¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Juan José Padilla: “No concibo mi vida sin Dios”

© ALBERTO SIMON / AFP
Comparte

El torero muestra cómo vivió su cogida en 2011 con los ojos de la fe

“El 99% de los toreros somos personas de fe”, explica Juan José Padilla, “no concibo la vida sin la presencia del Altísimo”. Así de contundente se expresaba el torero durante una entrevista emitida este domingo en el programa “El Peligro número 1”, de la Cadena COPE.
 
El 7 de octubre de 2011, Juan José Padilla sufrió una gravísima cogida en la cara que le afectó directamente al ojo izquierdo. Desde entonces, y debido al parche que lleva en ese ojo, en el mundo del toreo se le denomina: “El torero pirata” o el “Pirata” Padilla.
 
En la entrevista, dentro de un programa de humor, Victorio Duque, su director, juega con el humor, el dolor, el miedo o la muerte. “¿Usted quién es?”, pregunta el humorista, a lo que el diestro responde también con humor: “Yo he hecho la película de Piratas del Caribe. Soy Juan José Padilla”, en alusión al parche y las secuelas que le dejó la cogida.
 
Con un fino sentido del humor y una visión positiva de la vida, el diestro va desgranando algunas de las cualidades del ser humano y del “toreo”. Afronta la definición de valor: “El valor es el estado de la persona en el que es capaz de superar el miedo” y lo que supone el miedo: “Hay mucho miedos: a la soledad, al fracaso, a no poder desarrollar lo que uno quiere en la vida, el miedo es indescriptible”.
 
Valiente, tal y como siempre ha desarrollado su profesión, Juan José Padilla no evita hablar de lo ocurrido el día de la cogida: “El miedo que he sentido en esa tarde de mi vida era no poder realizar lo que siempre quise, el miedo a afrontar mi profesión”. “Superando esa barrera, mi familia, mis amigos, mi entorno volvería a la normalidad y volvería a lo que somos: una familia feliz y normal”.
 
Y todo ello lo ha conseguido gracias a la fe: “No concibo la vida sin la presencia del Altísimo”. “Los toreros estamos solos en el ruedo”, continúa el maestro Padilla “y te abandonas, te entregas”. “Todo lo afrontas dedicándoselo al Señor y sabiendo que todo lo que suceda es porque Él quiere. Con lo cual somos personas que llevamos la fe dentro y necesitamos estar apoyados por Dios”.
 
Estremecen algunas de sus respuestas, como cuando afirma que ese percance lo toma “como un regalo de Dios”: “Es un regalo todo lo que me está pasando. Siento que todo lo que estoy recibiendo es Gloria. El sufrimiento es parte de la Gloria y Dios me lo está demostrando”.
 
Para Juan José Padilla, el torear 72 corridas de toros en la campaña del año pasado junto a las mejores ganaderías, “si no sucede este percance no hubiera ocurrido”. Al igual que destaca, “el apoyo, el cariño que he recibido por toda la sociedad y los anónimos que me escriben cartas con sus experiencias en la vida”.
 
Juan José Padilla no piensa que el percance (como todo el rato lo denomina) le haya destrozado la vida. “La verdad es que (al mirarme al espejo) reírme no me he reído”, explica, “pero me he mirado para reconocer que tengo que afrontar la verdad y dar gracias a Dios”. “En el toreo siento que somos hombres de verdad”, afirma, “se siente de verdad, se sufre de verdad y se muere de verdad”.
 
“Te entregas de verdad”, concluye el torero, explicando que “con la fe que he tenido en los momentos duros el percance me ha recompensado, sobre todo moralmente”.
 
Escuche aquí íntegro el programa “El Peligro número 1”: http://www.cope.es/player-alternativo/id=2013072120090001&activo=10

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.