Aleteia

Bicentenario del complejo virreinal más importante de América

Comparte

El 15 de agosto se abre la Puerta Santa de la catedral de Ciudad México

A través de una Carta Pastoral, el Arzobispo Primado de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, ha invitado a toda la comunidad de la Arquidiócesis de México a celebrar los 200 años de la terminación de su  “Iglesia Madre”, la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México.
 
El Primado de México, en su Carta Pastoral, exhortó a todo el presbiterio y fieles laicos de la Arquidiócesis de México a unirse al jubileo que ha proclamado con motivo del Bicentenario de la terminación de la majestuosa Catedral Metropolitana de México, considerada el complejo arquitectónico religioso virreinal más importante y bello de América Latina, orgullo de los mexicanos.
 
Apertura de la Puerta Santa
 
Los festejos iniciarán el próximo 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen María a los Cielos, patrona de la Catedral, con la apertura de la Puerta Santa, la celebración solemne de la Eucaristía, y el himno del Te Deum y finalizarán el 28 de noviembre.
 
Por lo pronto, el próximo 15 de agosto habrá una exposición fotográfica y se exhibirá una maqueta representativa de la Torre Poniente del Campanario, y al día siguiente, viernes 16, se llevará a cabo un concierto llamado “Los sonidos de las Campanas”.
 
El atractivo de ese concierto es que se escuchará, después de 57 años de silencio, el sonido de la campana llamada “La Castigada”, que según se cuenta, fue “callada” por haber matado a un joven campanero de 16 años.
 
“Todo nuestros colaboradores han querido contribuir de alguna manera en el festejo del monumento colonial más importante de América Latina, es por eso que nos preparamos diariamente para celebrar dignamente este bicentenario”, expresa el diácono permanente y campanero mayor, de la Catedral, Rafael Parra.
 
Cada campana tiene su historia
 
Las campanas de la Catedral han acompañado la historia del México independiente.  Tanto la historia militar como la política y la religiosa.  Repican a diario, pero no siempre de forma especial, que se guarda para las grandes ocasiones.  La última ocasión que se repicaron de forma especial fue tras la elección del nuevo Papa Francisco, el 13 de marzo de este año.
 
La exposición contará con imágenes elaboradas con la técnica de acuarela o dibujo a mano, así como fotografías que ilustran el correr del tiempo frente a los ojos de este majestuoso templo.
 
La elaboración de la maqueta está a cargo de un grupo de estudiantes de arquitectura que han querido revelar los rincones más escondidos del campanario, el cual alberga el mayor número de campanas, entre ellas, la más grande dedicada a Santa María de Guadalupe.
 
Cada una de las 35 campanas de la Catedral Metropolitana tiene su propio nombre e historia. Muchas de ellas han sido testigos de momentos memorables y su tañido ha sido escuchado por generaciones; sin embargo, la más joven de ellas, dedicada a san Juan Diego, tiene el honor de haber sido bendecida por el Papa Juan Pablo II.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.