Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 18 septiembre |
San José de Cupertino
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Podemos los católicos usar redes sociales que nos atacan abiertamente?

Aleteia Team - publicado el 30/08/13

Hay que seguir adelante con la evangelización a través de Facebook

El desarrollo histórico de la Iglesia manifiesta en las diferentes épocas diversos medios de llevar a cabo la evangelización.

En su mensaje para la Jornada Mundial de la Juventud que este año se llevó a cabo en Río de Janeiro, el Santo Padre Benedicto XVI invitaba de modo incisivo a las nuevas generaciones con estas palabras: “Quisiera subrayar dos campos en los que debéis vivir con especial atención vuestro compromiso misionero. El primero es el de las comunicaciones sociales, en particular el mundo de Internet. Queridos jóvenes, como ya os dije en otra ocasión, «sentíos comprometidos a sembrar en la cultura de este nuevo ambiente comunicativo e informativo los valores sobre los que se apoya vuestra vida. […] A vosotros, jóvenes, que casi espontáneamente os sentís en sintonía con estos nuevos medios de comunicación, os corresponde de manera particular la tarea de evangelizar este “continente digital”». Por ello, sabed usar con sabiduría este medio, considerando también las insidias que contiene, en particular el riesgo de la dependencia, de confundir el mundo real con el virtual, de sustituir el encuentro y el diálogo directo con las personas con los contactos en la red.

El segundo ámbito es el de la movilidad. Hoy son cada vez más numerosos los jóvenes que viajan, tanto por motivos de estudio, trabajo o diversión. Pero pienso también en todos los movimientos migratorios, con los que millones de personas, a menudo jóvenes, se trasladan y cambian de región o país por motivos económicos o sociales. También estos fenómenos pueden convertirse en ocasiones providenciales para la difusión del Evangelio. Queridos jóvenes, no tengáis miedo a testimoniar vuestra fe también en estos contextos; comunicar la alegría del encuentro con Cristo es un don precioso para aquellos con los que os encontráis.”

Por nuestra parte, habiéndose realizado la Jornada para la cual fueron dichas estas palabras, nos gustaría analizar un poco, de modo somero, la puesta en práctica de las mismas. Y como haremos un simple golpe de vista, tomaremos como punto de referencia en nuestra reflexión, el primer elemento que nombra el Papa: la “evangelización web”.

Es llamativo que el entonces Sumo Pontífice indicara internet como un areópago moderno en el cual la evangelización debe ser llevada a cabo principalmente de manos de los jóvenes, por ser quienes más  interactúan en este mundo. Siempre con la aclaración de que esta tarea no debe desvincularse del mundo real, pues el ciberespacio debe ser usado apostólicamente en función del mundo real, de la salvación eterna de las almas de todos y cada uno de los hombres a los que uno pueda llegar con el mensaje del Evangelio.

Desde que el Papa lanzó esta comprometedora invitación, el mundo digital ha visto nacer o crecer grandes iniciativas apostólicas. No nos detendremos ahora en páginas web, sino en páginas de la gigantesca empresa que es Facebook. Y esto porque en nuestros días hemos visto surgir artículos que se preguntaban si los católicos podíamos seguir usando tal red social, cuando ha tenido tan manifiestos ataques a las iniciativas de los fieles.

Por un lado nos parece que antes de hacer interrogantes tan exagerados en el desenlace dada la respuesta, tenemos que ver si es realmente tanto el mal que se nos ha hecho, porque nos parece, y es una pobre opinión, que el uso de la web implica evidentemente un trabajo en el mundo, en ese mundo que persiguió y martirizó a cientos de miles de cristianos en las distintas épocas de la Iglesia, y acá hasta el momento no hablamos de tanto, sino sólo de ataques contra la fe, los cuales no nos pueden faltar, porque si viviéramos permanente paz en nuestra proclamación del Evangelio, clara señal tendríamos de que nuestra predicación no es cristiana, porque dice el evangelio de San Juan: “si a mí me persiguieron, también lo harán con vosotros”.

Y este es el mal mayor que se ha recibido, una que otra página, grandes y fecundas sí, que han sido cerradas, terrible, puede ser, pero aquí la pregunta: ¿no ha sido mayor el bien que se ha hecho con estas obras que lo que se ha padecido luego de ser clausuradas? Hace un tiempo atrás el Papa Francisco nos decía que un árbol que cae hace más ruido que un bosque que crece, y Tertuliano repetía que la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos, a lo cual podemos repetir parafraseándolo: “la anulación de un apostolado TIENE que ser semilla de nuevas y más obras evangelizadoras”. Así piensan los verdaderos cristianos, y no depresivamente, viendo todo nublado, como si no hubiese un cielo azul detrás de las nubes.

Hasta aquí lo negativo que podemos resaltar del hecho de trabajar en el mundo, nada nuevo que no hayan visto los siglos anteriores.

Sin embargo miremos lo positivo, pues cada día la Iglesia se extiende más, y es más conocida y tal como ella es, gracias a todos aquellos que día a día aportan su granito de arena en la web. Sirvan de botón de muestra los siguientes ejemplos tomados de la red social Facebook:

1.    Promoción de la Jornada Mundial de los Jóvenes en Brasil: https://www.facebook.com/jornadamundialdelajuventud

2.    Red Católica mundial: https://www.facebook.com/Aleteiaes

3.    Biblioteca de formación para Católicos: https://www.facebook.com/Alexandriae.org

4.    Ejercicios Espirituales por internet: https://www.facebook.com/ejerciciosespiritualesenlinea

5.    Red mundial de oración: https://www.facebook.com/mayfeelings

6.    Defensa de la vida: https://www.facebook.com/pages/Vida-Humana-Internacional/288654164587621

Y acá dejamos de enumerar por falta de tiempo y deseos de no cansar, pero la lista puede ser muy larga realmente.

Por lo cual nos parece que debemos seguir adelante en estas obras, y si una se cae levantemos siete nuevas, pues con dificultades o sin ellas, Cristo debe ser anunciado.

Ahora, quienes desean ayudar en estas obras además de beneficiarse de ellas, y no disponen del tiempo o conocimientos para emprender una, pueden ser también grandes evangelizadores haciéndolas crecer, en el caso de Facebook, para seguir con la red que hemos tomado de ejemplo hoy, dando likes a las buenas páginas católicas, invitando a los contactos personales a conocerlas, y compartiendo los buenos artículos que publican.

La mies es mucha, y nos nos parece decente quedarnos de brazos cruzados esperando que el demonio y sus secuaces trabajen en donde nosotros podemos hacerlo. Por ello, manos a la obra recordando que la unión hace a la fuerza, y que el amor es siempre más fuerte que el odio. Al fin de cuentas, por más que tengamos que gastarnos y desgastarnos aquí, excelente es la recompensa que nos espera en el cielo.

Tags:
catolicismoevangelizacionnuevas tecnologiasredes sociales

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
3
Maria Paola Daud
Quiso usar una Hostia para hacer brujería y… comenzó a sangrar
4
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
5
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.