de carne de pollo y huevos procedentes de la República Dominicana.
 
El propio ministro Montalvo afirmó que el levantamiento de la veda que impuso el gobierno de Haití a las exportaciones de pollos y huevos obedece a las negociaciones reanudadas en la comunidad de Juana Méndez entre las autoridades dominicanas y haitianas, en las que fue acordado impulsar conversaciones sobre los temas de migración, seguridad fronteriza y el tema de la producción agropecuaria.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.