Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 18 junio |
Santos Marco y Marcelino
home iconEspiritualidad
line break icon

La Palabra de Dios es eficaz… también ante el pelotón de fusilamiento

© DR

Gerardo Rodríguez - publicado el 18/12/13

Un sacerdote polaco se salvó de la (primera) ejecución por los nazis al pronunciar las palabras de Jesús en la Cruz

Con el comienzo de la segunda guerra mundial el padre Juan Hamerski, párroco de Wtelno, corrió la misma suerte que la gran mayoría de los sacerdotes polacos de la martirizada diócesis de Chelmo (hoy Pelplin). Fue arrestado por los alemanes, encarcelado en Byszewo, luego en Koronowo. De allí fue llevado con la intención de ser fusilado en una zanja en los alrededores de Mochla.

Era consciente de su destino y así lo explicó a sus feligreses después de su liberación: "Yo sabía, ya en el camino, lo que me esperaba. Me encomendé a la Divina Misericordia, preparándome para la muerte. Cuando me pusieron en la zanja, y estaban a punto de dar la orden de fuego, todavía les pedí un poco de tiempo para hacer una oración antes de morir. Cuando manifestaron su consentimiento, repetí en voz alta las palabras de Cristo: "Dios, perdónalos porque no saben lo que hacen”.

"Ante estas palabras se despertó la conciencia de uno de ellos y después de hablar con los otros torturadores se acercó hasta mí y me dijo que me están perdonando la vida, pero tengo que desaparecer de aquí, huir, para que nadie me vea y no se sepa de mi existencia. Pero yo les respondí que debían hacer lo que les habían ordenado, o bien lo que la conciencia les dicte, porque yo no voy a dejar arbitrariamente mi parroquia, ya que Dios me envió allí y sólo Dios me puede sacar de ella".

Entonces desistieron de la ejecución y le permitieron regresar a Wtelno. Después de este suceso, muchos feligreses amablemente le insistieron a su pastor para que se escondiese, sin embargo él quiso permanecer en su parroquia.

En la mañana del 7 de octubre de 1939 fue arrestado otra vez y ese mismo día lo fusilaron en un bosque cerca de Tryszczyn.
Esta postura de buen pastor que no abandona a su rebaño fue una constante en los días de la invasión y en los primeros meses de la ocupación y honra a todo el clero polaco. Porque permanecer en el lugar de trabajo pastoral muchas veces significó el martirio. A lo largo de estas entregas vamos a ir señalando otros ejemplos

Generalmente se dan breves datos biográficos pero hoy quiero señalar el extensísimo campo pastoral, social y patriótico en que se desempeñó este sacerdote.

Juan Hamerski nació el 7 de marzo de 1880 en Brusy, en el seno de una familia profundamente nacionalista, cuyo padre Vicente fue profesor y organista y su madre se llamaba Bárbara Cysewski. Se educó en el Colegio Mariano de Pelplin (1892-1898), y en la escuela secundaria en Chojnice.

En el tiempo de la escuela secundaria enseñaba a sus compañeros más jóvenes literatura e historia polaca. Después de graduarse de bachiller entró en el Seminario Mayor de Pelplin. Allí demostró sus habilidades en la conducción de las actividades literarias y culturales y en la redacción del periódico clerical "Búho". Era un hombre que sabía cómo servirse de la palabra. Fue ordenado sacerdote el 25 de marzo de 1906.

Se desempeñó como vicario primero en Czluchow, luego en Lignowo cerca de Pelplin, en Bzowo, donde durante un tiempo fue administrador de la parroquia, y después de un año de trabajo pastoral en Kisielice cerca de Prabut fue nombrado párroco de Wtelno cerca de Koronowo el 16 de febrero de 1916

Se hizo famoso especialmente como buen predicador. Aprovechó su talento en la oratoria y las condiciones de su voz para predicar en su parroquia y fuera de ella, hablaba en reuniones públicas, encuentros, y diversas celebraciones, gustosamente se ofrecía como predicador en los jubileos sacerdotales y en las festividades religiosas.

Se hizo conocer rápidamente como un celoso sacerdote y activista patriótico: daba catequesis, predicaba, visitaba a los enfermos y administraba los sacramentos. Como sacerdote exigía mucho de sí y de los demás, todos eran tratados de manera justa y con un profundo respeto.

Siempre vivió muy intensamente junto con los niños las celebraciones de la Primera Comunión. En su parroquia animaba a unirse a la Cofradía del Rosario, a participar activamente en la Fraternidad de la Templanza y en el Apostolado de la Oración. Cuidaba de la juventud, lo que se evidenció en la fundación de la Acción Católica de Jóvenes (ramas masculina y femenina). Los testigos recuerdan que para los jóvenes era un verdadero amigo y como buen amigo exigía mucho de ellos.

El entonces obispo diocesano, Stanislaw Wojciech Okoniewski lo nombró decano del distrito de Fordon. Se desempeñó en este cargo durante los años 1937-1939. Como nacionalista y patriota fue presidente del Consejo Popular Polaco de Wtelno, pertenecía al Consejo Popular del Distrito de Bydgoszcz.

Tomó parte activa en la vida política, fue miembro del Parlamento del Distrito de Bydgoszcz. Se hizo cargo de numerosas organizaciones sociales, entre otras en su parroquia se ocupó del Círculo Agrícola. Por sus actividades patrióticas el padre Juan Hamerski fue distinguido con la Cruz de Oro al Mérito, y también con la Cruz de la Independencia, la medalla del Frente de Pomerania y la Gran Polonia de la Sociedad de Agricultores.

Asi todas estas actividades fueron interrumpidas por la Segunda Guerra Mundial.

El guardabosque Henry Bolcek de Tryszczyn encontró y señaló el lugar de la ejecución. El mismo hombre que después de la guerra indicó el lugar de la ejecución de 800 a 1000 polacos, principalmente habitantes de Bydgoszcz y judios asesinados por los nazis en los bosques de Tryszczyn. Gracias al guardabosque después de la guerra fueron exhumados los restos del padre Juan Hamerský y fue enterrado en el cementerio junto a la iglesia de Wtelno.

Pertenece al segundo grupo de mártires polacos asesinados por odio a la fe durante el nazismo. El proceso diocesano ya ha concluido. Ahora se encuentra en fase romana.

Tags:
poloniasacerdotesegunda guerra mundial
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
6
SERCE JEZUSA W AUSCHWITZ
J.P. Mauro
La celda 21 de Auschwitz todavía tiene grabado un Sagrado Corazón
7
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.