Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 17 abril |
San Roberto de Molesmes
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: «o se sirve al Señor o se sirve al espíritu del mundo. Nada de macedonias»

Aleteia Team - publicado el 10/06/13

Homilía del Papa Francisco hoy en la Domus Santa Marta

La verdadera libertad nace de la apertura del corazón al Señor: es lo que ha afirmado el Papa Francisco en la Misa de esta mañana en la Casa Santa Marta. El Papa ha afirmado que la salvación es vivir en la consolación del Espíritu Santo, no en la consolación del Espíritu del mundo. En la Misa, concelebrada por el cardenal Stanislaw Rylko, por mons. Josef Clemens y por mons. George Valiamattam, arzobispo de Tellicherry – ha participado un grupo de sacerdotes y colaboradores del Consejo Pontificio para los Laicos.

¿Qué es la consolación para un cristiano? El Papa Francisco ha comenzado su homilía observando que San Pablo, al comienzo de la 2ª Carta a los Corintios, utiliza muchas veces la palabra consuelo. El Apóstol de los Gentiles, añadió, “habla a los cristianos jóvenes en la fe”, personas que “han comenzado a seguir a Jesús desde hace poco”, e insiste mucho sobre esto, incluso en que “no eran todos perseguidos”. Eran personas normales “que habían encontrado a Jesús”. Esto, ha afirmado, “es un cambio de vida tan grande que era necesaria la fuerza especial de Dios” y esta fuerza es el consuelo. El consuelo, ha dicho de nuevo, “es la presencia de Dios en nuestro corazón”. Pero, ha advertido, para que el Señor “esté en nuestro corazón, es necesario abrirle la puerta”, es necesaria “nuestra conversión”.

“La salvación es esto: vivir en la consolación del Espíritu Santo, no en la del Espíritu del mundo. No, esta no es salvación, esto es el pecado. La salvación es ir adelante y abrir el corazón para que venga este consuelo del Espíritu Santo, que es la salvación. Pero ¿no se puede negociar un poco de allí y un poco de aquí? Hacer un poco de macedonia, digamos ¿no? Un poco de Espíritu Santo, un poco del espíritu del mundo… ¡No! Una cosa o la otra”.

El Señor, ha proseguido, lo dice claramente: “No se puede servir a dos señores: o se sirve al Señor o se sirve al espíritu del mundo”. No se pueden “mezclar”. Entonces, cuando estamos abiertos al Espíritu del Señor, podemos entender “la nueva ley que el Señor nos da”: las Bienaventuranzas, de las que nos habla el Evangelio de hoy. Estas bienaventuranzas, añadió, “solo se entienden si uno ha abierto el corazón, se entienden desde el consuelo del Espíritu Santo”, “no se pueden entender solo con la inteligencia humana”.

“Son los nuevos mandamientos. Pero si nosotros no tenemos el corazón abierto al Espíritu Santo, parecerán una tontería. ‘Mira que ser pobres, mansos, misericordiosos no parece una cosa que nos lleve al éxito’. Si no tenemos el corazón abierto y si no hemos gustado el consuelo del Espíritu Santo, que es la salvación, no se entiende esto. Esta es la ley por la que aquellos fueron salvados y abrieron su corazón a la salvación. Esta es la ley de los libres, con la libertad del Espíritu Santo”.

Uno, ha dicho el Papa Francisco, “puede regular su vida, organizarla sobre una lista de mandamientos o procedimientos”, un conjunto “meramente humano”. Pero esto, al final, “no nos lleva a la salvación”, solo el corazón abierto nos lleva a la salvación. También ha recordado que muchos estaban interesados en “examinar” la “nueva doctrina para después discutir con Jesús”. Y esto sucedía porque “tenían el corazón cerrado en sus cosas”, “cosas que Dios quería cambiar”. ¿Por qué, se pregunta el Papa, hay personas que tienen el corazón “cerrado a la salvación”? Porque, responde, “tenemos miedo de la salvación. La necesitamos pero tenemos miedo de ella”, porque cuando viene el Señor “para salvarnos, debemos darlo todo. Y ¡manda Él! De esto tenemos miedo”, porque “queremos mandar nosotros”. Añadió que, para entender “estos nuevos mandamientos”, necesitamos la libertad que “nace del Espíritu Santo, que nos salva, nos consuela” y “nos da la vida”.

“Podemos pedir hoy al Señor la gracia de seguirlo, pero con esta libertad. Porque si nosotros queremos seguirlo solo con nuestra libertad humana, al final nos convertiremos en hipócritas como los fariseos y saduceos, aquellos que peleaban con Jesús. La hipocresía es esto: no dejar que el Espíritu cambie el corazón con su salvación. La libertad del Espíritu, que nos da el Espíritu, también es una especie de esclavitud, una ‘esclavitud’ al Señor que nos hace libres, es otra libertad. Sin embargo, nuestra libertad solo es una esclavitud, pero no al Señor, sino al Espíritu del mundo. Pidamos la gracia de abrir nuestro corazón al consuelo del Espíritu Santo, para que este consuelo, que es la salvación, nos haga entender bien estos mandamientos. ¡Así sea!”.

© Radio Vaticano

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
2
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
3
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
4
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
5
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
6
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.