Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 07 marzo |
Santas Perpetua y Felicidad
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: no es posible encontrar a Jesús fuera de la Iglesia

© Alberto PIZZOLI / AFP

El Papa Francisco hace un gesto simpático a los fieles

Aleteia Team - publicado el 23/04/13

Bergoglio celebró su santo con los cardenales

Con ocasión de la Memoria de San Jorge, en el día de su santo, el Papa Francisco ha celebrado esta mañana, en la Capilla Paulina del Vaticano, una Misa con los cardenales residentes en Roma. En su homilía el Pontífice ha agradecido a los purpurados que hubiesen venido a concelebrar con él: “Gracias –ha dicho- porque me siento muy bien acogido por vosotros. Gracias. Me siento bien con vosotros”.

Comentando las lecturas del día ha destacado “que justo en el momento en el que se desata la persecución, también comienza la obra misionera de la Iglesia” y los cristianos difunden el Evangelio hasta Fenicia, Chipre y Antioquía. “Tenían este fervor apostólico dentro, y la fe ¡se difundió así!”. El Evangelio se anunció también a los griegos, es decir a los paganos: “Es un paso más llevado a cabo por iniciativa del Espíritu Santo”

Y el Espíritu Santo –ha dicho el Papa- empujaba cada vez más en esta dirección de apertura del anuncio del Evangelio a todos. “Pero en Jerusalén, cuando alguno ha escuchado esto, ha comenzado a sentirse un poco nervioso y han enviado a Bernabé en ‘visita apostólica’; quizás con sentido del humor podríamos decir que este fue el inicio teológico de la doctrina de la Fe: esta visita apostólica de Bernabé. Este vio que todas las cosas iban bien. Y la Iglesia es más Madre ahora, Madre de más hijos, de muchos hijos . Se convierte en Madre, Madre, Madre cada vez de más hijos. Madre que nos da la fe, Madre que nos da la identidad. Pero la identidad cristiana –ha proseguido- no es una tarjeta de identidad: la identidad cristiana en la pertenencia a la Iglesia, porque todos estos pertenecían a la Iglesia, a la Iglesia Madre.

Porque, encontrar a Jesús fuera de la Iglesia –destacó- no es posible. El gran Pablo VI decía: ‘Es una dicotomía absurda querer vivir con Jesús sin la Iglesia, seguir a Jesús fuera de la Iglesia, amar a Jesús sin la Iglesia’. Y esta Iglesia Madre que nos da Jesús, nos da la identidad que no es solo un sello: es una pertenencia”. El Papa explicó después que la “identidad significa pertenencia” y que es bella “esta pertenencia a la Iglesia”.

También observó que la alegría de Bernabé cuando vio que un gran número de personas creían y se convertían al Señor: “es la alegría del evangelizador. Es, como decía Pablo VI, “la dulce y consoladora alegría de evangelizar”. Y esta alegría comienza con una persecución, con una tristeza grande y termina con la alegría”. Y así –añadió- la Iglesia va hacia delante “entre las persecuciones del mundo y el consuelo del Señor. Así es la vida de la Iglesia. Si queremos andar un poco en el camino de la mundanidad, negociando con el mundo” –afirmó- “nunca tendremos el consuelo del Señor. Y si nosotros buscamos solo el consuelo, será un consuelo superficial, no el del Señor sino un consuelo humano. La Iglesia siempre va detrás de la Cruz y de la Resurrección, entre la persecución y el consuelo del Señor. Este es el camino: quien va por este camino no se equivoca”.

El Papa reflexionó también sobre la obra misionera de la Iglesia: los primeros cristianos –destacó- “tuvieron el coraje de anunciar a Jesús a los griegos, cosa escándalosa para aquel tiempo”. “Pensemos en esta Madre Iglesia que crece –prosiguió- crece con nuevos hijos a los que da la identidad de la fe, porque no se puede creer en Jesús sin la Iglesia. Lo dice el mismo Jesús en el Evangelio: ‘¡Vosotros no creéis porque no formáis parte de mis ovejas!’ Si no somos ‘ovejas de Jesús’ la fe no llega. Es una fe al agua de rosas, una fe sin sustancia. Pensemos en el consuelo que sintió Bernabé, que es “la dulce y consoladora alegría de evangelizar”. El Papa Francisco concluyó la homilía de esta manera: “pidamos al Señor esta parresía, este fervor apostólico que nos haga seguir adelante, como hermanos, todos nosotros: ¡hacia delante! Hacia delante, llevando el nombre de Jesús en el seno de la Santa Madre Iglesia y, como decía San Ignacio, ‘jerárquica y católica’. Así sea”

Antes, en su discurso de saludo al Papa, el cardenal decano Angelo Sodano, había felicitado al Pontífice de parte de todos los cardenales : “Padre Santo, en esta festividad los hermanos cardenales presentes en Roma han deseado reunirse en torno a usted que lleva el bello nombre de este Santo, para agradecer juntos al Padre que está en los cielos por los dones que hasta ahora le ha concedido y para implorar, para el futuro, gracias abundantes para su ministerio petrino. Con este espíritu de comunión fraterna –prosiguió- los cardenales aquí presentes le desean mucho bien en este día de su santo y piden para usted y para ellos mismos el don de la fortaleza cristiana, que el Espíritu Santo da a los mártires de todas las épocas.

En realidad –destacó el cardenal Sodano- “Fue el don de la fortaleza, el que el Espíritu Santo infundió en el corazón del joven oficial del ejército romano, el que lo llevó a afrontar todas las dificultades al abandonar su vida militar, haciéndose discípulo de Cristo y dando sus bienes a los pobres. Dejando la coraza de militar, San Jorge, se vistió con la coraza de la fe y de la caridad como la exhortación dirigida por el Apóstol Pablo a los cristianos de Tesalónica, para que se revistieran “con la coraza de la fe y del amor”, cubriéndose “con el casco de la esperanza y de la salvación”(1Tes 5,8).

Con usted, Padre Santo –prosiguió- imploramos también el don de la fortaleza cristiana para los que todavía hoy sufren por la fe, como en los tiempos de San Jorge. En realidad, hace solo pocos días fue usted el que nos recordó que no ha terminado el tiempo de los mártires. Con estos propósitos, nosotros hoy nos reunimos en torno a usted y con las palabras de la Colecta diremos: “Oh Señor, por intercesión de San Jorge sostiene nuestra debilidad y haz resplandecer en nosotros tu potencia”.

Texto proveniente de la página http://it.radiovaticana.va/news/2013/04/23/il_papa_nella_cappella_paolina:_assurdo_voler_vivere_con_ges%C3%B9_senz/it1-685549
© Radio Vaticano

Tags:
iglesia catolicapapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
THE PROFESSOR AND THE MADMAN
José Ángel Barrueco
Una película sobre el poder de las palabras y la importancia del ...
5
Redacción de Aleteia
¡Cuidado, estos santos cobrarán vida ante tus ojos!
6
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
7
JARAMILLO
Lucía Chamat
Obispo amenazado de muerte: “La verdadera muerte es quedarse call...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.