Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Francisco Javier
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco a las clarisas: el convento no debe ser un purgatorio

ANDREAS SOLARO

Radio Vaticano - publicado el 04/10/13

Os quiero madres humanas y alegres: Palabras improvisadas a las monjas de clausura de Santa Clara

En su discurso, el Papa dio las gracias a las clarisas por la acogida y por la oración por la Iglesia. “Cuando una monja en la clausura consagra toda su vida al Señor – dijo – tiene lugar una transformación que no se acaba de entender. La normalidad de nuestro pensamiento pensaría que esta monja acaba aislada, sola con el Absoluto, sola con Dios… es una vida ascética, penitente… pero este no el camino de una monja de clausura católica, ni siquiera cristiana.

El camino – afirmó – pasa por Jesucristo: siempre. Jesucristo está en el centro de vuestra vida, de vuestra penitencia, de vuestra vida comunitaria, de vuestra oración y también de la universalidad de la oración. Y por este camino sucede lo contrario de quien cree que esta será una ascética monja de clausura: cuando va por el camino de la contemplación de Jesucristo, de la oración y de la penitencia con Jesucristo, se vuelve grandemente humana.

Las monjas de clausura están llamadas a tener una gran humanidad, una humanidad como la de la Madre Iglesia: humanas, comprender todas las cosas de la vida, ser personas que sepan comprender los problemas humanos, que sepan perdonar, sepan pedir al Señor por las personas”.

Después, el Papa añadió: “Vuestra humanidad viene por este camino, la encarnación del Verbo, el camino de Jesucristo. ¿Y cuál es el signo de una monja tan humana? La alegría. La alegría, cuando hay alegría.

A mi me da tristeza cuando encuentro monjas que no están alegres. Quizás sonrían, pero… con la sonrisa de una azafata, ¿no? Pero no con la sonrisa de la alegría, la que viene de dentro, ¿eh? Siempre con Jesucristo. Hoy en la Misa, hablando del Crucificado, decía que Francisco lo había contemplado como con los ojos abiertos, con las heridas abiertas, con la sangre que caía: y esta es vuestra contemplación, la realidad. La realidad de Jesucristo. No ideas abstractas, no ideas abstractas, porque secan la cabeza".

Jesús – recordó – llevó las llagas al Cielo. “Es el camino de la humanidad de Jesucristo – prosiguió – siempre con Jesús, Dios, hombre. Y por esto es tan bonito cuando la gente va al locutorio de los monasterios y piden oraciones y dicen sus problemas… quizás la monja no dice nada extraordinario, sino una palabra que les llegue precisamente de la contemplación de Jesucristo, porque la monja, como la Iglesia, está en el camino de ser experta en humanidad. Y esta es vuestra vía: no demasiado espiritual, ¿eh?

Cuando son demasiado espirituales – observó – pienso en la fundadora de los monasterios de vuestra competencia, Santa Teresa, por ejemplo, ¿no? Cuando le llegaba una monja, oh, con estas cosas … decía a la cocinera: ‘¡Dale un bistec!’. Siempre con Jesucristo, siempre. La humanidad de Jesucristo, porque el Verbo ha venido en la carne, Dios se ha hecho carne por nosotros, y esto os dará una santidad humana, grande, bella, madura; una santidad de Madre. Y la Iglesia os quiere así: madres. Madre, madre. Dar la vida, ¿no? Cuando rezáis, por ejemplo, por los sacerdotes, por los seminaristas, tenéis con ellos una relación de maternidad, con la oración les ayudáis a ser buenos pastores del pueblo de Dios. Pero acordaos del bistec de Santa Teresa, ¿eh? Es importante. Y esto es lo primero: siempre con Jesucristo, las llagas de Jesucristo, las llagas del Señor. Porque es una realidad que después de la Resurrección El las tenía y las llevaba”.

Después el Papa habló sobre la vida en comunidad. “… perdonaos – les invitó – soportaos, porque la vida de comunidad no es fácil. El diablo aprovecha todo para dividir. Dice: ‘pero… yo no quiero hablar mal, pero …’, y empieza la división. No, esto no va, porque no lleva a nada: a la división. Cuidar la amistad entre vosotras, la vida de familia, el amor entre vosotras. Y que el monasterio no sea un Purgatorio, que sea una familia … Problemas hay, habrá, pero, como se hace en una familia, con amor, buscad la solución con amor: no destruyáis esto para resolver aquello”. La exhortación del Papa es a “cuidar la vida de comunidad, porque cuando en la vida de comunidad es así, de familia, es precisamente el Espíritu Santo el que está en medio de la comunidad”.

“Estas dos cosas quería deciros – concluye el Papa – la contemplación siempre – ¡siempre! – con Jesús; Jesús, Dios y Hombre. Y la vida de comunidad, siempre con un corazón grande, ¿eh? Dejando pasar … no vanagloriándose, soportar todo, sonreír con el corazón … Y el sino es la alegría. Y yo pido para vosotras esta alegría que nace de la verdadera contemplación y de una bella vida comunitaria. Gracias: gracias por la acogida”.

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.