Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconActualidad
line break icon

Convocada una Semana de Oración por la paz en Siria

Maria Lozano - Ayuda a la Iglesia Necesitada - publicado el 02/09/13

Ayuda a la Iglesia Necesitada propone rezar con los propios testimonios de los cristianos sirios

No es Adviento, no es Navidad, no es Cuaresma, ni Semana Santa, y sin embargo es tiempo de oración y ayuno, nuestros hermanos en Siria lo necesitan más que nunca.

Ayuda a la Iglesia Necesitada planeaba organizar una campaña de oración por la paz en Siria en el mes Octubre, mes de la Virgen y mes del Rosario. Después de las noticias y las decisiones de los últimos días, no podemos esperar: la urgencia de lanzar esta campaña de oración es inminente.

AHORA es tiempo de oración: por el pueblo sirio, por la paz.

(Nota: Las frases marcadas por comillas, son frases que nos han llegado de Siria. No podemos citar siempre las fuentes, pero queremos transmitir a todos sus palabras.)

Oración para todos los días:

Oración por la paz en Siria:
Dios de la Compasión,
Escucha el clamor del pueblo de Siria,
conforta a los que sufren a causa de la violencia
consuela  a los que lloran a sus muertos.
Ayuda a los países vecinos en su acogida a los refugiados.
Convierte los corazones de los que han recurrido a las armas
y protege a los que trabajan por la paz.
Dios de la Esperanza,
Inspira a los líderes para elegir la paz en lugar de la violencia
y para buscar la reconciliación con los enemigos.
Inspira compasión en la Iglesia de todo el mundo con el pueblo sirio
y danos esperanza en un futuro de Paz basado en Justicia para todos.
Te lo pedimos por Jesucristo, el Príncipe de la Paz y la Luz del mundo.
Amén

Primer día: Escucha el clamor del pueblo de Siria

“El sufrimiento del país supera todo límite. El conflicto ha segado la vida de miles y miles de personas, tanto civiles como militares. Toda Siria se ha convertido en un campo de batalla. Todos los aspectos de la democracia, los Derechos Humanos, la libertad, el secularismo y los derechos ciudadanos se han perdido de vista y nadie se ocupa de ellos. La crisis ha abatido a miles y miles de soldados, opositores, civiles, hombres, mujeres, niños, jeques musulmanes y sacerdotes cristianos”, escribe  el Patriarca Gregorio III. Laham.

Pidamos por la paz en Siria. Por el silencio de las armas. Pidamos por el fin de toda violencia y de toda lucha armada. Pidamos con el Santo Padre, todos juntos: María, Reina de la paz ruega por Siria, ruega por nosotros

Segundo día:  Conforta a los que sufren a causa de la violencia

Siria: campo de batalla.  “Destruidos el mundo laboral, la inocencia de los niños, la familia y el hogar, las escuelas, los lugares de culto, los hospitales… Una tragedia cruel ante la mirada silenciosa de tantos. Un país pequeño que lleva la dura y pesada imagen de Jesús con la Cruz. "Simón de Cirene" todavía está pendiente”.

6,8 millones de personas se ven afectadas por el conflicto bélico en Siria. El “tiempo de silencio se acerca … las miradas silenciosas, con lágrimas y corazones rotos son un lenguaje que nos une al Inmaculado Corazón de María al pie de la Cruz …” 

Por todos aquellos que sufren por causa de este conflicto bélico. Pidamos para que después de tanto sufrimiento y tantos horrores, mantengan la esperanza de llegar a una solución pacífica y justa.  Pidamos para que aparezcan muchos “Simón de Cirene”, dispuestos a llevar la cruz y hacer ese peso más ligero. María, Reina de la paz ruega por Siria, ruega por nosotros

Tercer día: Consuela  a los que lloran a sus muertos

La crisis de Siria, que empezó el 15 de marzo de 2011, se ha cobrado ya muchas vidas, demasiadas, y la política actual continúa transformando y empeorando la situación sin precedentes en el país.

La ONU da la cifra de más de 100.000 muertos. Ante este drama, las palabras no dicen nada…

Las ciudades son destruidas y “los proyectos de expansión están en los cementerios”. Nos cuentan desde Siria: “Una niña de seis años de edad estaba jugando con su hermano a "las escondidas", un francotirador disparó al pequeño … En el cementerio la niña gritaba ante la tumba de su hermano: “Sal de tu escondite, no quiero seguir jugando” …

Pedimos por las víctimas de esta guerra. Por todos y cada uno. No son números son nombres, son miembros de una familia, son madres, padres o hijos. Son nuestros hermanos, hijos de Dios que los creó a su imagen y semejanza. Pedimos  para que se respete y se defienda el derecho a la vida de todas las personas. María, Reina de la paz ruega por Siria, ruega por nosotros

Cuarto día: Ayuda a los países vecinos en su acogida a los refugiados

Según la UNHCR actualmente hay 1.971.003 refugiados sirios sobre todo en Turquía, Líbano, Iraq y Jordania. Además muchos refugiados que no están registrados por miedo o son asilados dentro del mismo país.  “Cada segundo del día tengo un solo anhelo:  regresar a mi país. Mi corazón está herido. Lo único que me mantiene aquí son mis hijos. Aunque fuera para morir si fuera por mí, yo volvería.”  Solloza una madre de dos hijos, refugiada en Turquía.

