Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 02 diciembre |
San Habacuc
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: Revolución Copernicana, quitemos el yo y pongamos a Dios

Inma Álvarez - publicado el 25/07/13

El Pontífice, recibido en Copacabana a ritmo de bossa nova

“Veo en ustedes la belleza del rostro joven de Cristo, y mi corazón se llena de alegría”. Alegría hubo a raudales en la acogida en Copacabana, mientras el Papa Francisco recorría en Papamovil Copacabana sin prisa, parando a trechos para bendecir y besar niños e incluso lanzar el solideo a uno de ellos.  

El Papa Francisco, alternando el portugués y el español (más el español, sobre todo durante la homilía), habló a casi un millón de jóvenes de dar un “giro copernicano” a sus vidas: no hay nada en este mundo que pueda saciar el corazón humano, y menos el corazón de un joven. Si el hombre no deja entrar a Dios, está abocado a la frustración.

“Hoy me gustaría que todos nos preguntásemos sinceramente: ¿en quién ponemos nuestra fe?”, preguntó a los presentes. “Tenemos la tentación de ponernos en el centro, de creer que nosotros solos construimos nuestra vida, o que es el tener, el dinero, el poder lo que da la felicidad. Pero no es así”.

Sin embargo, “la fe lleva a cabo en nuestra vida una revolución que podríamos llamar copernicana, porque nos quita del centro y pone en él a Dios; la fe nos inunda de su amor que nos da seguridad, fuerza, esperanza. Aparentemente no cambia nada, pero, en lo más profundo de nosotros mismos, todo cambia”.

“Hoy Jesús nos sigue preguntando: ¿Quieres ser mi discípulo? ¿Quieres ser mi amigo? ¿Quieres ser testigo del Evangelio? En el corazón del Año de la fe, estas preguntas nos invitan a renovar nuestro compromiso cristiano. Sus familias y comunidades locales les han transmitido el gran don de la fe. Cristo ha crecido en ustedes”, añadió, para terminar saludando en portugués.

El tener, el dinero, el poder, dijo el Papa a los presentes, “pueden ofrecer un momento de embriaguez, la ilusión de ser felices, pero, al final, nos dominan y nos llevan a querer tener cada vez más, a no estar nunca satisfechos. ¡“Pon a Cristo” en tu vida, pon tu confianza en él y no quedarás defraudado!

¿Qué significa “Pon fe”? Cuando se prepara un buen plato y ves que falta la sal, “pones” sal; si falta el aceite, “pones” aceite… “Poner”, es decir, añadir, echar. Lo mismo pasa en nuestra vida, queridos jóvenes: si queremos que tenga realmente sentido y sea plena, como ustedes desean y merecen, les digo a cada uno y a cada una de ustedes: “pon fe” y tu vida tendrá un sabor nuevo, tendrá una brújula que te indicará la dirección”

“La juventud hoy está empachada, pero no alimentada. Es muy triste ver a la juventud empachada, pero débil. La juventud tiene que ser fuere, alimentarse en la fe y no empachase en otras cosas”. “La fe es revolucionaria, y yo te pregunto, joven, ¿estás dispuesto, estás dispuesta, a entrar en la revolución de la fe?”

Con su acento más porteño, concluyó: “Dejáte amar por Jesús es un amigo que no defrauda”.

Momentos emotivos

Hubo varios momentos de honda emoción en el saludo inicial: el Papa comenzó rcordando lo que ha supuesto la celebración de la JMJ, comenzando por el de Buenos Aires de 1987, y a la joven francesa Sophie Morinière, muerta en la Guayana francesa cuando peregrinaba a Río.

Y a mitad de su saludo, el Papa se pasó al español. Quiso pedir un gran aplauso para Benedicto XVI: “le pedi que me acompañara con la oración y me dijo que me acompañaría en la oración, y me dijo que lo haría y que lo seguiría por la televisión, así que ¡ahora mismo nos está viendo!

Después improvisó hablando sobre él mismo, refiriéndose a los “graves problemas que tiene que afrontar un obispo": “que feo es un obispo triste. Yo, para que mi fe no sea triste, he venido aquí para contagiarme con el entusiasmo de ustedes”.


Tags:
jornada mundial de la juventudpapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.