Aleteia

Marihuana en Uruguay: a un dólar el gramo

Comparte

El Estado venderá la droga a un precio «competitivo»

La legalización de la siembra, la venta y el consumo de mariguana en Uruguay va viento en popa.  El Estado será el vendedor.  Y le hará la competencia en precios a los “camellos”, a los expendedores al mayoreo y al menudeo de la droga.
  
Al menos es lo que se desprende de las declaraciones del secretario general de la Junta Nacional de Drogas de Uruguay, Julio Calzada, quien confirmó que el Estado venderá a un dólar el gramo de marihuana y anuncia que este proyecto, que también habilita el auto cultivo y los clubes, "seguramente pueda empezar a desarrollarse en el segundo semestre de 2014".
 
"Da tiempo a cosechar y vender", ha argumentó Calzada, como si se tratara de una hortaliza más en los campos uruguayos.
 
Los pormenores de este rocambolesco “negocio” fueron dados a conocer por el propio responsable de la droga en el gobierno de José Mújica en declaraciones al diario uruguayo 'El País': cada usuario deberá registrarse en un banco de datos que no se hará público, y así podrá comprar hasta 40 gramos al mes.
 
El precio ha sido fijado de tal manera que "se pueda competir" con los narcotraficantes, dijo Calzada. "El costo de la marihuana se tiene que asimilar al rango en que se consigue la marihuana ilegal. Estamos hablando que el precio del prensado paraguayo, que es lo que se suele vender aquí, está en el entorno de un dólar el gramo".
 
La ley de legalización de la marihuana en Uruguay, que fue aprobada el pasado 31 de julio por la Cámara de Diputados, con 50 votos a favor, 45 en contra y 3 ausencias, todavía tiene que pasar la aprobación del Senado, pero el Gobierno ya ha empezado a trabajar en la ley porque considera inminente su implementación.
 
Es mejor consumirla en forma de “brownies”
 
"Queremos arrebatarle al narcotráfico su mercado", dijo días atrás el presidente José Mujica durante su discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas. En este sentido, Calzada ha afirmado que el Estado "va a ofrecer un lugar seguro para comprar, un producto de buena calidad y, encima, lo va a vender al mismo precio".
 
Al igual que en el caso del tabaco, en Uruguay no está permitido fumar marihuana en espacios públicos cerrados y tampoco conducir cualquier tipo de vehículos bajo el efecto de la droga. Además, se prohíbe cualquier tipo de publicidad de la sustancia.
 
La Junta Nacional de Drogas de Uruguay se está preparando también para brindar información al consumidor porque, según que ha dicho su presidente, Julio Calzada, la marihuana "además de vulcanizada o quemada, se puede consumir vaporizada, que es mucho menos dañina, o en comidas como brownies".
 
 Según las cifras de la Junta uruguaya, 120 mil personas consumen marihuana al menos una vez por año y de estos, 75 mil lo hacen al menos una vez por mes y 20 mil todos los días. En total, el negocio del narcotráfico de esta droga movería de manera mensual 1.5 millones de dólares, que se van a ir a las arcas del Estados, competidor número uno de los “camellos”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.