Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 22 abril |
San Sotero y san Cayo
home iconDesde Roma
line break icon

Contra la incredulidad, oración, pide el Papa

© Alessia Giuliani

Papa Francisco en la vigilia de Pentecostés con los movimientos en 2013

Aleteia Team - publicado el 20/05/13 - actualizado el 04/03/17

Este lunes, Francisco pidió una oración valiente, que lucha para llegar al milagro, no por cortesía

Una oración valiente, humilde y fuerte realiza milagros, aseguró el Papa este lunes por la mañana en la Misa celebrada en Santa Marta con algunos trabajadores de Radio Vaticano, acompañados por el director de la emisora el padre Federico Lombardi.

La liturgia del día presenta el pasaje del Evangelio en el que los discípulos no consiguen curar a un niño; debe intervenir Jesús mismo, que se lamenta de la incredulidad de los presentes; al padre del niño que le pide ayuda le responde que “todo es posible para el que cree”.

El Papa Francisco observó que, a menudo, incluso los que quieren mucho a Jesús no se arriesgan demasiado en su fe y no se confían completamente a Él. “Pero ¿porqué esta incredulidad? -dijo-. Creo que es el mismo corazón que no se abre, el corazón cerrado, el corazón que quiere tener todo bajo control”.

Es un corazón, por tanto, “que no se abre” y que “no deja a Jesús el control de las cosas” –explicó el Papa- y cuando los discípulos le preguntaron por qué no habían podido curar al joven, el Señor respondió: “Esta especie de demonio no se puede expulsar de ninguna manera si no es con la oración”.

“Todos nosotros –destacó Francisco- tenemos un poco de incredulidad, dentro”: es necesaria “una oración fuerte, y esta oración humilde y fuerte hace que Jesús pueda hacer el milagro". "La oración para pedir un milagro, para pedir una acción extraordinaria –prosiguió- debe ser una oración comprometida que comprometa a todos”.

Refiriéndose a esto, el Papa recordó un episodio sucedido en Argentina: una niña de 7 años enfermó y los médicos le daban pocas horas de vida. El padre, un electricista, “hombre de fe”, “se volvió un poco loco –relató el Pontífice-. Y en esta locura, cogió un autobús para ir al Santuario mariano de Luján, a unos 70 km de distancia".

“Llegó a las nueve de la noche, cuando estaba todo cerrado -relató-. Y comenzó a rezarle a la Virgen, con las manos en la cancela de hierro. Y rezaba y rezaba, y lloraba y rezaba… y así permaneció toda la noche. Pero este hombre luchaba: luchaba contra Dios, luchaba contra Dios para conseguir la curación de su niña. Después, a las seis de la mañana volvió a la parada, cogió el autobús y llegó a casa, al hospital a las nueve, más o menos. Encontró a su mujer llorando. Y pensó lo peor. ‘¿Qué pasa? ¡No lo entiendo, no lo entiendo! ¿Qué ha pasado?’, ‘Que han venido los doctores y me han dicho que la fiebre se ha ido, que respira bien, ¡que no tiene nada! La dejarán dos días más, pero que no entienden qué ha pasado’. Esto sucede hoy en día, ¿eh?, ¡los milagros existen!”.

Pero es necesario rezar con el corazón, concluyó el Papa. “Una oración valiente, que lucha para llegar al milagro; no las oraciones por cortesía: ‘Rezaré por ti: digo un Padrenuestro, un Avemaría y me olvido. No: una oración valiente como la de Abraham que luchaba con el Señor para salvar la ciudad, como la de Moisés, que rezaba con las manos en alto y se cansaba, rezando al Señor; como la de tantas personas, de tanta gente que tiene fe y con la fe reza, reza".

"La oración hace milagros ¡debemos creerlo! Creo que hoy podríamos rezar una oración y decirle al Señor todo el día: ‘Creo, Señor, ayuda a mi incredulidad… y cuando nos pidan que recemos por la gente que sufre en las guerras, los refugiados, todos estos dramas que hay ahora, rezad, ¡pero con el corazón’: ‘¡Hazlo!’, pero decidle: ‘¡Creo, Señor. Ayuda a mi incredulidad que viene también en mi oración -añadió-. Hagamos esto, hoy”.

Tags:
oracionpapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
5
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.