Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 11 mayo |
San Francisco de Jerónimo
home iconActualidad
line break icon

Emigración: Ahora hay que pensar también en los que se marchan

Alvaro Real - publicado el 01/07/13 - actualizado el 15/07/17

La Iglesia empieza a reactivar la experiencia de las Misiones Católicas en Europa

Según los datos del Institución Nacional de Estadística, 476.748 personas salieron de España con destino al extranjero, la mayor cifra de emigración desde que comenzó la crisis en el año 2008 y un 16,5 % más que en el año 2011.

¿Ha dejado España de ser un país de llegada de inmigrantes para convertirse en un país de emigrantes en busca de un futuro mejor?

Aleteia habla con el director del secretario de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española, que explica cómo se está produciendo un cambio en la actividad pastoral: “Ya pasaron los fuertes tiempos donde la Iglesia trabajaba fundamentalmente en la acogida de una inmigración que llegó, rápidamente, muy plural …”, explica José Luis Pinilla “y ahora se está trabajando con los que se quedan que son muchos ( cerca de 6 millones)   con otra óptica que es la de la integracion social y la comunión eclesial”.

“Cuando la “tarta del bienestar” se achica, los pobres– y muchos emigrantes lo son- , pagan el pato cuando estos son precisamente los preferidos de Dios: Fui extranjero y me hospedaste “, explica Pinilla, que muestra que desde la Iglesia se empieza a pensar en el trabajo realizado con las Misiones Católicas de habla hispana en los años 60.

– ¿La crisis económica está cambiando los movimientos migratorios?

Por supuesto. Los Papas, el Sínodo de los obispos, la Iglesia española ya hablan de una nueva sociedad sobrevenida,  donde la movilidad humana es una de sus características, “un fenómeno que marca época”.  Y una de las razones para la movilidad migratoria son las crisis económicas, lo mismo que las causas provenientes de falta de futuro, o violencia latente y real , o hambre en los países de origen de las migraciones. O incluso aquella “sana” movilidad no forzada que busca “ampliar fronteras vitales”.

En España, la crisis ha promovido también una salida significativa de españoles aunque muchos de ellos son españoles nacionalizados, es decir aquellos que llegaron aquí como emigrantes y adquirieron o bien la nacionalidad o bien el permiso de residencia y la posibilidad de “circular” por Europa.

La Iglesia española no se cansa de repetir que el inmigrante no es causa sino víctima de la crisis.

– Los datos del Instituto Nacional de Estadística muestran que España ya no es un país de inmigración, sino más bien de emigración. ¿Se percibe desde la Iglesia este cambio de tendencia?

Por supuesto y en ello  está trabajando. Ya pasaron los fuertes tiempos donde la Iglesia trabajaba fundamentalmente en la acogida de una inmigración que llegó, rápidamente, muy plural … que aunque nos encontró sin apenas estructuras de acogida hizo un incalculable esfuerzo en la hospitalidad (en la Iglesia no se pedían papeles”). Y ahora se está trabajando con los que se quedan que son muchos (cerca de 6 millones)  con otra óptica que es la de la integracion social y la comunión eclesial. Y para ello la Iglesia está continuamente ofreciendo espacios, tiempos y personas de tal manera que la integración sea bidireccional recogiendo la cultura entregada y la recibida así como compartir la fe y la solidaridad experimentada desde vivencias culturales muy diversas.

Y por supuesto trabaja en el acompañamiento de los españoles que salen a quienes se ofrece sobre todo en Europa la acogida de las Misiones Catolicas de habla hispana que en los años 60 se crearon para los españoles emigrantes de esos años. Ahora el español que sale no busca tanto la puerta de la Iglesia pero sabe que a ella puede llamar y en ella se le atenderá en la medida de sus posibilidades y atendiéndole si no se embarca en la emigración sin conocimiento de causa de lo que le espera

– Se acompaña al inmigrante que llega a España. ¿Hay algún acompañamiento para aquellos jóvenes o familias que tienen que emigrar para buscar trabajo?

Por supuesto y se hace de muchas maneras: desde el punto de vista social, pastoral jurídico etc…

Cada vez hay más acompañamiento en la integración en las estructuras sociales y pastorales de la Iglesia y muchos jóvenes inmigrantes participan de ellas. Hay también un acompañamiento constante que se traduce también en  denuncia y defensa de los derechos que afectan a la dignidad de los emigrantes (internamiento en Cies, recortes sanitarios y sociales etc).

Cuando la “tarta del bienestar” se achica, los pobres– y muchos emigrantes lo son- , pagan el pato cuando estos son precisamente los preferidos de Dios: Fui extranjero y me hospedaste .

La familia que emigra para buscar trabajo nos parece una unidad de compresión de las migraciones imprescindible para facilitar la integracion. Otros instancias ven al emigrante como un número, o de manera individual, mientras que la Iglesia en España se esfuerza ( y ya ha hecho dos Congresos con este tema) por promover la integración a través de la familia.

Queremos aplicar lo que en el acompañamiento de españoles que emigraban hizo la Iglesia por ejemplo en los años 60. Fomentar el asociacionismo familiar, estar muy prestos a que no pierdan la cultura de origen enriquecida con la de llegada,  procurar una buena educación y mucho interés por la formación; eso dio resultado muy bueno y creemos que es una pista importantísima para actualizar. Y en el terreno económico la Iglesia hace lo que puede,  y mucho de lo suyo lo comparte y reparte con generosidad. Sin olvidar el papel del reconocimiento social (hacia dentro de la Iglesia y fuera de ella) de los trabajadores emigrantes que nos llegan: pedíamos trabajadores y nos vinieron… personas  que es distinto.

Tags:
inmigrantes
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
5
FATIMA
Philip Kosloski
Fotos rara vez vistas de los videntes de Fátima, Lucía, Jacinta y...
6
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
7
Obvious
Mamá, me tengo que ir
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.