Aleteia

“¿Cómo saben que no pueden si no lo han intentado?”

Comparte

Testimonios y consejos durante la Cruzada Matrimonial en Guadalajara (México)

Como “un éxito total, sobre todo por la participación de jóvenes”, calificaron los organizadores de la Cruzada Matrimonial, que se llevó a cabo el pasado fin de semana en la ciudad de Guadalajara, México.
 
En el acontecimiento, también auspiciado por la arquidiócesis de Guadalajara “los jóvenes demostraron su disposición de aprender, de escuchar, su capacidad de elegir e incluso tal vez su necesidad de llenar sus vacíos, de encontrar respuesta a sus preguntas y ¿por qué no?, de sanar sus heridas”, dijeron a Aleteia los organizadores del encuentro.
 
Siete acciones para asegurar el éxito
 
Decenas de camiones provenientes de diferentes parroquias e incluso de diferentes municipios, llegaban con jóvenes entusiasmados, listos para “absorber” las sugerencias y recomendaciones para alcanzar el éxito, para vivir su noviazgo, para valorarse.
 
Y la palabra les fue dada, los jóvenes se llevaron mucho material para reflexionar: “lo que construyas en tu vida es para ti, tú verás si construyes bien o mal”, les señaló el primer conferencista, Juan Alberto Echeverry, de Colombia, quien les expuso siete acciones para asegurar el éxito en la vida: “Cree en Dios, en ti y en las personas. Aprovecha las oportunidades que la vida te presenta.  No te esclavices (adicciones) droga, computadora, celular, pornografía, gel, maquillaje, etc. Abre tu mente al conocimiento.  Esfuérzate por conquistar metas en tu vida  Decide ser un líder positivo y ama con toda intensidad; ama lo que haces”.
 
¿Cómo llenas tus vacíos?
 
El testimonio de Hanns Mylouths también dejó honda huella en sus corazones sobre el uso de la droga y sus consecuencias.  Nacido en Francia, Hanns contó cómo el vacío que sentía por la desatención en su casa lo llenó con drogas. Sin embargo fue muy claro al sostener que fue su responsabilidad consumirlas y sufrió las consecuencias, pues se hizo adicto, cayó muy bajo y en una alucinación, se lanzó de un edificio y perdió sus piernas.
 
“¿Tú con qué llenas tus vacíos?”, preguntó a los jóvenes, y los invitó a que se dejen transformar por El Señor.
 
Mark Evan Lemoine, fue el preferido de algunas, pues para explicarles el valor de su cuerpo, hasta cantó para hacer entender que puede escucharse bonito, pero el “tonight” (“esta noche”) no es válido; no procede. “Si te piden una muestra de tu amor –les dijo a las jóvenes- tú pídele a él que te demuestre que te ama guardándose para ti”.
 
Y para cerrar, antes del concierto de Tesalónica, Adriana Corona los exhortó a valorarse con el autoconocimiento, autoconcepto, autorespeto y autoaceptación. “¡Quítense la careta!”, los animó.
 
Cuatro razones para un matrimonio saludable
 
El sábado las conferencias fueron  dirigidas a los matrimonios y el domingo a las familias, como parte de la VI Cruzada Matrimonial y el IV Encuentro Provincial de Familias. Todos los mensajes fueron contundentes: convive con tu familia, ama, perdona, reza el rosario, persevera.
 
Ese mismo día, Luis Cuadro Moreno, de Argentina compartió cuatro razones para un matrimonio saludable: Ser una pareja en lo físico. Ser una pareja en lo emocional. Ser una pareja en lo intelectual, y ser una pareja en lo espiritual.
 
Por su parte, Lupita Venegas, animadora de estas cruzadas matrimoniales invitó a acercarnos a Dios, obedecerle y perdonar. “No se puede pedir lo que no se da, si se quiere comprensión, hay que comprender, si se quiere amor, hay que amar… pero hay que tener una actitud humilde y no dejar que triunfe el demonio que busca la separación”, resaltó Venegas.
 
