Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Venezuela: lo peor es la incertidumbre

© Leo RAMIREZ / AFP
Henrique Capriles durante la campaña electoral en abril de 2013
Comparte

¿Es conveniente que Maduro y Capriles debatan sobre corrupción? ¿Y que la Iglesia lo modere?

El líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles Radonski, pidió esta semana que fuera la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), en concreto monseñor Mario del Valle Moronta Rodríguez, obispo de San Cristóbal, la mediadora para un debate entre éste y el presidente Nicolás Maduro sobre cuestiones de corrupción.
 
"Que sea la Conferencia Episcopal Venezolana. Que sea una persona de la Iglesia que sirva de moderador, dada su jerarquía y el respeto que tenemos los venezolanos por la Iglesia católica", dijo Capriles en su programa de televisión por internet “Venezuela somos todos”.
 
Capriles, actualmente  gobernador del Estado de Miranda (al norte de Venezuela), aceptó el lunes el reto a debatir que lanzó Maduro, cuyo Gobierno acusa a Capriles de encubrir a su colaborador, a quien le imputan cargos de malversación de fondos y de liderar una red de blanqueo de dinero, prostitución y narcotráfico.
 
Capriles, quien desconoce su derrota ante Maduro en las elecciones de abril por 1,49 puntos porcentuales, desafió a su vez al mandatario a poner "hora y fecha" esta semana para que el tema "no quede en el aire". Este fin de semana sería la oportunidad, dijo Capriles. 
 
Sobre este tema y la situación actual en Venezuela entre Gobierno y oposición, Aleteia entrevista a la periodista venezolana Macky Arenas, quien desde Reporte Católico Laico representa una de las voces más críticas y más profundamente católicas del momento actual de su país.
 
¿Estaría en posibilidades la CEV de moderar un debate entre Capriles y Maduro?; ¿sería útil?
 
Personalmente no creo que la CEV deba involucrarse en un tema efectista que se está manejando en plena campaña electoral. La autoridad moral de la Iglesia no debe servir para dirimir temas políticos puestos en la mesa en vísperas de una elección.
 
En las actuales condiciones, un debate sobre corrupción sólo beneficiaría al Gobierno, que tiene la sartén por el mango, mientras la oposición se encuentra mediatizada por el brutal ventajismo que beneficia al sector oficialista.
 
¿Cuál es la motivación de Henrique Capriles para recurrir a la CEV?
A mi manera de ver, busca involucrar a los obispos como una "carnada" para lograr un efecto de opinión pública. De hecho, propone a monseñor Moronta pues como obispo goza del respeto de los católicos – oficialistas o no- pero también de los chavistas quienes lo sienten cercano y lo aprecian.
 
De esa manera Capriles parece buscar en la Iglesia un aliado que respalde y de alguna manera promueva un debate que el Gobierno no le concederá. Maduro planteó la posibilidad del debate, justamente porque si la oposición cae en la trampa sólo ellos hablarán en la Asamblea Nacional como en efecto ha ocurrido otras veces cuando, de la forma más impúdica, se han saltado los reglamentos cercenando las intervenciones de los parlamentarios de oposición. De hecho, ya Maduro ha dicho que va a ir a la Asamblea "a presentar pruebas contra la oposición y proponer soluciones", nunca a debatir.
 
¿Debatirán Maduro y Capriles?
 
Maduro jamás debatirá con Capriles, no les interesa. Les interesa "compartir" la corrupción, encender el ventilador. Por otro lado, estimo una torpeza de la oposición y de Capriles plantear eso: la corrupción no se discute, se combate y se castiga.
 
La corrupción está asociada a delitos con los dineros públicos. Los que manejan los dineros son quienes gobiernan el país… ¿a qué va la oposición? ¿A que la homologuen y la embarren en el mismo pantano? ¿Qué tiene que discutir? En todo caso, una oposición lo que debe hacer es denunciar y acosar al Gobierno corrupto. No colocarse a su nivel debatiendo algo que no se discute.
 
¿Cuál es la postura de la Iglesia venezolana en el tema del reclamo electoral de Capriles?
 
La Iglesia ha pedido y reiterado en varias ocasiones que debe solventarse el asunto del reclamo electoral con transparencia, reflejando la verdad de lo que allí ocurrió.  La Iglesia ha lamentado que el proceso se mantenga bajo sospecha para una buena parte de los venezolanos. Sin embargo, ya el Tribunal Supremo ha descartado toda acción al respecto a través de su última sentencia.
 
¿Y qué hay de las acusaciones al colaborador de Capriles?
 
Es muy difícil no presumir una intención torva por parte de del Gobierno, en este momento electoral y tratándose de uno de sus más cercanos. Acusaciones van y vienen, pero nada hay en claro salvo el confeso objetivo del Gobierno de procesarlo y encarcelarlo.
 
Es un momento muy complicado para Venezuela, ¿no es así?
 
Estoy convencida de que este es el momento político más difícil e incierto que el país ha vivido desde los turbulentos comienzos de la democracia en los años sesenta.
 
La Iglesia permanece como la institución de mayor credibilidad, se ha mantenido atenta sobre lo que ocurre, se ha pronunciado en los temas que atañen a los derechos humanos, vigila todo lo que se hace en Educación y Salud, ha emplazado al Gobierno en las ocasiones y los temas sobre los que ha sido su deber hacerlo, ha proclamado el derecho a vivir en democracia y libertad y ha practicado la solidaridad en temas muy puntuales en que se ha visto en juego la dignidad, la seguridad y la vida de los venezolanos, y ha clamado por la justicia, la solidaridad, la vigencia de la libertad de expresión , la tolerancia y el reencuentro entre los venezolanos.
 
¿Ha sido la Iglesia consecuente con su palabra?
 
Ha sido consecuente y su palabra orientadora jamás ha faltado. Lo que puede pasar es un acertijo. Nadie puede decirlo. A veces es complejo siquiera imaginarlo. Muchas veces te he comentado que uno se siente en este país como si estuviera sentado sobre un barril de pólvora, tal es la gravedad de los problemas y no tienes idea de por dónde brincará la liebre.
 
Pero ciertamente que la Iglesia es una referencia de la mayor importancia, tanto para tirios como para troyanos. Lo peor es la incertidumbre, el acostarte y no saber si amanecerá país…  Esta es mi personalísima opinión.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.