Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 22 enero |
Santa Inés
home iconEspiritualidad
line break icon

La Confirmación: ¿Un sacramento para desertores?

Alessia GIULIANI/CPP/CIRIC

<span class="standardtextlabel">Titre:</span> <span class="standardtextnolink">Fran&ccedil;ois c&eacute;l&egrave;bre une messe &agrave; Saint-Cyrille d&#039;Alexandrie &agrave; Rome</span> <table border="0" cellpadding="2" cellspacing="0" width="100%"> <tbody> <tr> <td valign="top"> <span class="standardtextlabel">Date de cr&eacute;ation:</span> <span class="standardtextnolink">02/12/2013</span></td> </tr> </tbody> </table> <table border="0" cellpadding="2" cellspacing="0" width="100%"> <tbody> <tr> <td valign="top"> <span class="standardtextlabel">L&eacute;gende:</span> <span class="standardtextnolink">01 d&eacute;cembre 2013 : Pour sa deuxi&egrave;me visite &agrave; une paroisse de Rome, Fran&ccedil;ois se rend dans la paroisse romaine Saint-Cyrille d&#039;Alexandrie o&ugrave; il c&eacute;l&egrave;bre une messe au cours de laquelle il administre le sacrement de la confirmation &agrave; neuf adolescents. Rome, Italie.<br /> <br /> December 1, 2013 : Pope Francis celebrates a mass at the Parish Church of St. Cirillo Alessandrino in Rome, Italy.</span></td> </tr> </tbody> </table> <table border="0" cellpadding="2" cellspacing="0" width="100%"> <tbody> <tr> <td valign="top"> <span class="standardtextlabel">R&eacute;f&eacute;rence:</span> <span class="standardtextnolink">255326</span></td> </tr> </tbody> </table> <table border="0" cellpadding="2" cellspacing="0" width="100%"> <tbody> <tr> <td valign="top"> <span class="standardtextlabel">Sous-titre:</span> <span class="standardtextnolink">255286</span></td> </tr> </tbody> </table> <span class="standardtextlabel">Stock:</span> <span class="standardtextnolink">Ciric International</span>

Flaviano Amatulli Valente - publicado el 13/01/14

Gran parte de los que se confirman ya no vuelven más por la Iglesia

Se trata de un hecho a la vista de todos: los muchachos acuden a la catequesis, se preparan para recibir el sacramento de la confirmación para volverse en “soldados de Cristo” y después ¿qué pasa? Que ya no vuelven.

¿Hasta cuándo? Hasta que algún día no se decidan a casarse por la Iglesia. Entonces, para muchos se trata de un sacramento de despedida de la práctica de la vida cristiana o de un simple requisito para casarse por la Iglesia.

¿Qué hacer, entonces, ante esta realidad, tan generalizada? Revisar todo el sistema de educación en la fe, juntando teoría y práctica. En realidad, para volverse en unos verdaderos “discípulos y misioneros de Cristo”, no es suficiente conocer la enseñanza de Cristo; es esencial entrenarse para vivir según el Evangelio.

Es lo que propone el texto “Ven, Espíritu Santo”, en que se señala la manera concreta de poner en práctica las Obras de Misericordia (espirituales y materiales), vivir la Santa Misa, participar en algún encuentro de oración con los grupos presentes en la parroquia, etc.

La Biblia como texto básico

Es otra novedad que propone el folleto “Ven, Espíritu Santo”: utilizar la Biblia como texto básico y todo lo demás como subsidio. Se trata, entonces, de una auténtica revolución en el campo catequético, poniendo la Palabra de Dios al centro de todo, una Palabra, sin duda, “viva y eficaz” (Heb 4, 12).

Al mismo tiempo, precisamente teniendo en cuenta la Palabra de Dios, se proponen los contenidos básicos de nuestra fe: el amor de Dios, Cristo como nuestro único Salvador y Señor, el papel del Espíritu Santo en nuestra vida, la importancia de pertenecer a una pequeña comunidad cristiana para vivir la fe en plenitud, etc. Como es fácil notar, se trata de una auténtica aventura en el Espíritu.

Hagan la prueba

Como nos amonesta la Palabra de Dios, “hagan la prueba” (Sal 34, 9) y se darán cuenta personalmente de la urgencia de un cambio tan trascendental en nuestro sistema de catequesis, con miras a formar a verdaderos católicos y no a católicos de pantalla.

Ya muchos están utilizando el texto “Ven, Espíritu Santo”, ya traducido a distintos idiomas, con resultados sorprendentes. Hagan la prueba. Les garantizo que no se arrepentirán.

Más información sobre el libro en Apóstoles de la Palabra

Tags:
confirmacionsacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Rodrigo Houdin
Sacerdote tras la explosión: “Estoy atrapado en el quinto piso, r...
2
CHRISTIAN TOMBSTONE
Francisco Vêneto
Encuentran en Israel una losa de 1.400 años con una inscripción m...
3
MARTIN LUTHER KING
Jorge Graña
¿Sabías que Martin Luther King apreciaba mucho el Rosario?
4
TudoSobreMinhaMae.com
Cómo desarmar el berrinche de tu hijo con una pregunta
5
LIBBY OSGOOD
Sandra Ferrer
Libby Osgood, la científica de la NASA que se hizo monja católica
6
AGUILAR
Alvaro Real
España: ¿Por qué retiran una cruz de la puerta de este convento?
7
COUPLE
Orfa Astorga
¿Qué hacen los matrimonios que quieren seguir queriéndose?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.