Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 18 junio |
Santos Marco y Marcelino
home iconEspiritualidad
line break icon

Me confieso una y otra vez de lo mismo…

YOUNG MAN,STRESSED

Sabphoto | Shutterstock

Julio de la Vega-Hazas - publicado el 08/01/14

Respuesta a una duda de un lector de Aleteia sobre la confesión

¿Es perdonado el pecado si caemos muchas veces en el mismo y siempre lo tratamos de evitar pero caemos, sin quererlo? (pregunta enviada a la página web de Aleteia).

Dios perdona siempre al pecador arrepentido. Si el arrepentimiento es sincero, no hay límite en el número de veces que se puede recibir el perdón divino en el sacramento de la Penitencia, y eso no cambia aunque se repita el tipo de pecado.

Con esto parece que se puede dar por respondida la pregunta, pero conviene hacer algunas aclaraciones, pues la formulación de la pregunta no es muy precisa.




Te puede interesar:
Papa Francisco: no importa cuántos errores cometas Dios te perdona

La primera consiste en señalar que en realidad no hay pecado “sin quererlo”. Siempre hay una intervención de la voluntad consintiéndolo; de lo contrario, no se podría hablar de “pecado”.

Lo que sucede en realidad es que el ser humano depende mucho –desde luego, más de lo que solemos estar dispuestos a reconocer- de los hábitos.

Estos, según sean buenos o malos, facilitan o dificultan el buen comportamiento. Cuando son moralmente buenos se llaman virtudes: en caso contrario, vicios.

Y el caso es que la reiteración en el pecado produce vicios. El vicio debilita la voluntad, de forma que inclina a la reiteración del pecado y debilita la capacidad de oponerse a él. Y la reiteración refuerza el vicio. Se explica bien así el origen de la expresión “círculo vicioso”.

Sin embargo, se puede salir de él, si se cuenta con la gracia divina, incluyendo por supuesto la recibida en el sacramento de la Penitencia.

Es una lucha interior en la que suele haber altibajos, pero cuando hay una voluntad de poner los medios y la necesaria paciencia, se remonta la situación y se acaba venciendo.

Eso sí, hay que contar con el tiempo; como dice el viejo refrán castellano, “la plaza de Zamora no se tomó en una hora”.




Te puede interesar:
¿Estamos realmente listos para obtener el arrepentimiento?

Todo confesor con un mínimo de experiencia sabe esto, y sabe distinguir bien entre la falta de propósito de enmienda –que haría inválida la confesión- y la previsión de que, aunque uno en verdad quiera enmendarse, puede haber recaídas, quizás sin que medie mucho tiempo.

Hace falta que también el penitente lo entienda, y entienda asimismo dos cosas.

La primera, que no es la confesión propiamente dicha la que propicia el perdón de los pecados, sino la contrición de los mismos manifestada en su acusación.

Y la segunda, que la contrición no es incompatible con la debilitación de la voluntad producida por el vicio ni con el pronóstico poco favorable debido a ella.

Quizás se podría añadir que para evitar el autoengaño y la desesperanza en situaciones de este tipo –a veces puede faltarnos objetividad-, es muy recomendable tener un confesor fijo que verdaderamente nos pueda ayudar.




Te puede interesar:
¿Necesito un director espiritual?

¿Podría suceder que un vicio, en vez de “conformarse” con debilitar la voluntad, llegara a anularla? Sí, podría suceder, pero entonces entramos ya en el campo de la patología, y haría falta una ayuda especializada, sobre todo médica, para salir airoso del problema.

Términos como alcoholismo o ludopatía nos lo recuerdan. Si las cosas llegan a ese extremo, el deseo sincero de superarlo pasa por buscar y aceptar esa ayuda.


PSYCHOLOG

Te puede interesar:
Psicólogo, psiquiatra, director espiritual… ¿A quién y cuándo pedir ayuda?


ADDICTION

Te puede interesar:
De la normalidad a la adicción

Tags:
confesiondummies fepecado
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
6
SERCE JEZUSA W AUSCHWITZ
J.P. Mauro
La celda 21 de Auschwitz todavía tiene grabado un Sagrado Corazón
7
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.