¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

La violencia en Michoacán hace que las familias se refugien en las iglesias

© DR
http://lamericalatina.net/category/documentario-2/
Comparte

Se ha desatado una ola de violencia que ha tenido en la Iglesia católica la única voz de esperanza y de denuncia

En Michoacán, Estado mexicano del occidente del país, se ha desatado una ola de violencia que ha tenido en la Iglesia católica la única voz de esperanza y de denuncia.
 
Un número de personas se han visto desplazadas de sus comunidades a consecuencia de la violencia por el enfrentamiento de las bandas de narcotraficantes con grupos de autodefensa y con las fuerzas militares federales, desplegadas en la entidad y, sobre todo, en la región de Tierra Caliente, donde existen comunidades que han tenido que usar las iglesias y los templos católicos como último refugio ante la inseguridad en que viven.
 
Grupos de autodefensa y criminales se enfrentan
 
El gobernador del Estado de Michoacán, Fausto Vallejo, quien se ha declarado católico sin complejos, confirmó que familias de diferentes comunidades de la población de Tancítaro se han refugiado en iglesias de la cabecera municipal, ante la inseguridad que se presentó en esa localidad el pasado fin de semana.
 
En entrevista, el mandatario estatal explicó que son las autoridades municipales las encargadas de dar atención a estas personas. Vallejo no detalló el número de personas que se han visto desplazadas de sus comunidades a consecuencia de la violencia y sólo comentó que es el edil Salvador Torres, quien ha dotado de alimentación y cobijo a estas personas que se encuentran refugiadas en diverso templos de la zona.
 
Tancítaro se mantiene sin vigilancia formal luego de que los grupos de autodefensa expulsaron a la policía municipal, en tanto que en los accesos al municipio permanecen filtros del Ejército mexicano, según han informado diarios de la región y de la cabecera estatal que es la ciudad de Morelia.
 
En este orden de ideas, el arzobispo de Morelia, monseñor Alberto Suárez Inda, pidió a la población a “ponerse al seguro y a estar atentos por la situación de inseguridad que prevalece en las zonas urbanas” tras los enfrentamientos de Tancítaro y otras localidades en Michoacán entre los distintos grupos del crimen organizado con grupos de autodefensa.
 
Un “Estado fallido”
 
En rueda de prensa, monseñor Suárez Inda dijo que “poco a poco las autoridades realmente buscarán una solución… Si somos capaces de generar confianza en las familias, entonces se podrá invertir este movimiento de violencia que está tristemente presente en casi todas las ciudades de Michoacán”.
 
Los enfrentamientos entre grupos de autodefensa y bandas de narcotraficantes han producido ya numerosas bajas, sobre todo entre los miembros de los grupos criminales, pero también bajas colaterales entre civiles.
 
La situación de alerta la dio el mes pasado el obispo de Apatzingán, monseñor Miguel Patiño Velázquez, al declarar en una carta que tuvo resonancia en todos los rincones del país que Michoacán era un “Estado fallido”.
 
Los obispos mexicanos –en especial el arzobispo de Morelia y los obispos de la región que colinda con Apatzingán—han sido enfáticos en dar su apoyo a monseñor Patiño Velázquez.  Y el Papa ha propuesto ya un nuevo obispo para la “entrada” del Pacífico a la región de Tierra Caliente, que es el puerto de Lázaro Cárdenas, con el nombramiento del sacerdote de León, Guanajuato, Armando Ortiz Aguirre.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.