Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 05 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconDesde Roma
line break icon

Papa a los periodistas: Estos leones no son tan fieros…

Radio Vaticano - publicado el 23/07/13

Transcripción del diálogo del Papa con la prensa a bordo del avión rumbo a Brasil

Ayer por la mañana, en el transcurso del viaje aéreo hacia Brasil, con ocasión de la JMJ de Río de Janeiro, el Santo Padre Francisco se reunión con los agentes de la comunicación del Vuelo Papal. Publicamos seguidamente la transcripción del diálogo del Papa con los periodistas a bordo del avión, introducido por el Director de la Sala Stampa, P. Federico Lombardi:


Padre Lombardi: Santo Padre Francisco, bienvenido en medio de esta comunidad volante de periodistas de agentes de la comunicación. Nosotros estamos muy emocionados de acompañarle en su primer viaje intercontinental, internacional, después de haberle seguido a Lampedusa ¡con mucha emoción!

Además es el primer viaje a su continente, al final del mundo. Es un viaje con jóvenes. Hay aquí un gran interés. Como ve se han ocupado todas las plazas disponibles para los periodistas en este vuelo. Somos más de 70 personas, y este grupo esta compuesto con criterios de gran variedad, es decir hay representantes de las televisiones –tanto redactores, como cámaras- están los representantes de la prensa escrita, de las agencias de prensa, de la radio, agentes de internet… Por tanto, prácticamente todos los medios de comunicación están representados de un modo cualificado. Y también están representadas diferentes culturas, lenguas distintas.
Tenemos, en este vuelo, un gran grupo de italianos, después están los brasileños que han venido de Brasil para volar con usted: son diez los que han venido aposta para esto. Hay diez de los estados Unidos de América, nueve de Francia , seis de España, después hay ingleses, mexicanos, alemanes; también Japón, Argentina –naturalmente- Polonia, Portugal y Rusia están representado. Por tanto es una comunidad muy variada. Muchos de los presentes siguen a menudo los viajes del Papa al extranjero, no es su primera experiencia, incluso algunos de ellos ya son experimentados, conocen estos viajes mejor que usted. Sin embargo, para otros es su primera vez, por ejemplo los brasileños, que siguen específicamente este viaje. Nosotros hemos pensado en acogerle en este grupo, también con la voz de uno de nosotros, o mejor de una de nosotros, que ha sido elegida –creo que sin problemas de competencia- porque ciertamente es la persona que más viajes ha hecho al extranjero con el Santo Padre: compite con el doctor Gasbarri en el número de viajes realizados. Es una persona que también viene de su continente, que puede hablar en español, en su lengua; es una persona, una mujer a la que le voy a dar la palabra, a Valentina Alazraki, que es la corresponsal de Televisa desde hace muchos años pero siempre muy juvenil como ve. Además estamos muy contentos de tenerla entre nosotros porque hace pocas semanas se había roto un pie y teníamos miedo de que no estuviese bien para poder venir. Sin embargo, se ha curado a tiempo, le quitaron la escayola hace dos o tres días y ya está con nosotros. Queremos que sea ella la que transmita los sentimientos de este grupo a Usted:

Valentina Alazraki: [en español] Papa Francisco, ¡Buenos Días!

El único mérito que tengo para tener el privilegio de darle la bienvenida es el altísimo número de horas de vuelo. Participé en el primer vuelo de Juan Pablo II a México, mi país. Entonces era la mascota, ahora soy la decana: ¡34 años y medio después! Por esto tengo el privilegio de darle la bienvenida. Sabemos por sus amigos y colaboradores de argentina que los periodistas no son precisamente “santos de su devoción”. Quizás ha pensado que el padre Lombardi lo ha llevado a la fosa de los leones… Pero la verdad es que nosotros no somos tan feroces y tenemos el gran placer de poder ser sus compañeros de viaje. Nos gustaría que usted nos viese así, como compañeros de viaje en este y otros más. Obviamente somos periodistas y si hoy, mañana, o en los próximos días desea responder a nuestras preguntas no diremos que no, porque somos periodistas.

Hemos visto que ha confiado este viaje a María, yendo a Santa María la Mayor, irá a Aparecida, he pensado hacerle un pequeño regalo, una pequeñísima Virgen peregrina para que le acompañe en esta peregrinación y a otras muchas. Casualmente se trata de la Virgen de Guadalupe, pero no porque es la reina de México, sino porque es la Patrona de América, así que ninguna Virgen se resentirá, ni la de Argentina, ni la de Aparecida, ni ninguna otra. Se la regalo con muchísimo afecto de parte de todos nosotros y con la esperanza de que le proteja en este viaje y en muchos otros después.

