Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Habacuc
home iconDesde Roma
line break icon

Los obispos hablan con los jóvenes sobre la fe

Gilberto Hernández García - publicado el 25/07/13

Hay 250 "polos catequéticos" esparcidos por la ciudad organizados por idiomas

Han comenzado las catequesis en la JMJ de Río, como un espacio primordial de encuentro con Cristo: La idea inicial es promover un momento de formación y reflexión sobre el tema principal ‘Id, haced discípulos entre todas las naciones’, tomado del Evangelio de San Mateo. Durante tres mañanas, los jóvenes agrupados por idiomas participan en un tema específico y tienen la oportunidad de hacer preguntas al obispo catequista. Los jóvenes están trabajando seriamente, y en ambiente de oración, algunas preguntas sobre el tema de la catequesis. Luego exponen sus conclusiones, consultas, formulan sus preguntas.

“Da gusto verlos compartir una misma fe a quienes provienen de diversas naciones. Y así como la fe los une, lo es también su ser jóvenes. Sus preguntas,  convicciones, contradicciones, propósitos, y amor por el Señor y la Iglesia, son los mismos en todos los países”, ha dicho Monseñor Cristián Contreras Villarroel, obispo auxiliar de Santiago y Presidente de la Comisión de Pastoral Juvenil de Chile, quien participa como catequista en esta JMJ.

Por su parte, el padre Leandro Lenin Tavares, responsable de las catequesis ha dicho que debido al alto número de peregrinos inscritos se destinó una gran cantidad de lugares para la celebración de catequesis, localizados en las Arquidiócesis de Río de Janeiro y de Niterói y en las diócesis de Nova Iguaçu y de Caxias.

Son unos 250 “polos catequéticos”, donde igual número de obispos se están encargando de transmitir en una “exposición sintética de las verdades de fe”, cuyo objetivo es reflexionar un tema evangélico en el contexto histórico y cultural en que los jóvenes deben dar testimonio de su fe.

Reflexionar las implicaciones de la misión

El lema de la JMJ es “Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos”. Es el mandato de Cristo resucitado. Así las cosas, cada catequesis tiene unos objetivos claros, como explica el obispo auxiliar de Santiago de Chile:

“En la primera catequesis ‘Sed de Dios’, queremos reflexionar acerca de los sufrimientos y alegrías de los jóvenes de hoy, ayudarlos a formular las expectativas de esperanzas que hay en sus corazones y anunciar que Cristo nos ofrece una nueva esperanza. Es decir, partimos mirando la realidad para iluminarla desde Cristo”.

El prelado señaló que en la segunda catequesis, titulada “Ser discípulos de Cristo”, se reflexiona sobre qué significa ser cristiano, y se muestra a Jesucristo como el buen maestro que escucha al Padre Dios y hace su voluntad. “Queremos suscitar en los y las jóvenes la alegría de ser amigos de Jesús. Y ser amigos del Señor implica amarlo, cambiar de vida, acercarse al sacramento de la reconciliación, alimentarse de su Palabra y de la Eucaristía y seguirlo o imitarlo: ser discípulos misioneros”.

Por último, señala el obispo chileno, en la tercera catequesis, “Ser misioneros. Vayan”, el objetivo es exponer que la evangelización nace del encuentro personal con Cristo que cambia la existencia de la persona. “Pero este encuentro personal con Cristo, para ser discípulo misionero, se debe dar en un contexto eclesial. No se vive la fe en un contexto individualista, sino comunitario y eclesial”, enfatiza.

En suma, los jóvenes peregrinos están reflexionando fuertemente sobre las implicaciones de la misión que encomendó el Señor de hacer discípulos de todas las naciones; tarea que pasa por conocer la cultura actual de los jóvenes, tener empatía con ella, tener una simpatía crítica, todo ello desde el encuentro personal con el Señor a través de su palabra, los sacramentos y la vida comunitaria.

Las catequesis son un elemento por demás importante en las JMJ, porque los jóvenes están deseosos y necesitados de profundizar en las razones de su fe. “Ya lo decía san Pedro en su carta: ‘Estén siempre dispuestos a dar razón de la esperanza que los anima’. Pero se trata de una razón no como un ejercicio racionalista, sino iluminada desde la revelación de Cristo y de la contemplación orante de la Palabra de Dios. Los jóvenes nos exigen formación seria, y estas instancias de la JMJ son un lugar privilegiado para ello”, señaló Monseñor Contreras Villarroel.

Animar el espíritu misionero

Las celebraciones de catequesis están siendo impartidas en las mañanas, durante tres días. En ellas se cuenta con momentos de oración, alabanzas, música,  confesiones y testimonios; al fin se tiene la Santa Misa. Según el padre Leandro Lenin Tavares, los temas que están siendo reflexionados en las sedes catequéticas son transmitidos simultáneamente para los otros polos, con la intención de despertar el ánimo y el coraje, creando corrientes de amistad entre los jóvenes, porque “precisamos comunicar a los peregrinos acerca de ese espíritu de misión que la Jornada quiere alcanzar”.

Las catequesis se están impartiendo en diversas lenguas, de las cuales las más concurridas son: portugués (133 sedes), español (50 sedes), inglés (25 sedes), italiano y francés (15 sedes), alemán (8 sedes) y polaco (5 sedes). 

Tags:
catequesisjornada mundial de la juventud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.