Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 25 junio |
Santo Domingo Henares
home iconEspiritualidad
line break icon

Desmontar el odio: vencer a la ideología

© DR

Felix Palazzi - publicado el 21/11/13

El patrón del odio se repite siempre desde grupos minoritarios que se aferran al poder

La fuerza del odio y sus consecuencias desencadenan, a menudo, el mayor número de conflictos que se desarrollan en nuestro presente. Bastaría echar una mirada a nuestro panorama nacional e internacional, o prestar atención a los discursos de nuestro entorno sociopolítico, para constatar que el odio se ha instaurado como forma alterna a nuestro modo de vivir.

El odio no es la manera como podemos responder. Ubicar el odio en su contexto y denunciar su dinámica sirve para desmontar sus mecanismos. Cuando éste se ha instaurado en el corazón de una sociedad o de un grupo, entonces es signo que la ideología ha alcanzado la mayor victoria. Toda ideología puede perder o ganar una elección, puede ser generadora de un amplio bienestar o deterioro económico, pero sin el odio como herramienta principal ella está destinada al fracaso.

Mucho de este odio se gesta en un contexto social e histórico complejo, y tiene como agentes fundamentales a grupos que pretenden mantenerse en el poder o a quienes lo anhelan. Muy raramente es un sentimiento que nace espontáneamente en un colectivo. Frecuentemente, el odio es un producto que beneficia a los intereses de una minoría. El patrón del odio se repite siempre desde grupos minoritarios que se aferran al poder y se valen de cualquier medio para propagarlo entre sus connacionales. Por ejemplo, el nacionalsocialismo alemán era conducido por un grupo minoritario que por medio de los discursos, la propaganda oficial y la ideología justificó la violencia y la guerra por medio del odio a todo el que le resultase adverso. El mismo Che Guevara decía que “un pueblo sin odio no puede triunfar sobre sus enemigos”.

Frecuentemente el odio tiende a valerse de la imagen de un “mundo justo y mejor” y así hace uso de “juicios morales” que permitan justificar la “exclusión”, e incluso la “persecución”. La falsa información, la inseguridad y la ambigüedad sirven para difuminar las fronteras entre la verdad y la realidad, entre el bien y el mal. Así, pues, un grupo ve a “otro” como el equivocado, como el “enemigo”. Evidentemente es imposible entender que el “otro” tiene sus causas justificadas y que ha de reconocérsele en sus justos derechos.

Otro instrumento que sirve para propagar el odio es avivar el deseo de “venganza”. Esto puede darse cuando un grupo proclama reivindicar los derechos de los “excluidos” o “marginados”, y así justifica la persecución y el atropello contra otros, a quienes convierte en nuevas víctimas del odio.

Bajo estas dos dinámicas que engendran al odio se esconde la realidad de la avaricia y la codicia que busca generar beneficios rentables, presentes o futuros, para estos grupos siempre minoritarios.

Cuando el odio desata la violencia, sus consecuencias son impredecibles. Ningún grupo puede predecir el destino que generará la violencia. El odio y la violencia se alimentan mutuamente. Es urgente desmontar el odio.

Artículo originalmente publicado por Reporte Católico Laico

Tags:
odiovenezuela
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
4
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
5
Meg Hunter-Kilmer
El sacerdote que dejaba a los pecadores más endurecidos llorando ...
6
SPIRITISM
Luis Santamaría
Venezuela: preocupación ante un encuentro de santería que cuenta ...
7
BART DE WEDER
Aleteia Image Department
Custodio de un pequeño milagro
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.