¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Francisco vuelve a Latinoamérica como primer peregrino de la JMJ

© JMJ Rio 2013
Comparte

Impactante testimonio de jóvenes de todo el mundo sobre la Jornada

“Se fue de América Latina al ser elegido Papa, y ahora vuelve como el ‘primer peregrino’ de la Jornada Mundial de la Juventud: Cristo redentor lo recibe con los brazos abiertos”. Así dijo el arzobispo de Río de Janeiro, Monseñor Orani João Tempesta, en el Centro Internacional de Prensa en Copacabana, durante la presentación de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) para los medios de comunicación que hacen la cobertura.
 
El prelado, quien estuvo acompañado seis jóvenes en esta presentación, señaló que el Papa Francisco “Viene con la esperanza de todos los que quieren construir un mundo mejor”. E hizo algunas referencias a la problemática que hoy en día atraviesa Brasil, sin embargo, señaló: “creemos firmemente que la belleza, la energía y la esperanza de tantos jóvenes de todas partes del mundo servirá para construir un mundo más justo y solidario”.
 
Un momento por demás emotivo fue cuando sendos jóvenes provenientes de Argentina, Brasil, China, México, Siria y Mozambique hablaron de lo que significa la JMJ para los jóvenes de todo el mundo, como espacios de reflexión y construcción de paz.
 
Una posibilidad de ayudar a otros
 
“Sentí la necesidad de hacer algo que realmente sirva, algo que ayude a otras personas, no algo que sea para beneficio y gozo personal”, compartió Albert Pérez, un argentino de 27 años que hace dos meses inició una travesía de más de dos mil kilómetros para llegar a la JMJ, con el motivo fundamental de orar por un niño de dos años que esperaba la donación de un corazón para seguir viviendo. “El Señor escuchó mis oraciones y ahora pido que yo y los demás jóvenes que están en Río de Janeiro regresen a sus hogares con nuevos corazones”.
 
Por su parte, un chico de Río de Janeiro, de nombre Allan Farias confesó que después de buscar la felicidad en el alcohol, el sexo desenfrenado, drogas, experimentó el vacío. Aseguró que el encuentro que tuvo con Cristo le ha cambiado la vida; piensa que la JMJ es una posibilidad de ayudar a otros a hacer esta misma experiencia y por eso es voluntario en la Jornada Mundial de la Juventud.
 
Bashar Khoury, sirio de 29 años e ingeniero en informática vino a Río para ayudar a transmitir y “hacer llegar a muchos el mensaje de paz de la Jornad” mediante su colaboración en el trabajo de las redes sociales en su lengua materna árabe. El joven indicó que especialmente en muchos países del medio oriente es importante transmitir la esperanza de la Fe. “Lo que pretendo hacer, como voluntario del equipo de redes sociales, es transmitir al mundo árabe y a todo el mundo”.
 
Un año y medio de salario
 
De China llegó Zhang Hao, de 22 años, quien fue elegido con un grupo de ocho jóvenes más para representar y transmitir el mensaje misionero de fe y paz a los jóvenes de la comunidad católica de su país, que representa el 1,2% de la población.
 
El sacrificio de Crespim Mabuluco Stephen, oriundo de Mozambiqueño y con 24 años de edad, llamó la atención de los asistentes: tuvo que pedir por adelantado el pago de su salario de un año y medio para poder pagar el viaje y la inscripción a la jornada.
 
Por último, la mexicana Elsa Vázquez, mexicana que  participa por cuarta vez en la Jornada, compartió que “gracias a la JMJ encontré mi vocación al matrimonio al conocer al hombre que Dios destinó para mí, mientras los dos trabajábamos para la JMJ de Madrid”.
 
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.