Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 01 diciembre |
San Nahún
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco y su Historia Divina

Daniel McInerny - publicado el 25/09/13

Las claves para comprender bien la entrevista de la Civiltà Cattolica

La imaginación narrativa de Francisco, enraizada en la espiritualidad ignaciana, es la clave interpretativa de su más reciente y controvertida entrevista

El Papa Francisco piensa en términos de historia. Es así como trabaja su imaginación.

Hay que considerar, por ejemplo, el siguiente pasaje de su más reciente y controversial entrevista con Antonio Spadaro, S.J., director de la Civiltà Cattolica, la revista jesuita italiana. En medio de una discusión más bien ininteligible de cuando líneas humanas de investigación se vuelven decadentes, el Santo Padre subraya:

“¿Cuándo una formulación de pensamiento cesa de ser válida? Cuando pierde la visión humana o incluso cuando se tiene miedo del ser humano o se engaña sobre el mismo. El  pensamiento engañoso puede ser representado como cuando Ulises se encontró con la canción de la Sirena, o a Tannhäuser en una orgía rodeado por sátiros y bacantes, o como Parsifal, en el segundo acto de la ópera de Wagner, en el Palacio de Klingsor”.

Aquí está Francisco pensando en historias, comparando pensamientos infructuosos a la seducción de Ulises por las sirenas, entre otras narraciones.

La tendencia de Francisco a pensar en historias es, pienso yo, la clave interpretativa para entender lo que está intentando decir en la entrevista con el padre Spadaro, y pudiera ser la clave interpretativa de todo su pontificado. Pero esta sugerencia solamente convencerá a aquellos que se detengan menos en los llamativos titulares de la entrevista – y más bien, en aquellas partes en que Francisco habla, entre otras cosas, sobre los jesuitas, acerca de ser el primer Papa jesuita, sobre la espiritualidad ignaciana, y sobre el misterio de la autocomprensión humana. En esas respuestas, Francisco nos da puntos de vista cruciales acerca de cómo ve la primera tarea de la Iglesia: la concibe dentro de una historia en que Dios, trabajando incansablemente, con nuestra ayuda, nos brinda amor, misericordia y salvación a todos.

Ciertos términos clave, todos conceptualmente unidos y enraizados en el entendimiento de Francisco de los enseñamientos del fundador de su orden, se encuentran en estas respuestas: discernimiento, el grande y el pequeño, narrativa, tiempo, frontera, acompañamiento.

En respuesta a una pregunta sobre los jesuitas, por ejemplo, Francisco declara: “La Compañía de Jesús puede ser descrita de forma narrativa. Sólo de forma narrativa se discierne, no en una explicación filosófica o teológica, que en cambio te permite discutir”.

Para Francisco, la Compañía de Jesús puede ser explicada como una historia; también toda la vida de la Iglesia, sin mencionar la vida de cada alma.

Nótese, además, que Francisco dice que "sólo en forma narrativa se discierne”. El sentido de la narración y el sentido del discernimiento van de la mano. Cuando se le preguntó "¿Qué significa para un jesuita ser obispo de Roma", la primera palabra de Francisco es el discernimiento, uno de los principales pilares de la espiritualidad ignaciana.

Francisco llama discernimiento a "un instrumento de lucha”. Podríamos decir que es una especie de "lectura" que le permite a uno comprender cómo el Señor, el verdadero protagonista de la historia de nuestras vidas, nos llama a sí mismo a través del tiempo.

Francisco conecta este arte del discernimiento con la virtud de la magnanimidad. La magnanimidad – ser una "gran alma" – es, según Francisco, la virtud de las cosas pequeñas en relación a las grandes. Significa ser capaz de discernir la narrativa del alma que lucha en el tiempo en el contexto de los planes eternos y providenciales de Dios. Francisco explica:

"Gracias a la generosidad siempre se puede mirar el horizonte de la posición en la que estamos. Eso significa ser capaz de hacer las pequeñas cosas de todos los días con un gran corazón abierto a Dios y a los demás. Esto significa ser capaz de apreciar las pequeñas cosas dentro de los grandes horizontes, los del reino de Dios”.

La actitud de magnanimidad le da al discernimiento una perspectiva adecuada. Vivir en la tensión entre "las pequeñas cosas de cada día" y "un gran corazón abierto a Dios" permite leer la acción de Dios en las vidas particulares. Esto nos permite recordar, como lo enseña San Ignacio, que "los grandes principios deben ser incluidos en las circunstancias del lugar, el tiempo y las personas".

