Aleteia

JMJ Río 2013: Un “Manifiesto para la salvaguarda de la Creación”

© DR
Jóvenes en Rio
Comparte

Una buena ocasión para difundir buenas ideas y prácticas… un año después de la cumbre de RIO+20

 
¡El lanzamiento de un “Manifiesto para la salvaguarda de la Creación”! Esto es lo que prevén, entre otras actividades prioritarias, los organizadores de la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Rio, del 23 al 26 del próximo mes de julio.

La iniciativa la anunciaron el pasado 4 de abril sus promotores: la Fundación Juan Pablo II para los jóvenes, el Consejo Pontificio para los Laicos y el ministerio italiano de medio ambiente.

El manifiesto se lanzará al final de un acontecimiento previsto el 24 de julio, transmitido por streaming al mundo entero, sobre los desafíos que hay que afrontar para salvaguardar la creación y favorecer un desarrollo sostenible, en torno a lo cual se invitará a expresarse a científicos, teólogos, expertos de Naciones Unidas y de los ministerios de medio ambiente italiano y brasileño, así como a representantes de Iglesias locales y de movimientos ecologistas.

En esta ocasión, los jóvenes que estén presentes en el evento recibirán una camiseta decorada con un holograma y se unirán a los testimonios de los participantes llegados al encuentro y a los contenidos del manifiesto.

“Las Jornadas Mundiales de la Juventud, con sus centenares de millares de jóvenes, son una gran oportunidad para difundir buenas ideas y prácticas”, comentó Radio Vaticano al informar sobre las propuestas de los impulsores de la iniciativa anunciadas en una rueda de prensa el pasado 4 de abril.

Un año después de la cumbre mundial RÍO+20 de la ONU sobre el desarrollo sostenible, el ministro italiano de medio ambiente, Corrado Clini, destacó que la JMJ es una oportunidad de “evaluar en el terreno las conclusiones de esta conferencia” que, a pesar de los resultados considerados “inferiores a las responsabilidades y las expectativas”, se cerró, el 21 de junio de 2012, con la adopción por consenso del texto titulado “El futuro que queremos”.

“Hay que hacerlo de manera que los jóvenes estén en condiciones de poder hacerse cargo de los compromisos que todos los países del mundo tomaron en Río en junio de 2012 –aseguró el ministro- y que los apliquen”. Y deseó que se haga todo lo posible para preparar a estos jóvenes a “salvaguardar la creación”.

El cuidado del medio ambiente será puesto a prueba en Río cuando centenares de miles de jóvenes lleguen a la ciudad brasileña en julio, destacó Radio Vaticano. Pero el presidente de la Fundación Juan Pablo II, Marcello Bedeschi, lo tiene todo previsto: explica que habrá “estructuras no invasivas” que tras la JMJ “los suelos quedarán como estaban antes del acontecimiento” y que “el consumo de energía será el más bajo posible”.
 
Un año después de la cumber de Río, la Jornada Mundial de la Juventud es el primer gran acontecimiento mundial, y este manifiesto debe poder extenderse más allá de estos pocos días de julio. Según el ministro italiano de medio ambiente, el principio según el cual “todos deben comprometerse juntos por el bien de la humanidad” debe perdurar en el tiempo y acabar entrando en las costumbres.

Y más allá, añadió, la Iglesia tiene capacidades de “contagio” que le permiten desempeñar una función importante en todo el mundo, y en este proceso, los recientes llamamientos del Papa Francisco a “salvaguardar la creación” sólo pueden animar a los espíritus a ir en esa dirección.

“Seamos custodios de la creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianos del otro, del medio ambiente; no dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo nuestro”, pidió a “todos los hombres y mujeres de buena voluntad”, pero en especial “a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político o social”, en la misa inaugural de su pontificado, el pasado 19 de marzo.

“Luchar contra la pobreza, sea material o espiritual; edificar la paz y construir puentes: (···). Un camino difícil si no aprendemos cada vez más a amar nuestra Tierra”, destacó al cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede el pasado 22 de marzo. Una tierra, un entorno, añadió, que “demasiado a menudo no utilizamos para el bien, sino que lo explotamos con avidez en detrimento de los otros”.

Los jóvenes son muy sensibles a la salvaguarda del entorno. Bedeschi está convencido de ello, pero los llamamientos del Papa Francisco a favor de la salvaguarda de la Creación no hacen más de reforzar esta sensibilidad y sus ánimos les ayudarán a no perder de vista los retos y a actuar.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.