Aleteia

¿Por qué hay una ausencia pavorosa de políticos católicos?

© Mi.Ti./SHUTTERSTOCK
Comparte

Un seminario en España sobre la “Pacem in Terris” muestra algunas de las “excusas”

“Hay muchos católicos que no entran en política por egoísmo”, así de duro se mostraba el filósofo Teófilo González Vila durante el seminario “Medio siglo de Pacem in Terris”, organizado por el Instituto CEU de Humanidades Ángel Ayala.
 
Para el filósofo Teófilo González Villa, la asunción de un compromiso político es una “exigencia” para el católico, aunque se mostró contrario a la formación de un partido confesional. Según explicó, aunque la política debe interpelar al católico, se aprecia en España “una ausencia pavorosa de políticos católicos".
 
No es porque no existan personas capacitadas, explicó González Villa, sino que el problema es más de “excusas” que se encuentran detrás de una primacía de los intereses personales sobre la disposición de servicio. “Hay muchos católicos que tienen vocación y capacidad para la política y no entran en ella por egoísmo”.
 
Otra de las críticas que hizo el ponente fue hacia la postura de aquellos que evitan pronunciarse políticamente según sus creencias y la de quienes rehúyen la política por ver en ella algo sucio: “El que dice que no entra en política por no mancharse las manos, se está manchando por el hecho de no entrar”.
 
Para González Vila debería articularse la acción de los políticos católicos según una “unidad negativa” entre todos ellos, porque ninguno debería ir “en contra de la moral católica”; pero explicó que “a partir de los mismos principios” se puede optar por diversas soluciones.
 
No obstante esto, en su opinión, debería llevarse a cabo en distintos partidos y no formar un partido político confesional católico: “Si montáramos un partido de estas características nos estaríamos contradiciendo”, porque supondría poner bajo un sello confesional las “exigencias de moral natural”. Esto sería, “dar la razón a los laicistas”, ha expuesto el ponente, añadiendo que “no hay ninguna razón que justifique un partido confesional”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.