Aleteia

Domund 2013/ Ni ONG, ni proselitismo: Fe + Amor= Misión

Comparte

Peligros de la Globalización

Dice el Papa Francisco en su mensaje para el Domud de este año que en nuestra época, tanto la movilidad general como la facilidad de acercamiento a través de los nuevos MCS “han mezclado entre sí los pueblos, el conocimiento, y las experiencias”. Pero esta globalización tiene también sus peligros:
 
Para el Papa un peligro consiste en que “en regiones tradicionalmente cristianas crece la indiferencia religiosa, lo que lleva a que “algunos bautizados escojan estilos de vida que les alejan de la fe, convirtiéndolos en necesitados de una nueva evangelización”.
 
Un segundo desafío viene dado porque, a pesar de que la globalización haya sido siempre y siga siendo el principal factor de globalización de la historia, “a una gran parte de la humanidad todavía no le ha llegado la buena noticia de Jesucristo”.
 
En tercer lugar tenemos la crisis “que afecta a muchas áreas de la vida, no solo la economía, las finanzas, la seguridad alimentaria, el medio ambiente, sino también la del sentido profundo de la vida y los valores fundamentales que la animan”.
 
En cuarto lugar está la convivencia humana que “está marcada por tensiones y conflictos que causan inseguridad y fatiga para encontrar el camino hacia una paz estable”, lo que hace más urgente que nunca “llevar con valentía a todas las realidades el Evangelio de Cristo”, “anuncio de esperanza, reconciliación, comunión; anuncio de la cercanía de Dios, de su misericordia, de su salvación; anuncio de que el poder del amor de Dios es capaz de vencer las tinieblas del mal y conducir hacia el camino del bien”.
 
Y en quinto lugar están “las personas, a las familias y a las comunidades que sufren violencia e intolerancia”. Entre ellos “los cristianos que, en diversas partes del mundo, se encuentran en dificultades para profesar abiertamente su fe y ver reconocido el derecho a vivirla con dignidad”.
 
Ante todos estos desafíos el Papa pone en guardia a toda la Iglesia, que ni es “una organización asistencial, una empresa, una ONG”, ni tampoco “es proselitista”, sino que es testimonio de vida que ilumina el camino, que trae esperanza y amor a toda la humanidad pues, como reza el lema del Domingo Mundial de las Misiones de este año, “fe más amor, igual a misión”. 
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.