Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 26 febrero |
Santa Paula Montal
home iconEspiritualidad
line break icon

Dedicar la vida a Dios es el acto más razonable que puede hacer el hombre

© Fred DE NOYELLE / GODONG

Monje durante el rezo de las Horas

Alvaro Real - publicado el 24/05/13

El monasterio es una central de comunicaciones, silenciosas pero muy operativas

Este domingo se celebra la “Jornada Pro Orantibus”, una jornada dedicada al conocimiento y la oración por todos aquellos religiosos y religiosas dedicados a la vida consagrada contemplativa. Aleteia ha querido conversar con Fray Anselmo Álvarez, abad de la abadía benedictina de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, uno de los monasterios más conocidos de España y Europa.

“Dios es lo único necesario”, afirma Fray Anselmo, “dedicarle íntegramente la existencia, como hacen los contemplativos, viene a ser el acto más razonable, que ellos practican en su nombre y en el de todos los hombres”.

El día a día en la abadía esta centrado en la oración y el trabajo y en los últimos años ha crecido la inquietud de los jóvenes por este tipo de vida: “Nunca será ésta, tal vez, una vocación mayoritaria, pero la extrema pobreza humana de los tiempos empieza a suscitar no pocas preguntas e inquietudes”, explica el Abad del Valle de los Caídos

La vocación específicamente contemplativa, ¿es actual y necesaria en la Iglesia y en el mundo?

Puede considerarse la actividad más decisiva, para la Iglesia y para el mundo. De hecho, Dios es lo único necesario, puesto que de Él dimana todo lo demás, en todos los órdenes: la vida y cuanto la hace humana. Dedicarle íntegramente la existencia, como hacen los contemplativos, viene a ser el acto más razonable, que ellos practican en su nombre y en el de todos los hombres. Entonces ellos ponen en acción algo vital: la presencia de Dios entre los hombres; la presencia del hombre ante Dios.

Llama la atención a los jóvenes la vida contemplativa de clausura. ¿Cómo van las vocaciones? ¿Está en crisis o hay un florecimiento?

Hay, en un número creciente de jóvenes, un despertar subterráneo de la curiosidad y del interés por esta realidad que ha sobrevivido al rechazo masivo de lo sagrado. Intuyen que en esa forma de vida se esconde algo relacionado con lo esencial de la existencia humana, con la profundidad del ser, con la verdad de sí mismo, y con la posibilidad de empezar a asimilarlo y realizarlo. Nunca será ésta, tal vez, una vocación mayoritaria, pero la extrema pobreza humana de los tiempos empieza a suscitar no pocas preguntas e inquietudes. Muchas de ellas se responden en los monasterios. Pero el recorrido será todavía largo hasta alcanzar las cotas del pasado en cuanto a número de vocaciones.

¿Cómo es el día a día en un monasterio benedictino?

Se resuelve en una alternancia de oración y trabajo. Oración que eleva a Dios los sentimientos de alabanza, adoración, acción de gracias y súplica que brotan del interior de cada monje, pero en la que éste presenta también la voz, o los silencios, las necesidades y preguntas de todos los demás corazones. Una oración, sobre todo en la lectio divina, que indaga también en el conocimiento de Dios con el objeto de penetrar en su misterio. Porque ese descubrimiento es la puerta de todos los demás que están ante nosotros: sólo quien conoce a Dios conoce toda la realidad que ha salido de sus manos.

También el trabajo es oración: la plegaria de las manos y del esfuerzo corporal y mental. Un trabajo muy variado, que no busca el lucro, sino la actividad que ocupa fructuosamente el tiempo y desarrolla las facultades y talentos personales de cada monje. Es el ora et labora, que se ha revelado como una de los hallazgos más fecundos de la cultura humana, y que se ha expansionado en multitud de actividades en el campo del pensamiento, del arte o del servicio a la sociedad y a la civilización.

En el mundo de las comunicaciones y del ruido. El dedicarse al silencio y a la oración, impresiona. ¿Por qué este tipo de vida?

La vida del monje es una actividad de comunicación, no de ruido, que se identifica con la misma acción contemplativa, propia de todos los hombres. El monasterio es una central de comunicaciones, silenciosas pero muy operativas, entre la tierra y el cielo, entre el hombre y Dios, muchas veces entre el monje y los hombres cuando entran en diálogo en la tranquilidad del espacio monástico, acogidos a su hospitalidad. El silencio de los monjes les permite escuchar y pronunciar las palabras más eficaces que a todos nos interesa oír, aunque tantas veces las evitamos para no trastornar nuestro sistema.

¿Tienen muchas peticiones de oración? ¿Es consciente la sociedad y sobre todo los católicos, de la fuerza de la oración?

 Sí. Son muchas las personas que solicitan el que oremos por ellos o por otras que saben necesitadas. Y son bastantes más las que dicen creer que la oración de los contemplativos es uno de los soportes que sostienen nuestra sociedad. Pero en esa actividad les pueden acompañar todos los demás creyentes que mantienen  abiertos sus intercambios con Dios.

Tags:
vida consagrada
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
2
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
3
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
4
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
5
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
6
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.