Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 20 septiembre |
San Andrés Kim y compañeros mártires
home iconDesde Roma
line break icon

Papa: Nuestra humildad debe ser real, con nombres y apellidos

Aleteia Team - publicado el 14/06/13

Homilía del Papa Francisco hoy en la Domus Santa Marta

El único modo para recibir realmente el don de la salvación de Cristo es reconocer con sinceridad que somos débiles y pecadores, evitando toda forma de autojustificación. El Papa Francisco lo ha afirmado en la homilía de la Misa de esta mañana, celebrada en la capilla de la Casa Santa Marta. Con el Pontífice han celebrado el prefecto y el secretario de la Congregación para el Clero, el cardenal Mauro Piacenza y el arzobispo Celso Morga Iruzubieta –acompañados por sacerdotes y el personal del dicasterio-  además del cardenal Giuseppe Bertello y el obispo de Humahuaca en Argentina, Pedro Olmedo Rivero y mons. Benjamin J. Almoneda, obispo emérito de Daet en Filipinas.

Consciente de ser un débil vaso de barro, aunque custodio de un gran tesoro que se le ha dado de forma gratuita. Este es el seguidor de Cristo ante su Señor. El Papa Francisco comienza desde el punto de reflexión de la Carta en la que Pablo explica a los cristianos de Corinto que, para que esté claro que la “extraordinaria potencia” de la fe es obra de Dios, esta ha sido derramada en hombres pecadores, en vasos de barro”. Y es en esta relación entre “la gracia y la potencia de Jesucristo” y nosotros pobres pecadores, surge, observa el Papa, “el diálogo de la salvación”. Y sin embargo, destaca, este diálogo debe huir de cualquier “autojustificación”, “debe ser como nosotros somos”.

“Pablo ha hablado muchas veces –es como un estribillo, ¿no?- de sus pecados. ‘Pero yo os digo: yo que he sido un perseguidor de la Iglesia, he perseguido…’ Vuelve siempre a la memoria de su pecado. Se siente pecador. Pero en ese momento no dice: ‘Fui, pero ahora soy santo’, no. Incluso ahora tengo una espina de Satanás clavada en la carne. Nos hacer ver su propia debilidad. El propio pecado. Es un pecador que acoge a Jesucristo. Dialoga con Jesucristo”.

La clave, indica el Papa, es por tanto la humildad. Pablo mismo lo demuestra. Él reconoce públicamente, dice el Papa Francisco, “su currículum de servicio”, es decir, todo lo que ha realizado como Apóstol enviado por Jesús. Pero no por esto esconde o se esconde de lo que el Pontífice define como su “manual”, es decir sus pecados.

“Este es el modelo de la humildad de nosotros los sacerdotes. Si nos vanagloriamos solo de nuestro currículum y nada más, nos equivocaremos. No podemos anunciar a Jesucristo Salvador porque en el fondo no lo escuchamos. Debemos ser humildes, pero con una humildad real con nombre y apellido: ‘Yo soy pecador por esto, por esto, por esto’. Como hace Pablo: ‘He perseguido a la Iglesia’, como hace él, con pecados concretos. No pecadores con la humildad que parece ser más una imagen, ¿no? No, la humildad fuerte”.

“La humildad del sacerdote, la humildad del cristiano es concreta”, asegura el Papa Francisco, porque, si el cristiano no es capaz de “hacerse a sí mismo y a la Iglesia esta confesión, algo no funciona”. No hacer esto es no entender la belleza de la salvación que nos trae Jesús”.

“Hermanos, nosotros tenemos un tesoro: Jesucristo Salvador. La cruz de Jesucristo, este tesoro del que nos vanagloriamos. Pero lo tenemos en vasos de barro. Vanagloriémonos de nuestro manual, de nuestros pecados. Y así el diálogo es cristiano y católico: concreto, porque la salvación de Jesucristo es concreta. Jesucristo no nos ha salvado con una idea, con un programa intelectual, no. Nos ha salvado con la carne, con la concreción de la carne. Se ha abajado, se ha hecho hombre, hecho carne hasta el final. Pero sólo se puede entender, solo se puede recibir en vasos de barro”.

También la Samaritana que encuentra Jesús y después de haber hablado con Él, cuenta a sus vecinos primero su pecado y después lo que ha sucedido en ese encuentro. El Señor se comporta de modo análogo con Pablo. “Creo –observa el Papa- que esta mujer está en el Cielo, seguro”, porque, como dice el Manzoni, “’nunca ha sucedido que el Señor haya comenzado un milagro sin terminarlo bien’ y este milagro que Él comenzó seguramente lo terminó bien en el Cielo”. A ella, concluye el Papa, pidámosle “que nos ayude a der vasos de barro para poder llevar y entender el misterio glorioso de Jesucristo”.

Tags:
papa francisco

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
3
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
4
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
5
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
6
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.