Esta última cita ofrece grandes beneficios para la meditación. Principios "geniales" – entre los que hay que incluir, por supuesto, los preceptos del Decálogo – deben leerse dentro de las "pequeñas cosas de cada día", es decir, las circunstancias vividas por los individuos que luchan, a veces, en sus defectos, para encontrar a Dios en sus vidas.

Pero si, en cambio, los grandes principios están "sin cuerpo”, abstraídos de su contexto adecuado en las luchas diarias de las personas humanas – se consideran, en la metáfora que Francisco emplea al final de la entrevista, como especímenes" de laboratorio" – entonces corremos el riesgo de tener los principios de una ideología y volver el Evangelio una plataforma política.

"El nuestro no es un laboratorio de la fe”, dice Francisco, “sino un viaje de fe", una fe histórica. Dios se ha revelado a sí mismo como historia, no como un compendio de verdades abstractas".

Esa frase es cautivadora: Dios se ha revelado a sí mismo como historia – es decir, como una historia que, como todas las historias , se desarrolla en el tiempo.

Lo que Francisco dice acerca de los principios morales en la entrevista ha consternado a muchos de sus más firmes aliados. Pero al hablar de la necesidad de que los principios debían ser incorporados en el tiempo no significa que los principios cristianos están abiertos a la interpretación de nadie, y que sean "relativos" a cualquier historia que uno sueñe tener. No, en absoluto. La actitud narrativa de Francisco es simplemente que las personas humanas no están hechas para las verdades morales, sino las verdades morales están hechas para los seres humanos. Los grandes principios están destinados a ser guías a lo largo de nuestro camino hacia el encuentro con el Dios vivo. Son señales en nuestro camino de una comunidad de personas, que no son, ellas mismas, el destino.

Uno de los mayores desafíos que enfrenta la Iglesia en la actualidad, percibe Francisco, es el fracaso de la magnanimidad y del discernimiento, la falta de lectura de los tiempos a la luz de la historia esencial del Evangelio. "La Iglesia a veces se ha bloqueado a sí misma en las cosas pequeñas, en las reglas de mente estrecha. "Una vez más es la dinámica de los pequeños y los grandes. Francisco destaca que fallamos tanto en la magnanimidad como en el discernimiento, si nos centramos en las normas en detrimento de nuestro acompañamiento de las personas.

Este acompañamiento de las almas, sobre todo en la "noche " de su vagar, con el fin de llevarles a la luz de Cristo se está convirtiendo en un tema recurrente en el ministerio del Papa Francisco. Y es en el contexto de este tema que debemos tomar sus palabras de que la Iglesia "no puede insistir únicamente en cuestiones relacionadas con el aborto, el matrimonio gay y el uso de métodos anticonceptivos", como "no es necesario insistir sobre estas cuestiones todo el tiempo" señala Francisco nuevamente, no es disminuir estas enseñanzas, sino más bien ampliar nuestros corazones para que podamos leerlos y ayudar a otros a leerlos, a la luz de la historia de lo que él llama la primera proclamación: "Jesucristo te ha salvado".

Lamentablemente, la historia real de que muchos están viviendo en nuestra cultura es la de ser un soldado herido en una gran guerra espiritual. De acuerdo con la imaginación de Francisco, la Iglesia es el "hospital de campaña" que sale al encuentro de aquellos diseminados sobre este campo de batalla y atiende sus heridas. Y ¿cuáles son estas heridas, la mayoría en esencia, sino sus fracasos de amar a Jesucristo? Es este amor que primero debe ser encendido en el corazón humano, en la llama donde todos los principios morales tienen sentido y se vuelven objeto de culto.

Así que volvemos a la pregunta de Francisco: " ¿Cuándo una formulación del pensamiento cesa de ser válida?" Su respuesta: "Cuando se pierde de vista al ser humano o incluso cuando se tiene miedo del ser humano o se engaña acerca de sí mismo."

Para evitar este tipo de pensamientos decadentes, debemos seguir al Papa Francisco afuera en la "frontera", donde nuestros amigos se están muriendo  y ayudarlos a encontrar el amor de ese héroe único que puede traer la curación que necesitan.



Daniel McInerny es escritor, filósofo y periodista. Puede ser contactado en danielmcinerny@gmail.com.

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
corazones.org
Reza hoy a la Virgen de la Medalla Milagrosa
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.