Aleteia

México, primer lugar mundial en difusión de pornografía infantil

Comparte

Los pedófilos utilizan sobre todo los domingos; el mes de mayor conexión es agosto, y el horario de mayor frecuencia, al principio de la tarde

Una de las contradicciones más lacerantes del país con casi cien millones de católicos –México—es que se ha colocado en primer sitio en la escala mundial en difusión de pornografía infantil.
 
Tan sólo en lo que va del año 2013, se han sido detectadas al menos 12 mil 300 cuentas personales de Internet, desde las cuales se difunde pornografía infantil, ya sea fotografías o videos. Con esta terrible cifra, México supera a cualquiera otro país del mundo.
 
Y en contraste, la Procuraduría General de la República (PGR) ha iniciado sólo 130 averiguaciones previas contra pedófilos, y ha alcanzado únicamente tres sentencias condenatorias.
 
Incremento exponencial
 
De acuerdo con los datos que se tienen, “el incremento en el número de cuentas personales radicadas en México desde las que se difunde pornografía infantil es, desafortunadamente, exponencial”, según lo explicó recientemente Nelly Montealegre, fiscal especial de la PGR para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas.
 
En 2010, cuando inició el conteo de páginas pedófilas, la PGR detectó 580 cuentas; en 2011 fueron tres mil y en 2012, siete mil. Las 12 mil 300 cuentas detectadas ya en 2013 hacen de la situación un timbre de alarma humanitaria.
 
A partir de convenios con el Centro Nacional para Niños Perdidos y Explotados (National Center for Missing and Exploited Children), de Estados Unidos, desde agosto de 2011, las autoridades mexicanas tienen acceso a la base de datos sobre cuentas de Internet que han sido reportadas como transmisoras de pornografía infantil.
 
Este tipo de denuncias son interpuestas por las compañías que prestan servicios de correo electrónico, redes sociales y chats en línea–, y a partir de las cuales se ha logrado establecer que los lugares de México que más utilizan cuentas para transmitir pornografía usando niños, identificar características comunes de las víctimas y hábitos de los victimarios, sus días preferidos de acción y hasta el perfil profesional de los mismos.
 
Perfiles de los criminales: a la caza de los niños
 
Los reportes con que cuenta la fiscalía especial que encabeza Nelly Montealegre han servido para establecer –con todas las inconsistencias de una investigación que apenas se centra en 130 cuentas de Internet—el retrato-robot de estos delincuentes:
 
Según Montealegre, “a partir de estos datos sí hemos detectado que los abusadores son básicamente hombres, y esto no quiere decir que no existan mujeres involucradas en este tráfico, eso es algo que no descarto, pero hasta la fecha sólo han sido varones los presuntos responsables identificados”.
 
Los pedófilos utilizan sobre todo los domingos; el mes de mayor conexión de pedófilos es agosto, y el horario en que actúan con mayor frecuencia es al principio de la tarde.
 
Este comportamiento, dijo la fiscal, responde a una lógica evidente: “Los pedófilos detectados actúan con mayor fuerza durante las tardes, en días y periodos de descanso, que es cuando los niños y niñas están ante la computadora, haciendo tarea, y la mayor incidencia se da en verano, y esto revela que no todo lo que a combate de la pornografía infantil se refiere radica en el ámbito persecutorio, éste es clave, pero también debe abundarse en materia preventiva, y esto empieza desde casa, los papás y mamás deben estar pendientes de sus hijos, comunicarse fluidamente con ellos, y saber qué hacen cuando están en internet”.
 
Perfil de las víctimas: carencia afectiva
 
De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía adscrita a la PGR, la mayor parte de las víctimas de la pedofilia en México son niñas, la cifra de niños es un poco menor, lo que demuestra que la perversión sexual ya no discrimina por sexo a los que se convierten en sus objetos de uso.
 
Entrevistada por los medios mexicanos, Nelly Montealegre refirió que “en todos los casos, los abusadores y productores de material pornográfico (que han sido consignados) pertenecían al primer círculo de la víctima menor de edad”.
 
Eso lo pudieron verificar “porque, al analizar las imágenes de los abusos, descubrimos que éstos se daban en las recámaras, las cocinas, las salas de los pedófilos, así que se trataba de gente en la que estos niños y niñas confiaban”.
 
Finalmente, según Montealegre, el común denominador en las víctimas “son las carencias afectivas en el seno familiar, de las cuales se aprovechan los pedófilos para convencer a las y los menores para que les proporcionen imágenes en las que se exhiban desnudos”.
 
No obstante que a principios de mayo, la PGR fue informada por el National Center for Missing and Exploited Children que México ocupa ya el primer lugar a nivel mundial en cuanto a emisión de material pornográfico infantil, “nos estamos quedando muy retrasados en el desarrollo de estrategias y herramientas para su combate”, reconoció la fiscal Montealegre.
 
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.