¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La migración tiene que incorporar una perspectiva de derechos humanos

© YURI CORTEZ / AFP
Comparte

Monseñor Vera López denunció que “es un crimen lo que hacemos con los migrantes"

El obispo de Saltillo, México, monseñor Raúl Vera López, participó, por vez primera en la historia política del Estado de Coahuila, un Estado fronterizo con Estados Unidos, en el Pleno de Sesiones del Congreso local con una conferencia intitulada “Los Derechos Humanos de los Migrantes”.
 
En un país con el segundo mayor número de católicos del mundo, es absolutamente inusual que un obispo pueda participar en el Congreso local o federal, pues se considera una intromisión de la Iglesia en la esfera de la política.
 
Reprobados en materia de Derechos Humanos
 
Ahí, fray Raúl Vera comentó que “ante el extranjero, somos un país que se distingue porque aquí existe una matanza de migrantes (…) México está reprobado en materia de derechos humanos”. 
 
Monseñor Vera López fue galardonado en Noruega con el Premio Rafto, que le otorgó la Fundación Rafto en el 2010.
 
Más adelante, dijo que "Coahuila es un lugar de paso de migrantes, por eso nos interesó entrar en contacto con el Congreso local, para que un Estado fronterizo que es testigo del sufrimiento del migrante –como Coahuila– presente una iniciativa de ley que permita una migración sin violencia”. 
 
Esta iniciativa es la de una visa que permita transitar al migrante sin violencia por todo México.
 
En su participación frente a los diputados de Coahuila, monseñor Vera López –quien ha sido nominado dos ocasiones para recibir el Premio Nobel de la Paz—indicó que “la policía entrega a manos del crimen organizado a los migrantes, los ferrocarriles se paran para que los vigilantes les cobren mil dólares y al que no paga lo arrojan fuera del tren”.
 
En su conferencia monseñor Vera López denunció que “es un crimen lo que hacemos con los migrantes; ellos comprometen el poco patrimonio que tienen para emprender un camino que va resultar en muerte o en fracaso para regresar con un empobrecimiento más grande”.
 
Migración sin violencia
 
Respecto a los derechos laborales de los migrantes, el obispo de Saltillo señaló: “Yo creo que vivimos un tiempo especial que este movimiento de migrantes del mundo busca un mundo de paz, un mundo justo, donde hay respeto de cada pueblo, de cada país”.
 
Dirigiéndose a los diputados locales les dijo que “es un momento muy importante en que ustedes pueden marcarle un camino a este país como una propuesta de ley migratoria que incluya la salvaguarda de los migrantes. Estamos hablando de una visa transmigrante como una propuesta, pero eso implica muchas cosas, que haya una región donde se salvaguarden los derechos laborales”.
 
El obispo mexicano instó a las autoridades políticas a aprovechar esta oportunidad para “hacer un bien a los que son expulsados por países en Centroamérica”, poniendo en práctica los enunciados de la Carta Mundial de los Migrantes, redactada en Senegal, en 2011, misma que busca defender la legalidad de quienes buscan en otros países una vida digna.
 
Con esa misma intención, monseñor Vera López ha animado a los políticos locales y federales a unirse a la campaña “Visa Transmigrante, por una migración sin violencia”, que pretende ser un visado multilateral que permita a los migrantes centroamericanos pasar por México sin ser molestados por las autoridades policiacas ni ser captados por las bandas del crimen y del tráfico de personas.
 
Migración con perspectiva de Derechos Humanos
 
Monseñor Vera López llamó a cambiar el modelo de acción frente a los migrantes y acompañarlos en lugar de vejarlos: “ellos nos dan más de lo que nosotros les damos a ellos; ellos son la fuente que vitaliza nuestra conciencia; nos ayudan a ver (…) las transformaciones que tenemos que hacer en el mundo”.
 
Finalmente –en su alocución frente al Congreso del Estado de Coahuila—el inspirador de la Casa del Migrante y de la iniciativa de que los migrantes reciban un trato moral de acuerdo a un convenio multilateral que impida que se les considere como ilegales e, incluso, como criminales, dijo: “Tenemos que buscar políticas públicas serias que enfrenten el tema de la migración en la perspectiva del desarrollo de los derechos humanos”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.