Aleteia

Mª Ángeles Cabrera: «El riesgo del martirio en Oriente Medio es real»

Comparte

Una profesora universitaria española habla de su experiencia en Jerusalén

Mª Ángeles Cabrera es doctora en Ciencias de la Información y enseña periodismo en la Universidad de Málaga. Desde que comenzara “la primavera árabe”, a principios de 2011, se encuentra en Jerusalén con una beca del Ministerio de Educación para trabajar en la Universidad Hebrea sobre las posibilidades que ofrecen Internet y las redes sociales para la comunicación de paz y la resolución de conflictos.
 
Entre los objetivos de la investigación que realiza se encuentran el buscar vías de comunicación innovadoras entre comunidades que por diversos motivos han estado no sólo incomunicadas entre sí, sino incluso enfrentadas y cerradas al diálogo durante años, estudiar nuevas vías de diálogo y comunicación entre la población palestino-israelí como alternativa a la violencia del conflicto
 
–¿Es fácil ser mujer, extranjera y cristiana en Oriente medio?
 
En Israel y territorios palestinos que es donde me muevo, sí resulta fácil. Incluso diría que más fácil que en otros lugares. Aquí puedes llegar a tener amigos judíos, musulmanes y cristianos de todo tipo. Entre la población de este país hay un respeto ejemplar hacia las diferencias, sobre todo de tipo religioso, que se está perdiendo en países de occidente, empezando por el nuestro.
 
Existe -como en otros países- la excepción de las minorías fundamentalistas, extremistas y radicales, y de forma mucho más virulenta la amenaza islamista de los otros países musulmanes. En esos otros países sí que sentiría miedo y vería la muerte cerca como la están viendo tantos cristianos mártires en estos momentos. Aunque el riesgo del martirio en Oriente Medio es real, la diferencia es que aquí, el peligro que puedan suponer las minorías extremistas dentro del propio país, está más y mejor controlado por los sistemas de seguridad de Israel que en cualquier otro país del mundo.
 
–¿Cómo es la situación de los cristianos allí y cómo podemos ayudar?
 
Lo tienen muy difícil. Son minoría, en concreto, menos del 1,2% de la población, cuando en el pasado habían llegado a ser el 20% del total de la población. Su disminución se debe a su bajo nivel de natalidad en comparación con los judíos y musulmanes, y a su huida del país ante la falta de perspectivas de futuro. No tienen apoyo ni capacidad de influir en la política.
 
El gobierno actual sigue centrado en incrementar la presencia judía y ampliar su territorio mediante la construcción de asentamientos judíos, muchos de ellos en territorios palestinos. Los árabes, tanto cristianos como musulmanes que han quedado al otro lado del muro construido por la autoridad israelí, viven sin ninguna posibilidad de desarrollo, alejados de sus trabajos, amigos y seres queridos, y sometidos a los controles continuos de los ”check points”.
 
El mejor modo de ayudarles es animándoles a permanecer en su tierra, a regresar si se marcharon a otros países antes de que sea demasiado tarde y no puedan volver. Hacerles comprender su misión de guardianes de los santos lugares y de estímulo para el diálogo entre los bandos enfrentados por el conflicto.
 
Se les puede apoyar de muchas formas. Por ejemplo, con la oración. O las peregrinaciones a Tierra Santa que aumentan la presencia temporal de cristianos y hace que se sientan más acompañados. Con la limosna y donativos a instituciones religiosas que trabajan y custodian los santos lugares. Aquí también cabría la innovación. Con el uso de las nuevas tecnologías se les podría ofrecer capacitación y trabajo desde el extranjero que podrían realizar desde su propio territorio (traducciones, artesanía, programación informática…).
 
EL CENTRO TELEVISIVO FRANCISCANO
 
Una de las tareas que Mª Ángeles ha asumido en Tierra Santa es dar a conocer el Franciscan Media Center. «Es una televisión promovida por la Custodia Franciscana de Tierra Santa. Nació para informar a todos los cristianos del lugar de las noticias que tenían que ver con ellos y sus celebraciones en los lugares santos. Gracias a internet, sus contenidos se emiten traducidos a distintos idiomas y de forma gratuita para todo el mundo. A través de su página web (www.fmc-terrasanta.org/es/) se puede seguir la vida de la comunidad cristiana de Tierra Santa, y hacer donativos para su sostenimiento».
 
(Ana María Medina – diocesismalaga.es) 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.