Padre Lombardi: Ahora le damos la palabra al Santo Padre, naturalmente para que nos diga al menos algunas palabras de introducción a este viaje.

Papa Francisco: ¡Buenos días. Buenos días a todos vosotros. Se han dicho –he escuchado- cosas un poco raras: “No sois santos de mi devoción”, “Estoy aquí entre leones…” pero  no muy feroces, ¿eh?

Gracias. En verdad yo no concedo entrevistas, pero no sé por qué, no puedo, es así. Para mí es un poco agotador hacerlo, pero agradezco esta compañía. Este primer viaje mío es precisamente para encontrar a los jóvenes, pero encontrarlos no aislados de su vida, quisiera encontrarlos precisamente en el tejido social, en la sociedad. Porque cuando aislamos a los jóvenes, cometemos una injusticia; les quitamos su pertenencia. Los jóvenes tienen una pertenencia, una pertenencia a una familia, a una patria, a una cultura, a una fe… Tienen una pertenencia y nosotros no debemos aislarles. Pero sobre todo, no aislarles de toda la sociedad. Ellos – ¡de verdad! – son el futuro de un pueblo: ¡esto es verdad! Pero no solo ellos: ellos son el futuro porque tienen fuerza, son jóvenes, saldrán adelante. Pero también el otro extremo de la vida, los ancianos, son el futuro de un pueblo. Un pueblo tiene futuro si va adelante con ambos puntos: con los jóvenes, con la fuerza, porque lo llevan adelante; y con los ancianos, porque son los que dan la sabiduría de la vida. Y yo muchas veces pienso que hacemos una injusticia con los ancianos, les dejamos aparte como si no tuvieran nada que darnos; ellos tienen la sabiduría, la sabiduría de la vida, la sabiduría de la historia, la sabiduría de la patria, la sabiduría de la familia. ¡Y esto lo necesitamos! Por esto digo que voy a encontrar a los jóvenes, pero en su tejido social, principalmente con los ancianos. Es verdad que la crisis mundial no hace cosas buenas con los jóvenes. Leí la semana pasada el porcentaje de jóvenes sin trabajo. Pensad que corremos el riesgo de tener una generación que no haya tenido trabajo, y del trabajo viene la dignidad de la persona de ganarse el pan. Los jóvenes , en este momento, están en crisis. Nos hemos acostumbrado un poco a esta cultura del descarte: ¡con los ancianos se hace muy a menudo! Pero ahora, también con estos jóvenes sin trabajo ha llegado a ellos la cultura del descarte. ¡Debemos acabar con esta costumbre de descartar! ¡No! Cultura de la inclusión, cultura del encuentro, hacer un esfuerzo para traer a todos a la sociedad. Y este es un poco el sentido que quiero dar a esta visita a los jóvenes, a los jóvenes de la sociedad. Os doy muchas gracias, queridísimos, “santos de no devoción” y “leones no tan feroces”. Pero muchas, muchas gracias. Y quisiera saludaros a cada uno. Gracias.

Padre Lombardi: Mil gracias, Santidad, por esta introducción tan expresiva. Y ahora pasamos todos a saludarle: pasan por aquí, así pueden venir cada uno de ellos y conocerle, presentarse; que cada uno diga de qué medio, de qué televisión, periódico viene. Así el Papa le saluda y le conoce …

Papa Francisco: Tenemos diez horas…

Los periodistas pasan uno a uno para saludar al Santo Padre…

Padre Lombardi: ¿Ya habéis terminado todos? ¿Sí? ¡Estupendo! Agradezco verdaderamente de corazón al Papa Francisco porque ha sido, creo, para todos nosotros un momento inolvidable y cre que ha sido una gran introducción a este viaje. Creo que se ha ganado un poco el corazón de estos “leones”, de manera que durante el viaje sean sus colaboradores, es decir, que comprendan su mensaje y lo difundan con mucha eficacia. Gracias, Santidad.

Papa Francisco: Os doy las gracias de verdad y os pido que me ayudéis y colaboréis en este viaje, para el bien, para el bien; el bien de la sociedad: el bien de los jóvenes y el bien de los ancianos; ambos juntos, no lo olvidéis. Y yo me quedo como el profeta Daniel: un poco triste, ¡porque he visto que los leones no eran tan feroces! Muchas gracias, muchas gracias. Un abrazo a todos. Gracias

Tags:
jornada mundial de la juventudpapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.