Aleteia

El Estado no tiene derecho a adoptar una visión religiosa propia

Comparte

Monseñor Abastoflor pide al gobierno de Evo Morales que respete la libertad religiosa

“El Estado no está por encima de la sociedad, el Estado es delegado por la sociedad, la sociedad es el conjunto de los ciudadanos, los ciudadanos son los que tienen sus propios derechos entre ellos la libertad religiosa, individual y también colectiva”, dijo monseñor Edmundo Luis Flavio Abastoflor Montero, arzobispo de La Paz, al participar en el Quinto Encuentro de Temáticas Legales de la Iglesia Católica que se llevó a cabo recientemente en la capital de Bolivia y en donde se analizó, entre otras cuestiones, las características que debe tener un Estado laico.
  
En opinión del prelado boliviano, el Estado debe mantenerse en una situación de neutralidad “en el sentido de que no adopta una propia visión, menos todavía querer imponer una propia visión, eso es ir contra los derechos fundamentales de la persona”.
 
Hay que recordar que ha sido el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien ha pretendido impulsar la creación de una iglesia boliviana, para poder imponerla sobre la mayoritaria catolicidad de los habitantes de ese país andino.
 
El prelado boliviano –según el órgano periodístico “Iglesia Viva”– señaló que se vive  un periodo de confusión sobre todo de conceptos “…se habla de Estado laico, separación de Iglesia y Estado. Si ustedes recuerdan antes de la nueva Constitución Política del Estado, la misma Iglesia dijo que era bueno suprimir o cambiar el artículo 3 de la anterior Constitución …era bueno el dejar a cada entidad grande de la sociedad su propio rol”.
 
Pero esto solamente ha permanecido en letra, no en acción ni en respeto a las dos esferas.  Si bien es cierto, según monseñor Abastoflor Montero, que “el Estado tiene su propio ámbito de relación de trabajo y debe tener autonomía, independencia en cuanto a lo religioso como tal a no adoptar ninguna visión religiosa del Estado”, lo cierto es que en Bolivia, los límites se sobrepasan muy a menudo.
 
Libertad religiosa, el derecho más profundo de los ciudadanos
 

El Estado boliviano ha estado promoviendo los matrimonios comunitarios celebrados por amautas y ha estado promoviendo el rito de la K´oa en las efemérides departamentales.
 
“El Estado no tiene derecho a adoptar una propia visión ni religiosa ni ideológica ni filosófica que suponga coartar el derecho a libertad que tiene los ciudadanos”, dijo en su participación monseñor Abastoflor Montero, refiriéndose a las características que tiene un Estado laico.
 
“Se dice el derecho a la libertad religiosa, es el derecho más profundo de los ciudadanos es el derecho que sustenta los Derechos Humanos por que es la propia visión de la persona ante el mundo, ante sí mismo y ante la realidad extra natural, diríamos que es y decimos los creyentes, que es Dios”, explicó el prelado boliviano en el Encuentro.
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.