Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La Iglesia esté presente donde se decide el futuro, pide el Papa

© ServizioFotograficoOR/CPP
December 2, 2013 : Pope Francis pose with the Bishops of the Episcopal Conference of the Netherlands during their visit "ad limina Apostolorum" in the Vatican.

EDITORIAL USE ONLY. NOT FOR SALE FOR MARKETING OR ADVERTISING CAMPAIGNS.
Comparte

Al recibir a los obispos de los Países Bajos

El Papa Francisco recibió ayer lunes en audiencia a un grupo de prelados de la Conferencia Episcopal de los Países Bajos en visita ad limina. Explicó cómo acompañar a las personas que sufren el vacío espiritual y están buscando el sentido de la vida: “escuchándoles, para compartir con ellos la esperanza, la alegría, la capacidad de seguir hacia adelante que Jesucristo nos ofrece”.
 
En la sociedad de los Países Bajos, “fuertemente caracterizada por la secularización”, el Papa invitó a los prelados a “estar presentes también en el debate público, en todos los ámbitos en los que está en causa el ser humano, para hacer visible la misericordia de Dios y su ternura por cada criatura".

"Como he afirmado a menudo, la Iglesia se expande no con el proselitismo, sino con la atracción -dijo-. Es enviada a todos los lugares para despertar y mantener la esperanza. De ahí la importancia de alentar a vuestros fieles a aprovechar las ocasiones de diálogo estando presentes en los lugares en los que se decide el futuro; así podrán dar su aportación en los debates sobre las grandes cuestiones sociales relacionadas, por ejemplo, con la familia, el matrimonio, el fin de la vida".
 
“En un país rico bajo tantos aspectos, la pobreza afecta a un número creciente de personas. Valorad la generosidad de los fieles para llevar la luz y la compasión de Cristo a los lugares donde la esperan y, en particular, a las personas más marginadas -señaló-. Además, la escuela católica, dando a los jóvenes una sólida educación, seguirá favoreciendo su formación humana y espiritual en un espíritu de diálogo y fraternidad con aquellos que no comparten su fe”.
 
Después de reafirmar la importancia de “avanzar por el camino del ecumenismo”, el Santo Padre recordó a los obispos que el futuro y la vitalidad de la Iglesia en los Países Bajos depende también de las vocaciones sacerdotales y religiosas, haciendo hincapié en que es “imprescindible” que estén cerca de su presbiterio, escuchándoles y guiándoles si lo necesitan.

“No olvidéis -añadió- salir también al encuentro de los que no se acercan; algunos de ellos, desgraciadamente, no han cumplido su compromiso”.
 
“De forma particular -concluyó- quiero expresar mi compasión y asegurar mis oraciones a cada una de las personas víctimas de abusos sexuales y a sus familias; os pido que continuéis ayudándolas en su doloroso camino de curación, emprendido con valor”.
 
 
Artículo publicado originalmente por Radio Vaticano 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.