Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

India: Secuestros y violencia contra los cristianos, pero la fe crece

© Harry Sanna
Comparte

Joven conversa secuestrada por sus padres, ataques a sacerdotes y religiosas de una misión jesuita y a la madre de un pastor cristiano

Varios episodios de violencia, que han comportado la violación de la libertad religiosa, han turbado a las comunidades cristianas en la India en los últimos días.

La policía de Chennai, en el estado indio de Tamil Nadu, está buscando a los padres de una chica de 23 años de edad, a la que han secuestrado porque se oponían a su conversión al cristianismo y su deseo de convertirse en religiosa.

Según la información que la agencia Fides recibió de fuentes de la Iglesia local, Lakshmi Priya, una joven mujer graduada en ingeniería, de una familia hindú residente en Hyderabad (en el estado de Andra Pradesh), se había convertido al cristianismo y se preparaba para ser religiosa, siguiendo el camino de la formación a la vida religiosa en Chennai, aunque sin el consentimiento de sus padres, que en los últimos días han recurrido al uso de la fuerza para disuadirla.


Otro episodio de violencia ha ocurrido en Jharkhand, el 19 de agosto. Un niño de siete años, que asistía a una escuela católica, la San Francisco Javier, dirigida por los jesuitas y algunas religiosas, murió repentinamente de un paro cardíaco. Después de ello, una multitud atacó a los sacerdotes y religiosas de la misión jesuita en Jharkhand, pidiendo una indemnización de un millón de rupias.

Las Hermanas de la Congregación de María Inmaculada (CIC), que trabajan en la escuela desde 2005, fueron atacadas por vándalos que destruyeron su convento.

Uno de los sacerdotes que intervino, el padre Salomon, sufrió un trauma en la cabeza y fue trasladado de urgencia al hospital. Los jesuitas sospechan que el ataque fue instigado por un grupo de fanáticos hindúes.


Unos días antes, en el estado de Rajasthan, la madre de un pastor cristiano fue brutalmente golpeada por unos extremistas hindúes que la amenazaron con matarla y cortar en pedazos si no se convertía al hinduismo.

El episodio ocurrió en Jaipur, Rajasthan, el 13 de agosto. Cuatro hombres armados irrumpieron en la casa del pastor Vishaal Behl, asegurándose de que no estaba en casa, comenzaron a saquear la casa.

A continuación, amenazaron a su madre, en un intento de conseguir que revelase dónde estaba su hijo, golpeándola y causándole heridas graves en la cabeza y los brazos.

Sin embargo, los cristianos mantienen su fe. Según el arzobispo de Cuttack-Bhubaneswar (Orissa en el Este de la India), monseñor John Barwa, la fe en Orissa está creciendo precisamente por la persecución, que "ha hecho más fuerte y ha ayudado a los jóvenes y no tan jóvenes a darse cuenta del valor de la fe".

En un mensaje emitido con motivo de los cinco años de la violencia anti-cristiana en el distrito de Kandhamal (2008-2013), que forma parte de su diócesis, el arzobispo destaca también que las persecuciones han fortalecido la unidad entre las comunidades cristianas de diversas confesiones en Kandhamal.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.