Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 14 junio |
San Eliseo
home iconActualidad
line break icon

La religión, el tabaco del pueblo: poquita y en casa

Alfa y Omega - publicado el 27/06/13

El magistrado del Tribunal Constitucional español Andrés Ollero advierte que el laicismo empobrece la democracia

El laicismo ya no considera que hay que perseguir a la religión ni cree que sea ya el opio del pueblo, pero sí el tabaco del pueblo, es decir: “fume usted poquito y en su casa”. Lo afirma el magistrado del Tribunal Constitucional español Andrés Ollero en una entrevista recogida por el semanario de la archidiócesis de Madrid Alfa y Omega.

Ollero diferencia una laicidad positiva –la que defiende la Constitución española-, que considera la religión como algo positivo en la vida social, y una laicidad negativa, que separa los poderes públicos y cualquier elemento religioso.

“Sin las aportaciones de las confesiones religiosas, la vida social y la democracia se empobrece”, afirma el magistrado, que recuerda que esta postura la defienden grandes autores de la filosofía política internacional como John Rawls o Jürgen Habermas.

El laicismo, según Ollero, “acaba siendo una confesión religiosa: sólo cuando se considera que lo público es algo sagrado, se entiende que el que haya una capilla en una universidad pública es una profanación”.

El magistrado del Tribunal Constitucional se refiere en la entrevista a “una actitud laicista que obliga a esconder lo religioso, que no considera ya la religión como el opio del pueblo y que haya que perseguirla, pero sí la considera el tabaco del pueblo -fume usted poquito y en su casa-: eso empobrece la vida democrática, sobre todo en un momento -y esto Habermas lo dice muy claramente- en que no sobran razones precisamente en el ámbito público, se razona muy poco”.

“Habermas, por ejemplo –prosigue-, a quien le preocupan los elementos relacionados con la biotecnología, la eugenesia, la bioética para entendernos, está convencido de que, de Wall Street, no van a venir los elementos éticos necesarios, y aunque él es agnóstico, tiene la esperanza de que las religiones aporten razones que permitan solventar problemas tan graves en defensa de la vida humana”.

Tags:
españaestadolaicismoreligión
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
6
MOTHER AND LITTLE DAUGHTER,
Silvia Lucchetti
Él se suicida tras matar a sus hijas: ella vuelve a vivir gracias...
7
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.