Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 29 noviembre |
San Saturnino
home iconActualidad
line break icon

La Iglesia en EE.UU es más fuerte que en Europa, aunque también corre peligro

Russell Shaw - publicado el 09/07/13

La separación entre Iglesia y Estado, clave la hora de afrontar los retos actuales

En el turno de preguntas después de una ponencia que realicé de presentación de mi nuevo libro, American Church, una mujer me hizo una pregunta muy importante: “Si la Iglesia en Estados Unidos está enfrentando los problemas que usted dice, ¿Por qué está mucho mejor aquí que en Europa?”

Gran pregunta. Mi respuesta –que también daba en el libro- os la doy a continuación:

“Tiene mucho que ver con el principio de Primera Enmienda sobre la separación entre Iglesia y Estado. Sí, lo sé –‘separación’ es un término muy usado por el club de los laicistas cuando quieren expulsar a la religión de la vida pública. Pero en su conjunto ha sido una gran bendición para la Iglesia y la religión en América.

“Por un lado, la separación entre iglesia y estado ha mantenido aparte al gobierno de los temas religiosos, mientras que obliga a los clérigos a no implicarse de manera inapropiada en política. En combinación con la sabia decisión del card. Gibbons a aceptar el emergente movimiento obrero en el s.XIX, la Iglesia se ahorró este tipo de anticlericalismo virulento que se encontró en países como Francia, España e incluso en la ‘católica’ Irlanda en una época no muy lejana”.

Casi siempre, debería haber añadido, el clericalismo provoca el anticlericalismo. El hecho de que hayamos escapado del peor tipo de clericalismo en América significa que también nos hemos ahorrado el peor tipo de anticlericalismo.
Pero a pesar de esto, la situación de la Iglesia católica en América hoy en día está en peligro creciente. “American Church” explica porqué. En resumen la explicación es la siguiente:

Hace casi 40 años, con motivo de la decisión del Tribunal Supremo de legalizar el aborto así como en respuesta a otros sucesos sociales y políticos, publiqué un artículo con el título: “La alienación de los católicos americanos”.

La reflexión que yo hacía era que la cultura laica americana se dirigía a una dirección radicalmente opuesta a la de los valores y creencias católicos (de ahí la sensación creciente de alienación de esta cultura experimentada por católicos como yo).

De lo que yo no era consciente era que millones de hermanos católicos habían participado durante años en esta cultura hostil-aceptando y adoptando su visión del mundo, su sistema de valores, sus patrones de comportamiento- incluso cuando estos se enfrentaban a su fe católica.

Esto se hizo patente de forma muy dolorosa en la cuestión de la moral sexual, que se aplica también al matrimonio y a la familia, muchas cuestiones de justicia social, la pena capital, el aborto y todo el estilo de vida del consumista burgués. Cada vez más, los católicos estábamos cerca de no poder ser distinguidos de otros americanos en cuestiones como estas.

Buscando una explicación de lo que estaba pasando, me detuve ante el proceso de lo que los sociólogos llaman la asimilación cultural –que los católicos habíamos experimentado desde el siglo XIX y creciendo de forma muy rápida, especialmente desde la II Guerra Mundial.
Es muy compleja y fascinante la situación, no muy bien entendida por los mismos católicos, en la que la Iglesia se encuentra ahora. El subtítulo de mi libro lo resume: “El notable ascenso, caída meteórica y el incierto futuro del catolicismo en América”.

Hay una solución pero no es fácil. Requiere la reconstrucción de una fuerte subcultura católica comprometida con el mantenimiento de la identidad religiosa de los católicos, formándolos para la tarea de evangelizar América. ¿Se puede hacer? Quizás ¿Se intenta hacerlo? Todavía no se ha visto.

Recuerda dar gracias por la separación entre iglesia-estado. Las cosas serían mucho peor sin esto.

Tags:
laicismo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.