¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco: no hay futuro para los jóvenes sin los ancianos

© ALBERTO PIZZOLI / AFP
Comparte

Palabras del Papa a los periodistas en el vuelo a Río de Janeiro

Un viaje para encontrar a los jóvenes, a los que no hay que aislar sino que ayudar a afrontar las dificultades de cada día, por ejemplo las del trabajo. Es uno de los conceptos expresados a los periodistas por el Papa Francisco en el vuelo que le está llevando a Río de Janeiro para la Jornada Mundial de la Juventud. Un particular acento del Pontífice sobre el riesgo de tener una generación sin trabajo.
 
El clima a bordo del vuelo papal Roma – Río de Janeiro ha sido cordial. El Papa se encontró brevemente con los periodistas – unos setenta – e indicó una línea para su viaje a Brasil. “Voy a encontrarme con los jóvenes”, dijo el Papa Francisco, jóvenes no aislados sino inmersos en la realidad de todos los días, también porque su aislamiento  es “una injusticia”. Los jóvenes, afirmó, tienen una pertenencia precisa, pertenecen a una familia, a una patria, a una cultura y a una fe. Por tanto, tienen una riqueza que constituye el futuro de un pueblo, pero – añadió el Papa Francisco – el futuro es también de los ancianos, porque son depositarios de una “sabiduría de vida”, de la historia, de la patria y de la familia. “Un pueblo tiene futuro – prosiguió – si va adelante con la fuerza de los jóvenes y con los ancianos”.
 
Después hizo una reflexión sobre la crisis económica mundial y sobre la posibilidad para los jóvenes de encontrarse sin trabajo. “Corremos el riesgo de tener una generación que no tenga trabajo”, afirmó el Papa, añadiendo que “es del trabajo de donde viene la dignidad de la persona”, “del ganarse el pan”. De ahí un pensamiento sobre la cultura del derroche que se refleja en el hecho de dejar de lado a los ancianos, mientras que es necesario en cambio promover “una cultura de la inclusión, una cultura del encuentro”. Después invitó a los periodistas: “os pido que me ayudéis – concluyó el Papa – y que trabajéis siempre por el bien de la sociedad de los jóvenes y de los ancianos”.
 
El encuentro fue introducido por el padre Federico Lombardi, quien presentó al Papa a los periodistas presentes, entre ellos 10 brasileños, llegados del país ex profeso para volar con el Papa Francisco. Otros diez de Estados Unidos, nueve de Francia, seis de España, ingleses, mexicanos, alemanes y también reporteros de Japón, Argentina, Polonia, Portugal y Rusia. En nombre de ellos saludó al Papa Valentina Alazraki, corresponsal en Italia para la televisión mexicana Televisa, quien regaló al Papa una pequeña estatua de la Virgen de Guadalupe, "no solo la Reina de México – afirmó – sino Patrona de toda América”. En su breve saludo, Alazraki citó el episodio bíblico de Daniel en la fosa de los leones, refiriéndose a los periodistas que muchas veces son pintados como tales. El Papa bromeó sobre ello afirmando que los leones “no eran tan malos” y confesó que no concede entrevistas porque le resulta fatigoso.
 
© Radio Vaticano
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.