Aleteia

EE.UU.: El matrimonio gay gana terreno en la opinión pública, incluso entre los católicos

Cindy Hughes
Comparte

La encuesta del Pew muestra que 51% de los estadounidenses están a favor de este tipo de “matrimonio”

De acuerdo con las encuestas realizadas por el Pew Reserch Center y que han sido reproducidas por el Religion News Service (RNS), dos temas dominaron la opinión pública en temas sociales en Estados Unidos el año pasado: los matrimonios del mismo sexo y la inmigración.
 
En ambos debates, junto con el debate en contra del “mandato” abortista de la reforma de salud emprendida por el presidente Obama, los católicos han enfrentado una dura batalla, no solamente externa, sino también interna: la pertenencia a la Iglesia católica no está en su mejor momento, aunque la influencia del Papa Francisco haya detenido la caída que se estaba dando casi en picada en Estados Unidos.
 
Matrimonios del mismo sexo al alza
 
Por vez primera en la historia, durante 2013 el porcentaje de personas que están a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo rebasó –ligeramente—el 50 por ciento.  La encuesta del Pew mostro que 51 por ciento de los estadounidenses están a favor de este tipo de “matrimonio” mientras que 42 por ciento se opone.
 
Por otra parte el número de estados que permiten el matrimonio del mismo sexo se dobló durante 2013.  De nueve que lo permitían al iniciar el año, 18 terminaron el año aceptándolo.  Una polémica decisión de la Suprema Corte de Estados Unidos ha obligado al gobierno federal de este país a tratar legalmente de la misma manera a las parejas homosexuales que a las heterosexuales.
 
Entre las diversas confesiones religiosas estadounidenses, hay, también un aumento en la aceptación social del matrimonio gay.  Los católicos y los protestantes blancos han aumentado considerablemente en este renglón: 50 por ciento lo aceptan, en comparación con el 40 por ciento que lo hacían hace una década.  Los evangélicos blancos lo aceptan en 32 por ciento mientras que los protestantes negros lo hacen en 23 por ciento.
 
Quizá el tema de la aceptación por parte de los católicos tenga que ver con que, por cuatro décadas consecutivas, el porcentaje de estadounidenses que se declaran “fuertemente católicos” está por el 27 por ciento, mientras que los protestantes conservan un 54 por ciento de fuerte identidad con sus creencias y con sus iglesias.
 
Inmigración: un tema candente
 
Esta semana se desarrolla la Semana Nacional de Migración por parte del Ministerio encargado por la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos.  Es una cita anual que cada día se vuelve más importante, no solamente para mostrar el “músculo” en este tema, sino para articular una de las pocas voces profundamente ligadas a los derechos humanos de los migrantes como es la voz de la Iglesia católica.
 
En estos momentos, con una población de 317 millones de habitantes, Estados Unidos es la casa de 40.4 millones de inmigrantes, un 12 por ciento del total de la población.  La Iglesia católica, junto con otras denominaciones religiosas, incluyendo a los evangélicos, a los cristianos e incluso a las comunidades judías y de múltiples religiones se han constituido en el bastión de una reforma migratoria comprehensiva.
 
El tema de la deportación ha sido el caballo de batalla de miles de voces en todo el país: la administración de Obama ha deportado ya –en sus dos períodos—a dos millones de inmigrantes, dejando miles de niños en el desamparo. Los centros de detención de migrantes se han convertido en verdaderos campos de batalla entre quienes protestan contra las deportaciones y la policía.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.