Aleteia

DeClausura: «torno online» con productos de los conventos de España

© DR
Comparte

Dulces, artesanía,… en http://www.declausura.com

¿Quién no ha probado los riquísimos dulces que se producen a diario en los monasterios y conventos de clausura españoles? 
Para acercar estos variados y selectos productos a la gente nació DeClausura(www.declausura.com), que se define como "un espacio de ayuda a monasterios y conventos para dar a conocer la belleza de esta silenciosa realidad de la Iglesia". 

Los pasados días 15 y 16 de noviembre realizó en la calle general Pardiñas de Madrid un ´pop up´ o venta breve de sus productos.

"Fue todo un éxito tanto por la acogida por parte de los visitantes como por la aceptación de los productos", afirma Mónica Artacho, portavoz del equipo de DeClausura. "El número de personas que visitaron la exposición superó todas nuestras expectativas", explica. "En el evento presentamos una cuidadísima selección de productos así como productos nuevos que tuvieron una aceptación extraordinaria".

Variados productos delicatessen

En particular, fue muy bien acogida la sección de delicatassen. Los visitantes se sorprendían por el diseño de los productos y la creatividad de los conventos: "Aceitunas y rocas de chocolate, palitos de naranja, mermeladas de sabores tan originales como la pera con canela o de tomate, tabletas de chocolate blanco con yogur o a la menta, nueces con miel, torta imperial bañada en chocolate… Y una amplia gama de pastas de té, hojaldres finísimos, y pastas variadas". 

La variada oferta no termina ahí. Continúa Artacho: "También les sorprendió el aceite de oliva, los pimientos dulces para cocinar o las salsas para carnes… Y el queso, ¡que desapareció volando!". Ahora que se avista en el horizonte la Navidad, no faltaron los productos más conocidos de los conventos: turrones, polvorones, mazapanes, etcétera. 

Figuras religiosas de las Hermanas de Belén

Pero en los conventos no sólo fabrican bienes para el paladar. También se cultiva la artesanía. En este ´pop up´, detalla Artacho, "fue increíble el éxito de las figuras religiosas de las Hermanas de Belén. Se vendieron muchísimas vírgenes preciosas de distintos tamaños y estilos, medallas de marfilina y de plata, y por supuesto los belenes". 

En el evento se expusieron toda la gama de figuras de la que disponen estas hermanas. Algunos clientes se llevaron piezas de gran tamaño. 

También llamó mucho la atención la parte de la ropa de bebé. "Se vendieron muchas prendas diferentes, pero lo más importante fue ver el entusiasmo con el que fueron recibidas nuestras canastillas de nacimiento que montamos a medida según presupuesto".

Cestas de Navidad Gourmet

Este mes pre-navideño lo afrontan con ilusión y con ideas nuevas: "Esta Navidad hemos apostado por las cestas Gourmet.  Al contar con una gran variedad de productos, nos podemos adaptar a cualquier tipo de cestas, desde pequeños detalles hasta cestas más elaboradas".   

Y también cuidan con predilección los belenes de diferentes modelos y tamaños porque creen que cumplen con la doble misión esencial de DeClausura: venta de productos para ayudar a los conventos y monasterios, y difusión de la vida de oración y contemplativa que se lleva en ellos. 

"La venta de estos productos en la mayoría de los casos es fundamental para el sostenimiento de dichos conventos y monasterios, ya que es el único ingreso con el que cuentan", asegura Artacho.

Un showroom y un torno on line

La iniciativa, de la Fundación Summa Humanitate, lleva dos años en esta labor de servicio. Cuenta con un establecimiento o showroom permanente en la calle Serrano, 143, de Madrid. Y, además, con una tienda digital o torno on line en el que ofrece su amplia gama de productos, que se puede visitar aquí.
 
 
Artículo publicado originalmente por Religión en Libertad.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.