Aleteia

Dos iniciativas de mujeres en Honduras marcan el rostro de la Iglesia

© DR
Comparte

Ante el día de la mujer hondureña, el próximo 25 de enero

El próximo 25 de enero es el día en que, en el calendario de Honduras, se reconoce y se festeja a las mujeres.  Es el día especialmente dedicando a la mujer hondureña, quien representa poco más del 50 por ciento de la población de ese país centroamericano.
 
Como en buena parte de los países de Centro América, en Honduras a sesenta años de haber obtenido sus derechos ciudadanos mediante su participación electoral, la pobreza tiene rostro de mujer aunque las mujeres están adquiriendo un papel preponderante.
 
“Hay quienes brillan en los diferentes campos de la cultura, la ciencia, la academia, las artes, pero también, la generalidad, en silencio enfrenta los grandes desafíos de la pobreza y la violencia y son las que mantienen la mayoría de los hogares del país”, escribe Suyapa Guadalupe Banegas, en el periódico semanario “Fides”, decano de la prensa hondureña.
 
Ex reclusas por la reinserción social
 
Es el propio semanario católico quien constata dos iniciativas emprendidas por mujeres que dan cuenta del trabajo y del “genio femenino” al interior de la Iglesia  católica de Honduras.
 
La primera de estas iniciativas consiste en que un grupo de mujeres, todas ex-reclusas han echado a andar una organización civil que se propone la re-integración social.
 
La semana pasada en la parroquia de la Sagrada Familia, en Tegucigalpa, la capital de Honduras, se reunieron para elegir el consejo directivo e iniciar a trabajar para encontrar los puntos clave que les ayudaran a conseguir un trabajo digno.
 
En esta reunión han participado también el padre Hermer Sorto, presidente del Instituto Hondureño de Doctrina Social Católica y el hermano Marcos Reniery encargado de la Pastoral Penitenciaría, además había otras autoridades civiles que tienen el objetivo de ofrecer asistencia.
 
Estas 93 mujeres, después de estar en la cárcel por haber cometido algún delito, ahora piden a la sociedad que les den la oportunidad para cumplir con un trabajo, sin discriminación alguna.
 
Madres y maestras por la paz
 
El otro programa es el de “Madres Maestras”, un proyecto que da la oportunidad para que las mujeres puedan colaborar en centros educativos de niños conocidos como JAPAIC (Jardín de Párvulos de la Iglesia Católica).
 
“Madres Maestras” consiste en una formación a mujeres que viven en zonas donde no hay centros educativos. Cuando estas voluntarias tienen la preparación necesarias, acuden a los JAPAIC en sus comunidades cercanas.
 
Actualmente, informa el semanario católico, hay 22 JAPAIC en la Diócesis de San Pedro Sula, ubicados en Villanueva, San Manuel Choloma y zonas de bajos recursos en San Pedro Sula. Los niños que reciben esta educación están en edades de 3 a 6 años.
 
Hay que recordar que en la última clasificación mundial de ciudades violentas, San Pedro Sula fue nombrada como la ciudad más violenta del mundo, de tal suerte que el proyecto “Madres Maestras” puede ser un detonador de paz en la diócesis.
 
Martha Cantillano –una de las integrantes de “Madre Maestras”–informó al semanario hondureño que este año se abrirá un nuevo JAPAIC en la colonia Kitur, del sector de Rivera Hernández.
 
Con  éste ya son seis centros ubicados en la Rivera Hernández. “Se abrirá otro en el Bordo de la Bogran, colonia La Paz de Cristo. También se reactivará el jardín de Chamelecon, llamado Carita Feliz”, agregó.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.