Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Francisco Javier
home iconEspiritualidad
line break icon

La 'Mano de Dios' y la ‘Partícula de Dios’: ¿demostraciones de su existencia o “regalos” de Él?

© DR

Forum Libertas - publicado el 17/01/14

¿Por qué la divulgación científica tiene tanto interés en aproximar sus descubrimientos al concepto de Dios? Una aclaración teológica: son consecuencias de su existencia, no su existencia misma

La NASA ha hallado recientemente, gracias a su telescopio espacial de rayos X NuSTAR, lo que se ha resuelto en llamar la “Mano de Dios”. La imagen, ciertamente, se presta a la fabulación: unos dedos verdes -con el dedo gordo perfectamente distinguible del índice, el anular y el corazón- rozan una nube rojiza ubicada a unos 17.000 años luz de la Tierra.

Científicamente hablando, la mano sería producto de la explosión de una estrella en una supernova y la posterior expulsión de una enorme nube de materia cósmica, visible en la zona azul de la imagen, según explica la agencia espacial estadounidense, citada por el portal Space.

Es curioso observar como los descubrimientos científicos son dados a querer aproximarse al concepto de Dios y su existencia, aunque sea en la nomenclatura popular con la que trascienden a los medios. En 2012, por ejemplo el descubrimiento científico de la existencia del bosón de Higgs trascendió en los medios como “la partícula de Dios”. El descubrimiento en cuestión confirmaba la teoría propuesta por un grupo de científicos encabezados por Petter Higgs en 1964.

La pregunta que surge es por qué la ciencia tiene tanto interés de encontrar a Dios mismo en la creación, y fantasea con ello. La realidad es que estos descubrimientos, desde una perspectiva católica no son Dios mismo sino la consecuencia de la existencia del Dios creador que los creó.

Cuando se descubrió el bosón de Higgs el sacerdote jesuita Guy Consolmagno, astrónomo y portavoz del Observatorio Vaticano, tuvo que señalar que, a pesar de que no tiene directa relación con la teología o la revelación, el descubrimiento científico llamado por algunos como "la partícula de Dios" es un logro importante.

El sacerdote jesuita aclaró que el descubrimiento, a pesar de su apodo, "no tiene nada que ver con teología o con Dios", en ningún sentido directo. "El nombre ‘la partícula de Dios’ fue dado por Leon Lederman como una broma", recordó el astrónomo del Vaticano. "Era básicamente un título provocativo para un libro que él estaba escribiendo sobre física de partículas".

El P. Consolmagno señaló que Lederman "dijo que si hubiera una partícula que podría existir, que pueda explicar todas las pequeñas cosas que queríamos explicar, eso sería un regalo de Dios. Es una metáfora y no tiene nada que ver con la teología".

La "Mano de Dios”, una imagen preciosa de la Creación

"La 'Mano de Dios' es una nebulosa que se encuentra a 17.000 años luz de distancia de la Tierra", según explicó el Observatorio de rayos-X Chandra de la NASA, que además indicó que las imágenes de las partes verdes y rojas de este cuerpo celeste se lograron capturar gracias a la utilización de rayos-X de baja energía.

Se cree que la iluminación captada por los rayos X es el resultado de la interacción del material expulsado tras la explosión de la estrella con los campos magnéticos cercanos. Sin embargo, los científicos de la NASA no están seguros de si el material expulsado de hecho ha tomado la forma de una mano o de si su interacción con las partículas del púlsar de una nebulosa de viento hace que se vea de esa forma.

"No sabemos si la forma de la mano es una ilusión óptica, pero con NuStar [telescopio espectroscópico de gama nuclear, por sus siglas en inglés] la mano se ve más como un puño, lo que nos está dando algunas pistas", indicaron los investigadores.

Los investigadores esperan que la Mano de Dios ayude a proporcionar muchos más detalles sobre el fenómeno de los agujeros negros y la forma en que "crecen e interactúan con las galaxias".

Por Juan Francisco Jiménez Jacinto. Artículo publicado originalmente por Forum Libertas 

Tags:
diosuniverso
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.