¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Francisco: “Solidaridad” es hoy “casi una palabrota” para la economía

© DR
Comparte

El Papa defiende un cooperativismo cristiano para una igualdad respetuosa con las diferencias

La solidaridad es una palabra clave de la Doctrina social, pero hoy, para la economía y el mercado es casi una palabrota”, afirmó el Papa Francisco en un video-mensaje para el tercer Festival de Doctrina Social de la Iglesia, proyectado este jueves en Verona, en la apertura del evento.
 
“La Doctrina Social no soporta que los útiles sean de quien produce y que la cuestión social se deje al Estado o a las acciones de asistencia y de voluntariado; por eso la solidaridad es una palabra clave de la Doctrina Social –dijo-. Pero nosotros, en este tiempo, corremos el riesgo de quitarla del diccionario, porque es una palabra incómoda, pero también –permitidme- es casi una “palabrota”. Para la economía y el mercado, solidaridad es casi una palabrota”.
 
Francisco defendió un “cooperativismo cristiano” para una “igualdad en las diferencias”. En su opinión, la cooperación resulta en la economía un “elemento importante para asegurar la pluralidad de presencias entre los dadores del mercado”, y hoy no es bien comprendida en el ámbito europeo.
 
En este sentido, declaró que “el trabajo es demasiado importante, trabajo y dignidad de la persona caminan a la par; la solidaridad se aplica también para garantizar el trabajo”.
 
A los participantes del Festival, titulado “Menos desigualdades, más diferencias”, les destacó en su mensaje que la plural riqueza de las personas es expresión de los talentos personales y en cambio, la homologación mortifica y provoca desigualdades.
 
La esfera y el poliedro
 
Para ilustrarlo, propuso una comparación gráfica: la esfera y el poliedro. “La esfera puede representar la homologación, como una especie de globalización: es lisa, sin caras, igual en todas sus partes –explicó-. El poliedro tiene una forma parecida a la esfera, pero está compuesta por muchas caras”.
 
“Me gusta imaginar a la humanidad como un poliedro, en el que las formas múltiples, expresándose, constituyen los elementos que componen, en la pluralidad, la única familia humana –confesó-. Esta sí es una verdadera globalización; la otra globalización, la de la esfera, es una homologación”.
 
“El reconocimiento de las diferencias valora a las personas, a diferencia de la homologación, con la que se corre el riesgo de descartarlas porque no soy capaz de captar el significado”, continuó el Papa.
 
Francisco denunció el descarte de jóvenes y ancianos. La “lógica productiva en una visión funcionalista de la sociedad” lleva a considerarlos “pasivos” porque no producen, pero –recordó- “los jóvenes y los ancianos llevan cada uno una gran riqueza, ambos son el futuro de un pueblo”.
 
“Los jóvenes son la fuerza para ir adelante –explicó-; los ancianos son la memoria del pueblo, la sabiduría. No puede haber desarrollo auténtico, ni crecimiento armónico de una sociedad si se niega la fuerza de los jóvenes y la memoria de los ancianos”.
 
Respecto al alto porcentaje de jóvenes desempleados declaró que “esta es una hipoteca, una hipoteca para un futuro; y si esto no se resuelve rápido, es la seguridad de un futuro demasiado débil o un no-futuro”.
 
A los economistas, inversores,… ¡coraje y fe!
 
El Papa aseguró que “la Doctrina social, cuando se vive, genera esperanza” y alertó que “quien actúa en la economía y en las finanzas seguramente es atraído por el beneficio y, si no está atento, se pone a servir al mismo beneficio mismo y así se hace esclavo del dinero”.
 
En esta línea, defendió “una conciencia que pone en el centro la dignidad de la persona, no el ídolo dinero” y afirmó que “hay que tener coraje, un pensamiento y la fuerza de la fe para estar dentro del mercado”.
 
También calificó como “mística” la aplicación de la doctrina social: “parece eliminar inmediatamente algo; parece que aplicarla te lleve fuera del mercado, de las reglas vigentes”. Pero, continuó, “mirando los resultados globales, esta mística lleva en cambio una gran ganancia porque es capaz de crear desarrollo precisamente porque, con su visión global, requiere hacerse cargo de los desempleados, de la fragilidad, de la injusticia social, y no está sujeta a las distorsiones de una visión economicista”.
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.