Tras esta participación, el exfutbolista y campeón del futbol mexicano Alberto García Aspe, junto con su esposa Rosy, compartieron su testimonio de conversión gracias al amor y las bendiciones que ha recibido a través de la Virgen María.
 
Elegir el perdón, no el divorcio
 
El siguiente tema fue ofrecido por Juan Rosales Pinto, quien habló de la Infidelidad, perdón o ruptura.  Destacó los graves daños causados a los hijos de los hogares destruidos. Expuso que “la fidelidad es creer en la persona, por lo que cuando se deja de creer en la pareja, llega la infidelidad”.
 
Por eso recomendó: “Arréglate con tu esposo o tu esposa, porque la ruptura provoca estragos dramáticos” Si hay que elegir entre el divorcio o el perdón, dijo “yo les respondo: el perdón beneficia al que perdona”.
 
Por su parte, Adriana Corona habló de las etapas del amor y señaló que cuando sólo se le ven los defectos a la pareja, “empiezas a destruir el matrimonio, por lo que para salvar la relación hay qué pensar positivamente del esposo o la esposa, hay qué hacer todos los días algo aunque parezca difícil: habla positivamente del otro”.
 
En otra de las intervenciones, Guillermo Dellamary, expuso el tema del egoísmo y para empezar sostuvo que “todos somos egoístas por naturaleza”, pero que “podemos y debemos esforzarnos para dejar de serlo e imitar a Jesucristo y por amor ofrecernos a los demás”.
 
Para cerrar el día, que concluyó con la Hora Santa, Julio Márquez destacó la importancia de la comunicación asertiva que maneja elementos muy sencillos: “saber lo que quiero, la forma adecuada para decirlo, el momento adecuado para decirlo, expresar lo que estoy sintiendo y hacer una petición o solicitud”.
 
Todos tenemos una discapacidad
 
El domingo 4 de agosto, el campeón paraolímpico Arnulfo Castorena compartió también su testimonio de vida con un mensaje impactante pues todo lo tuvo en contra desde su nacimiento.  Sin un brazo y prácticamente sin piernas, ha alcanzado el éxito, no solamente en la piscina de competencias paraolímpicas, sino también en lo familiar, pues se casó y tiene seis hijos para quienes quiere lo mejor.
 
“¿Cómo saben que no pueden si no lo han intentado?”, fue el mensaje de Castorena que quedó entre los asistentes.  Y luego agregó: “todos tenemos una discapacidad, pero muchos la tienen en el cerebro”, sin embargo “con coraje, determinación, disciplina y perseverancia, pueden lograr muchas cosas”.
 
El tema de sanación interior para todos fue expuesto por Juan Alberto Echeverry, quien indicó que “sólo Dios sabe si fuimos dañados, y de qué manera, estando en el vientre de nuestra madre;  o cómo fuimos dañados en nuestra infancia”. Por lo tanto, “sólo Dios puede sanar cualquier daño que tengamos, si decimos palabras no edificantes, si tienes mal genio, eres intolerante o impaciente. Todo puede ser sanado porque Él ha venido para que seas feliz”.
 
Los bienes y vivir bien
 
Tocó cerrar el encuentro al cantante y autor Martín Valverde, quien con su más reciente experiencia en la Jornada Mundial de la Juventud y haciendo eco de las palabras del Papa Francisco, invitó a los católicos “a hacer lío”.
 
El encuentro fue clausurado por el obispo Francisco González, de Guadalajara, quien durante la homilía de la concelebración eucarística, destacó el ansia por los bienes terrenales que priva en la sociedad, por tener lo último de la tecnología. “No vas a vivir bien por los bienes, sino por tu correcta relación con los bienes”, aseguró al destacar la importancia del desapego a lo material “pues nuestro corazón nunca se va a saciar con los bienes materiales; además de que a través de ellos, no se va a encontrar la unidad familiar ni el bienestar del corazón”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.