Aleteia

Las camisetas de fútbol del Papa Francisco

© OSSERVATORE ROMANO / AFP
El Papa recibiendo la camiseta firmada por Leo Messi
Comparte

San Lorenzo de Almagro, Messi, la selección española y el Inter de Milán

Es algo habitual que a los Pontífices se le hagan llegar todo tipo de obsequios. Lo que ya no es tan habitual es que en tan poco tiempo le hagan llegar cuatro camisetas de equipos de fútbol.
 
Nada más conocerse que Jorge Maria Bergoglio se convertía en el Papa Francisco, comenzaba una “locura” por conocer sus gustos y aficiones; por conocer más de sus inquietudes y al ser argentino, como no… conocer su predilección y pasión por el deporte rey: el futbol.
 
“El Papa es un cuervo”, fue la primera noticia que recorrió el mundo futbolístico. Con este cariñoso apelativo se daba a conocer la predilección del Cardenal Bergoglio, ahora Papa Francisco, por el equipo de fútbol de San Lorenzo de Almagro.
 
“Estamos orgullosos de tener un socio y un hincha como el Papa Francisco”, afirmaba Matías Lammens, presidente del San Lorenzo de Almagro, tras asistir a la audiencia pública en el Vaticano, en la que regaló al Pontífice una camiseta del equipo.
 
Un hecho, que además, el Papa Francisco quiso remarcar al saludar al equipo de sus amores y afirmar: “esto es importante”, con una amplia sonrisa.
 
Al final de la audiencia, Su Santidad charlaría unos minutos con los responsables del club y además de la camiseta, recibiría un libro con la historia del club y una estola, copia a la que usaba el salesiano fundador del club: Lorenzo Bartolomé Martin Massa. Ya antes de ser elegidio Papa se hizo socio del club en 2008 y acudió al club para bendecir la capilla y celebrar la Eucaristía.
 
Papa Francisco y Leo Messi
 
Son las dos figuras más importantes en la Argentina y gracias a un español, el sacerdote Miguel Delgado Galindo, se encuentran unidos por una camiseta con el número 10 del FCB Barcelona.
 
“Para su Santidad con mucho cariño. Firmado: Leo Messi”, se lee escrito de su puño y letra en la camiseta para Francisco, que le regaló el sacerdote español y que, según explicó a AciPrensa, ha dejado al Papa “admirado y sorprendido”.
 
Miguel Delgado Galindo explica en una entrevista cómo el periodista Arturo San Agustín, amigo del presidente del Barcelona Sandro Rosell, le hizo llegar tres camisetas firmadas por el futbolista argentino: una para Mons. Galindo, otra para el presidente de su dicasterio, el cardenal Stanislaw Rylko, y otra por supuesto, para su compatriota, Francisco.
 
Se puso en contacto con  Mons. Alfred Xuereb -secretario del Papa Francisco en estos primeros meses de pontificado-, y de manera inesperada, recibió una invitación para la audiencia pública del Papa con los fieles del 17 de abril: “Al finalizar la audiencia saludé al Papa, le entregué un Rosario, y después desplegué la camiseta. El Papa leyó la dedicatoria y el nombre de Messi, también el número 10 –el que viste en el Barcelona-, y se quedó admirado y sorprendido”.
 
Papa Franciso y “la roja” española
 
Llamativo fue también el regalo que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy realizó al Pontífice en su primera visita: una “remera” de la selección española firmada por todos los integrantes de “la roja”.
 
La camiseta, que fue entregada junto con un facsímil del libro 'De aetatibus mundi imagenes', del 1500, obra de Francisco de Holanda, hecha para el rey Felipe II, despertó el sentido del humor del Pontífice que destacó que de haber sabido que le regalaría esa camiseta, él le hubiera correspondido con otra del San Lorenzo de Almagro.
 
El Papa Francisco no sería el único que recibió una camiseta firmada de España, porque Rajoy llevaba otra en la maleta, la que le entregó al cardenal Tarsicio Bertone, secretario de Estado del Vaticano e hincha de la Juventus, e impulsor de la Clericus Cup, el torneo de fútbol de curas que, como la Champions, celebrará su partido final en mayo.
 
Papa Francisco y el Inter de Milán
 
El emblemático jugador católico, defensa de la selección argentina y capitán del Inter de Milán (Italia), Javier "Pupi" Zanetti, también le regaló al Pontífice su camiseta del equipo italiano y conversaron sobre los proyectos de ayuda en los que participa el deportista.
 
Javier Zanetti nació en Buenos Aires al igual que el Papa Francisco y tras su reunión le entregó al Papa un brazalete de capitán con las banderas de Italia y Argentina, el Vaticano y sus iniciales junto a las del Papa Francisco. Un libro del Inter Campus, con una dedicatoria del presidente del club italiano, Massimo Moratti, una tarjeta de su fundación y un banderín con el escudo del Santo Padre, completan el listado de regalos del club interista al Pontífice.
 
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.