Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 25 septiembre |
San Cleofás
home iconActualidad
line break icon

iMision: La Iglesia no ha llegado a internet con retraso

© DR

Inma Álvarez - Aleteia Team - publicado el 20/11/13

Daniel Pajuelo, fundador de esta iniciativa, habla de su próximo primer congreso

iMision, la conocida iniciativa católica de evangelización nacida en el ámbito de habla hispana y que agrupa a cerca de 10.000 personas, entre miembros y simpatizantes, va a celebrar su primer congreso en Madrid (España) del 4 al 6 de abril de 2014. En realidad, este fue el objetivo por el que nacieron, en junio de 2012, de la mano de varios conocidos blogueros católicos, entre ellos, Susana Hortigosa, Xyskia Valladares (más conocida como "la monja tuitera"), Santi Casanova y Daniel Pajuelo, entre otros.  

Daniel Pajuelo, sacerdote marianista, es, junto con Xyskia Valladares, uno de los fundadores de esta realidad que ahora quiere dar un paso decisivo a la hora de articular la presencia católica en las redes sociales. El objetivo: transmitir el mensaje de siempre con los medios del mañana. De ello nos habla en esta entrevista a Aleteia:

– Habéis elegido el título de Misioneros en un mundo enREDado: ¿qué características debe tener un cibermisionero?

En nuestro iDecálogo (http://imision.org/idecalogo) las recogemos. Destacaría dos puntos que me parecen fundamentales:
Por un lado, el iMisionero vive una vida cristiana comprometida y profesa su amor a la Iglesia, de esta manera permanece unido a Cristo y puede llegar a dar un fruto abundante y superar la tentación del desaliento o el activismo.

Por otro, la iEvangelización exige abrirse al diálogo con una actitud humilde a todos, no sólo a aquellos que acogen la fe de buen grado, también a quienes la desconocen o están más alejados.

– ¿Creéis que la Iglesia, en general, ha entrado en la mentalidad 2.0? ¿O seguimos llegando con retraso?

La Iglesia tiene una capacidad única para encarnar el Evangelio en las distintas épocas y lugares. Esta capacidad no es humana, si no un don del Espíritu Santo que prolonga en la historia los efectos de la encarnación y redención de Cristo. Todo cristiano está llamado a llevar el Evangelio a los corazones, también en la era de Internet. Nuestros últimos papas han comprendido de forma admirable que Internet no es sólo un instrumento si no un lugar antropológico, un verdadero continente, y allí donde habitan las personas, allí está llamada la Iglesia a anunciar el Evangelio.

No vamos con retraso, vamos al ritmo del Espíritu. La encarnación más que estrategias bien pensadas requiere de santos. La prioridad está en el testimonio antes que en el discurso o el despliegue. No se trata de enseñar a usar a Internet para ‘hacer cosas cristianas’, si no enseñar a vivir bien, a ser santos, también hoy, en el tiempo de la Red. El resto vendrá por añadidura.

Sabemos que el Espíritu Santo reparte dones y carismas de forma desigual para que nos necesitemos unos a otros, para que no caigamos en la soberbia de la autosuficiencia y hagamos fructificar nuestros dones para el servicio de los hermanos. La experiencia de Cristo resucitado y esta dinámica del Espíritu generan la comunidad cristiana.

Pues bien, esta misma estructura es la que ha adoptado la Red: centros de interés en torno a los que se crean comunidades en donde las personas se enriquecen mutuamente. La diferencia sustancial es que la comunidad cristiana tiene su centro fuera de sí, en Cristo, pero la similitud es enorme. No podía ser de otra manera, en el corazón humano está el anhelo de belleza, de encuentro verdadero, de bondad. La mentalidad 2.0 no le es ajena a la Iglesia, cuando la contemplamos con mirada de fe descubrimos en ella las inspiraciones mismas del Espíritu. No se trata entonces sólo de llevar a Dios a las Redes Sociales, sino también de descubrir lo que de Dios hay en ellas.

– Desde los medios de comunicación de masas, que se dirigían unidireccionalmente a la multitud, las redes vuelven a recuperar otra vez el contacto personal, la conversación. ¿Esto favorece o es un obstáculo para la evangelización?

Sin duda lo favorece. El Evangelio no puede transmitirse únicamente de forma unidireccional. No ha sido esa la pedagogía de Cristo, que anunció el Evangelio con palabras, pero sobre todo saliendo al encuentro del pecador, de la oveja perdida. Lo hizo con gestos de misericordia, curando y sanando, perdonando pecados, y finalmente entregando su propia vida en rescate por muchos. Hoy las redes nos permiten no sólo llegar a donde no llegamos físicamente si no también estar disponibles para tantos hijos pródigos que buscan, a veces sin saberlo, el reencuentro con el Padre.

– Sois muchos jóvenes los que formáis iMision. ¿Pertenecéis a alguna congregación religiosa concreta? ¿Cuál es vuestra pertenencia eclesial? 

Bueno, yo ya no soy tan joven 😉 Somos gente de todas las edades, de diferentes carismas: neocatecumentales, marianistas, legionarios de Cristo, jesuitas, escolapios, sacerdotes diocesanos, salesianos, carismáticos, Opus Dei, redentoristas… esta variedad la consideramos un don del Espíritu y parte de nuestra identidad. Sentimos una fuerte llamada a la comunión. Nuestra identidad viene determinada por la misión que asumimos, la de iEvangelización.

– ¿Qué red social es la mejor para hablar de Dios? ¿Twitter? ¿Facebook? ¿Google+? ¿Instagram? ¿Tuenti? ¿Alguna otra?

La iEvangelización debe ser multicanal. Cualquier Red Social es apropiada porque permite el encuentro. Cada una tiene su lenguaje propio y su público. Tenemos que formarnos bien para expresarnos adecuadamente en cada una de ellas. Pero no hay que abandonar otros canales como el blog o el videoblog, podcast, foros, listas de correo… si combinamos bien los canales conseguimos reforzar los lazos y fortalecer la comunicación.

En mi opinión toda iEvangelización debe pasar por lo que en iMisión llamamos Desvirtualizar, es decir, el paso al mundo físico, al encuentro personal cara a cara. Nosotros promovemos los iEncuentros, que son ‘quedadas’ donde nos encontramos personas que llevamos tiempo compartiendo en la Red. Suelen ser locales, e incluyen un tiempo de oración, otro momento para compartir el testimonio personal de vida, y también comer algo juntos. Es en el encuentro cara a cara donde se purifica, verifica y fortalece el crecimiento en la fe.

Tags:
evangelizacionredes sociales
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
2
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa Francisco afirma que la ideología de género es «diabólica...
5
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
6
crisis man
Marzena Wilkanowicz-Devoud
Los poderosos consejos de 3 monjes para vencer la desgana
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.