Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 06 mayo |
Santo Domingo Savio
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Cómo podemos estar cerca de los cristianos perseguidos?

A Majeed

Aleteia Team - publicado el 21/10/13 - actualizado el 27/02/19

Ocasiones como el DOMUND interpelan a la conciencia de los católicos

Estremece ver la foto de unos católicos orando arrodillados en las ruinas de su parroquia quemada. Apenas el día anterior habían ido allí a Misa como siempre, disfrutaron del ambiente sagrado de recogimiento y paz. Hoy desapareció el techo, casi todas las paredes, los vitrales y las imágenes están hechas añicos, dispersados por el suelo. Pero permanece intacto el altar y un sacerdote celebra Misa. Alrededor de la mesa del Señor hallan consuelo en Su presencia.

Duele ver otra foto en la que padres de familia con sus niños heridos o muertos en los brazos, huyen de lo que fue una iglesia en la que unos extremistas suicidas detonaron bombas que mataron e hirieron a casi toda la congregación.

Horroriza saber que son incontables los obispos, sacerdotes, religiosos y laicos que están encarcelados o desaparecidos, que sufren persecuciones, torturas, atropellos, atrocidades, a causa de su fe.

La fundación de la Santa Sede ‘Ayuda a la Iglesia Necesitada’ presenta en su página web (www.ain-es.org) escalofriantes estadísticas que muestran que los ataques contra los cristianos, católicos en particular, están multiplicándose, en cantidad y gravedad, en todo el mundo.

En demasiados países está prohibido edificar iglesias, asistir a Misa, reunirse a orar, traer al cuello una cruz o medalla, tener en casa la Biblia, el Catecismo o cualquier lectura espiritual, una imagen religiosa, un Rosario.

Y en otros, en los que la violencia no es tan evidente y extrema, se da otro tipo de persecución contra los creyentes: se les trata de obligar a ir en contra de sus principios (por ejemplo en EUA quieren imponer que se practique el aborto en hospitales católicos, a lo cual se han negado rotundamente los obispos norteamericanos), se les bombardea con propaganda anticatólica en los medios de comunicación, se les ridiculiza, se les tilda de ‘retrógrados’, se les hace la vida difícil.

Estando así las cosas, la Iglesia celebra, como todos los años en el penúltimo domingo de octubre, el DOMUND, Domingo Mundial de las Misiones, para recordarnos que hay miles de mujeres y hombres que han tenido la vocación y valentía de ser misioneros, y lanzarse a anunciar la Buena Nueva a un mundo que la necesita y a la vez la rechaza violentamente.

Ser misionero hoy puede implicar desde ser sancionado y perder el empleo, hasta ser atacado, encarcelado, torturado, desaparecido, asesinado.

Cuando es un riesgo la misión, la misión está en riesgo; puede disminuir o desaparecer por falta de voluntarios y recursos.

Quienes se atreven a ser misioneros hoy en día, necesitan urgentemente nuestra asistencia.

¿Qué podemos hacer por ellos?

En primer lugar, oración. Acuérdate siempre de orar por los misioneros, incluye esta petición en tu oración en Misa, en el Santo Rosario, en tu oración en familia, en tu grupo parroquial. Encomiéndalos a la Divina Providencia, al amoroso amparo de santa María de Guadalupe, y a la intercesión de san Francisco Javier SJ y santa Teresita del Niño Jesús, santos patronos de los misioneros.

En segundo lugar, apóyalos con una aportación económica. En este domingo, todo el dinero que se reciba en la colecta durante la Misa será destinado a las misiones. Sé generoso. Y también puedes apoyar la labor misionera dando algún donativo mensual o anual a órdenes como los Misioneros de Guadalupe (www.mg.org.mx), los Combonianos (www.misioneroscombonianos.org), las Obras Misionales Pontificio Episcopales de México (www.ompemexico.org.mx), etc.

Y en tercer lugar, responde a la invitación de Dios, que te llama a ser misionero en tu familia, escuela, trabajo, comunidad. Y tal vez incluso atreverte a ir de Su parte a alguna tierra de misión.

Pídele al Señor luz y fortaleza para decirle sí, y nunca tener temor de difundir tu fe, de compartir Su amor.

Por Alejandra María Sosa Elízaga

Tags:
cristianos perseguidosmisionero
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
2
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
MOTHER OF ALL ASIA
Redacción de Aleteia
Inaugurada en plena pandemia la estatua de María más grande del m...
6
ARGENTINA
Esteban Pittaro
La policía interrumpió una Misa de Primera Comunión al aire libre
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.