Imposible de imaginar el futuro de este país, esta tierra pacífica en el pasado fue hogar de muchos refugiados del Medio Oriente: “Nosotros huimos de Iraq durante la guerra y fuimos a Siria, habíamos conseguido rehacer nuestras vidas pero hace casi dos años tuvimos que huir de nuevo a Iraq, allí mi hijo recibió un balazo en la cabeza mientras jugaba al futbol. Sobrevivió, con parálisis, y la bala está incrustada. Una operación es peligrosa. Llegamos a Turquía hace dos meses, una familia nos acogió en su casa, a lo mejor aquí nos pueden ayudar.” 

En Líbano hay más de 700.000 refugiados, Mons. Darwish escribe: “Llevamos ayudando 10 meses, empezamos con 19 familias. Pero han crecido drásticamente: en este momento estamos ayudando a 580 familias. Si el conflicto se complica más y la violencia se extiende a todo el país, este número todavía seguirá creciendo más.” 

Pidamos por todos aquellos que han tenido que abandonar a su familia, su casa, sus tierras y sus bienes. Por todos aquellos que sufren hambre y no tienen un techo donde cobijarse. Pidamos por los que viven en campos de refugiados. Pidamos por todos los países que acogen a los desplazados, por todos aquellos que en el mundo entero están dando ayuda, apoyo y cuidado a los emigrantes, a los refugiados. María, Reina de la paz ruega por Siria, ruega por nosotros

Quinto día: Convierte los corazones de los que han recurrido a las armas y protege a los que trabajan por la paz

“Lo más dramático es la ausencia de todo diálogo en los últimos tres años, la angustia y la desesperación que está anclándose en este pequeño pueblo…”

Ya son más de dos años de luchas y conflictos. Quién recuerda ahora que en un comienzo se buscaba luchar contra la injusticia, contra la falta de libertad, contra la opresión. Los diferentes frentes del conflicto se han endurecido. Lo que empezó como un conflicto interno se ha internacionalizado de forma negativa. Los intereses económicos, geopolíticos están ganando una batalla ajena a los intereses del pueblo sirio: «¡Haz que acabe la guerra y que podamos volver por fin a casa!», rezan los niños sirios día tras día.  Es lo único que quieren, es lo único que desean: que acabe la guerra.

Pidamos por los políticos del país y del mundo entero para que se decidan a buscar la paz y el bien del país, para que cesen de pensar en sus propios intereses y en el poder. Pidamos por las personas que están trabajando por la paz, para aliviar el dolor del pueblo sirio, para consolar sus lágrimas, para que no se cansen de hacerlo a pesar de las amenazas internas y la indiferencia externa. María, Reina de la paz ruega por Siria, ruega por nosotros

Sexto día:Inspira compasión en la Iglesia de todo el mundo con el pueblo sirio

Hoy te pedimos especialmente por la minoría cristiana en Siria (5,2%).  Después del Sínodo sobre la Iglesia en Oriente Medio (2010) los cristianos querían ser testigos activos del Evangelio en el corazón de un mundo judeo-islámico…  La violencia ha sofocado en muchos países rápidamente los frutos de este Sínodo. 

Las minorías cristianas siempre en una frágil situación, en un status quo ambiguo.  “En los conflictos en el mundo árabe, los cristianos observan normalmente neutralidad: no están con el gobierno o con la oposición … Por ello terminan siendo rechazados por ambos lados que quieren su alineación. Por eso la neutralidad no salvó a los dos obispos y tres sacerdotes secuestrados,  a los cientos de cristianos asesinados o secuestrados, ni ha evitado el éxodo masivo de jóvenes y familias enteras”.

Pablo de Tarso, que se había dedicado a perseguir  a la Iglesia, cambió radicalmente su pensamiento y su comportamiento como resultado de su experiencia vivida en el camino a Damasco.  Allí se convirtió en San Pablo; apóstol y misionero. Allí predicó por primera vez.

Pidamos por nuestros hermanos en la Fe. San Pablo, bendice la cristiandad en Siria, ayuda a los cristianos de este país. No te olvides de este lugar, que fue la cuna de la cristiandad. ¡Qué no disminuya su Fe! ¡que sientan el apoyo y el consuelo de sus hermanos cristianos en todo el mundo! María, Reina de la paz ruega por Siria, ruega por nosotros

Septimo día:Danos esperanzaen un futurode Paz basado enjusticia para todos.

«Ya es hora de acabar con el uso de las armas; en lugar de hacer un llamamiento a la violencia, las potencias mundiales deberían trabajar en pro de la paz. »

« Durante todo el tiempo de esta crisis, nuestras iglesias han estado llenas casi por completo. Las personas se dan cuenta de que, a pesar de las dificultades, Dios puede obrar milagros; muchos han salvado la vida. Hay una mezcla de esperanza y desesperación. No saben qué les puede deparar el futuro. La gente tiene miedo pero, a pesar de ello, está fuerte en su fe», decía el Patriarca de la Iglesia greco-católica melquita

«Por tanto, no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día. Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento.» (2ª Corintios 4:16-18)

Pidamos que no decaiga la esperanza. Pidamos que Jesucristo, Príncipe de la Paz y Luz del mundo llene al pueblo sirio de confianza, para que “rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo”. María, Reina de la paz ruega por Siria, ruega por nosotros. 

Tags:
oracionpazsiria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.