Aleteia

Cardenal Urosa reclama una actitud “menos agresiva” al Gobierno venezolano

Comparte

Sebe propiciar “un clima de sosiego” y de búsqueda de soluciones a los problemas del país

La Iglesia venezolana ya ha sostenido reuniones con representantes del Gobierno para participar en las actividades promotoras del desarme de la población.
 
El cardenal y arzobispo de Caracas, Jorge Urosa, opinó que la actitud del Gobierno venezolano debe ser “menos agresiva, menos polémica” y que desde el Ejecutivo se debe propiciar “un clima de sosiego” y de búsqueda de soluciones a los problemas del país.

“Tiene que haber una actitud menos agresiva, menos polémica por parte del Gobierno nacional. El Gobierno nacional debe propiciar un clima de sosiego, de encuentro de búsqueda de soluciones a los problemas que tenemos todos los venezolanos”, dijo Urosa a periodistas tras sostener un encuentro de religiosos en Caracas.

El cardenal, quien protagonizó varios enfrentamientos con el Gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), señaló además que es “indispensable” el diálogo entre los diversos sectores del país.

En este sentido, se mostró receptivo a que la Iglesia participe en el desarme del país, una iniciativa promovida por las diferentes bancadas del Parlamento y desde el Gobierno de Nicolás Maduro.

Urosa señaló que la Iglesia venezolana ya ha sostenido reuniones con representantes del Gobierno para participar en las actividades promotoras del desarme de la población y que solo espera que la iniciativa cuente con “elementos concretos” para apoyarlos.

El ministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, sostuvo la semana pasada un encuentro con las iglesias católica, judía y evangélica y próximamente lo hará con la islámica, según el mismo funcionario para que la religión se involucre en los planes gubernamentales para reducir la criminalidad en el país.

Según cifras oficiales, en 2012 más de 16.000 personas fueron asesinadas en Venezuela, con una tasa de homicidios de 54 por cada 100.000 habitantes.

Sin embargo, el OVV estima que la cifra real es de 73 asesinatos por cada 100.000 habitantes, lo que hace de Venezuela, donde de acuerdo a cifras extraoficiales hay alrededor de 10 millones de armas ilegales, uno de los países más violentos del mundo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.