Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
Santos Mártires de Alejandría
home iconEspiritualidad
line break icon

Francisco: Cuando no dejamos trabajar al Espíritu, comienzan las divisiones en la Iglesia

DR

El Papa Francisco

Radio Vaticano - publicado el 02/05/13

Pide que los cristianos no caigan en la tentación de convertirse "en puritanos"

La Iglesia es una comunidad del “sí” porque nace del amor de Cristo. Es lo que ha dicho el Papa Francisco esta mañana en la Misa celebrada en la Capilla de la Casa Santa Marta. El Papa ha destacado que cuando los cristianos no dejan trabajar al Espíritu Santo entonces comienzan las divisiones en la Iglesia. En la misa, concelebrada con el cardenal Albert Malcolm Ranjith Patabendige, han participado un grupo de trabajadores de los Museos Vaticanos.

El Papa Francisco se detuvo en los primeros pasos de la Iglesia que, después de Pentecostés salió para ir “a las periferias de la fe” a anunciar el Evangelio. El Papa observó que el Espíritu Santo hace dos cosas: “primero empuja” y crea también “los problemas” para luego llegar “a la armonía de la Iglesia”. En Jerusalén, por tanto, entre los primeros discípulos, “había muchas opiniones” sobre la acogida de los paganos en la Iglesia. Había quien decía “no” a un acuerdo, y quien, sin embargo, estaba abierto: “Había una Iglesia del ‘No, no se puede; no, no se debe, sí se debe, sí se debe’, es una Iglesia del ‘Sí, pero… pensemos en ello, abrámonos, es el Espíritu el que abre la puerta’. El Espíritu Santo debe hacer su trabajo: crear la armonía de estas posiciones, la armonía de la Iglesia, entre ellos en Jerusalén y entre ellos y los paganos. Es un bello trabajo el que hace el Espíritu Santo en la historia. Y cuando nosotros no le dejamos trabajar, comienzan las divisiones en la Iglesia, las sectas, todas estas cosas… porque estamos cerrados a la verdad del Espíritu Santo”.

¿Cuál es la palabra clave en esta disputa en los orígenes de la Iglesia? El Papa Francisco recordó las palabras inspiradas de Santiago, del obispo de Jerusalén, que destaca que no se debe imponer a los discípulos un yugo que los mismos padres no son capaces de llevar: “Cuando el servicio del Señor se convierte en un yugo tan pesado, las puertas de las comunidades cristianas se cierran: nadie quiere venir al Señor. Nosotros, sin embargo, creemos que por la gracia del Señor Jesús estamos salvados. Primero esta alegría del carisma de anunciar la gracia, después veremos que hacemos. Esta palabra, yugo, me viene al corazón, me viene a la mente”.

El Papa ha explicado qué significa hoy llevar un yugo en la Iglesia. Jesús, recuerda, pide a todos nosotros que permanezcamos en su amor. Es precisamente de este amor de donde nace la observancia de sus mandamientos. Esta, afirmó, es “la comunidad cristiana del sí" que permanece en el amor de Cristo y dice a veces “no”, porque “existe este sí”.

Y es este amor, afirmó de nuevo el Papa, el que “nos lleva a la fidelidad al Señor”… “porque amo al Señor no hago esto” o esto otro: “Es una comunidad del ‘sí’ y los ‘no’ son consecuencia de este ‘sí’. Pidamos al Señor que este Espíritu Santo nos asista siempre para convertirse en una comunidad de amor, de amor a Jesús que nos ha amado tanto. Comunidades de este ‘sí’. Y desde este ‘sí’ cumplir los mandamientos. Comunidades de puertas abiertas. Y que nos defienda de la tentación de convertirnos en puritanos, en el sentido etimológico de la palabra, de buscar una pureza para-evangélica, una comunidad del ‘no’. Porque Jesús nos pide primero el amor, el amor por Él y también permanecer en Su amor”. Y entonces, concluye el Papa, “cuando una comunidad cristiana vive en el amor, confiesa sus pecados, adora al Señor, perdona las ofensas”. Y, entonces “tiene caridad con los demás y manifiesta el amor y así, “siente la obligación de fidelidad al Señor cumpliendo los mandamientos”.

© Radio Vaticano

Tags:
iglesia catolicapapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.